Algunas veces debemos realizar una corrección de problemas físicos por malas posturas. Ya que el asunto es que por malos hábitos adoptamos posturas incorrectas al sentarnos. O inclusive al acostarnos, lo que trae como consecuencia deformaciones en el cuerpo en determinado momento.

En estos casos es necesario recurrir a algunos ejercicios para corregir estas deformaciones. O si el caso es muy severo es menester la adaptación de aparatos u otras herramientas. Tales como: Fajas, bandas tensoras, separadores y otros instrumentos que deben ser adaptados por especialistas.

Cuando una persona padece de un problema físico ocasionado por el mal hábito de las malas posturas. Lo primero que deberá hacer es acudir a un fisioterapeuta para que le diagnostique el motivo de su deformación. Y así mismo le adapte un instrumento correctivo en pro de solucionar el problema.

Cuando existe una deformación física, hay que corregirla en la brevedad posible, antes de que ésta ocasione daños irreversibles. O por lo menos dolores y malestares que se desprenden a consecuencia de las mismas.

Las personas deben estar siempre muy pendientes, sobre todo con los niños que son en estos casos mucho más vulnerables. Bien sea por desconocimiento o por tendencias adquiridas desde su temprana edad, sus huesos son muy moldeables y por tanto fáciles de deformar.

Hay que corregir a los niños cuando se sientan con la espalda curvada en forma de joroba. Y esto es  muy dañino ya que se acostumbrarán a permanecer todo el tiempo en esta posición incorrecta. Las personas deben acostumbrarse a sentarse erguidos desde pequeños y de igual manera permanecer en esta forma erguida al caminar para evitar la corrección de problemas físicos por malas posturas.

Consecuencias de una mala postura

Las malas posturas traen consecuencias desde muy leves, hasta muy graves. Por tal motivo los correctivos no deben hacerse esperar para evitar males mayores. Como pueden ser dolores o deformaciones que nos puedan afear la figura. Tales como: Jorobas, cojeras y otras de considerable relevancia.

Según los especialistas en fisioterapia, cuando comienzan los dolores de espalda, es porque el mal ya ha alcanzado mucha trascendencia. Convirtiéndose en un problema de mayor envergadura que amerita tratamiento y correctivos con carácter de urgencia.

Una vez que se presenta el dolor de espalda, es un signo evidente de que ha habido malas posturas por mucho tiempo atrás. En este punto ya el mal  ha tomado cuerpo y se ha instalado casi de forma irreversible. Sencillamente porque pueden hacer su aparición dolores en la cervical y deformaciones en la columna vertebral.

En los centros especialistas en kinesiología, atienden la corrección de problemas físicos por malas posturas. Y por ende se encuentran limitados para realizar algunos trabajos donde tengan que permanecer sentados por mucho tiempo. O también permanecer en posiciones rígidas como frente a una computadora.

La lumbalgia es otro de los padecimientos más comunes, pero no dejan de acudir personas con tortícolis y otras dolencias ocasionadas por malas posturas y malos hábitos desde la niñez e inclusive de carácter genético.

En el caso de los dolores lumbares, éstos suelen comenzar a nivel de la cintura y si no se toman los correctivos necesarios a tiempo, pueden invadir las caderas y llegar hasta las piernas y los pies. Por otra parte los dolores cervicales comienzan a nivel de cuello y pueden reflejarse hasta los dedos de las manos.

¿Cómo se pueden prevenir las malas posturas y sus consecuencias?

Para comenzar les diremos que una de las maneras de prevenir las deformaciones en el cuerpo a consecuencia de las malas posturas, es en los diferentes lugares de trabajo, mediante charlas impartidas por profesionales especializados en la materia.

Por otra parte, existe una gran variedad de actividades físicas que pueden contribuir activamente en corregir las malas posturas. Podemos mencionar entre estas, la natación que es considerada el deporte más completo ya que moviliza prácticamente toda la osamenta y el aparato muscular del cuerpo humano. Además la natación es un deporte poco invasivo y de bajo impacto, el cual no implica mayores riesgos.

Una de las formas más prácticas es utilizar la prevención desde que los niños nacen, evitando que estos adquieran el hábito de sentarse desgarbados o esgonzados. Los padres debemos estar muy pendientes de las posturas que adoptan nuestros hijos desde muy temprana edad, inclusive cuando duermen.

En las charlas preventivas, se alerta a las personas de cómo pueden resultar afectadas varias zonas del cuerpo humano. Entre estas zonas podemos mencionar la espalda, el cuello, el trapecio, la zona lumbar y los hombros.

Es importante que las personas estén además muy conscientes del mal que puede acarrear una mala postura.  Sobre todo de lo difícil que es corregir los daños colaterales que estas deformaciones pueden traer en cuento a las molestias de dolor. Así como incomodidades que pueden incapacitar a las personas de realizar ciertos movimientos. Ocasionando que ameriten la corrección de problemas físicos por malas posturas.

¿En qué consiste la higiene postural en la malas posturas?

Cuando se habla de higiene postural, se está hablando de un conjunto de normas que se deben observar cabalmente para evitar deformaciones en el cuerpo humano. Entre estas normas está por supuesto los consejos de los especialista en la materia que tratan de inculcarle a las personas buenas costumbres y evitar los malos hábitos en cuanto a posturas se refiere.

Bien sea en movimiento o en estado de quietud, las personas deben mantener posturas correctas para evitar malformaciones. Así como deformaciones adquiridas por malos hábitos en cuanto a la manera de sentarse, de caminar, de correr o de descansar.

La parte más vulnerable del organismo en cuanto no se guardan las posturas adecuadas, es la columna vertebral. Esto es suficiente para comenzar a padecer de fuertes dolores en la base del cerebro y en la nuca. También en los hombros, la espalda la cintura y así sucesivamente hasta llegar a los pies.

La norma principal de la higiene postural, es aprender a mantener el cuerpo siempre erguido sea cual sea la actividad o inactividad que se está observando durante las veinticuatro horas del día. Otra de las maneras de evitar los dolores musculares, es evitando caídas o cualquier tipo de presión o de contusiones.

Por otra parte, se deben también evitar prendas de vestir muy ajustadas tales como fajas para sacar cintura. O medias, zapatos, prendas de ropa interior con ligas muy ajustadas o cualquier tipo de ropa que no permita la libre circulación de la sangre en su recorrido por el cuerpo humano.

Las fajas para obligar a mantener buenas posturas, sí que son recomendables, porque hacen que la persona se mantenga todo el tiempo con una postura adecuada.

Las sillas ergonómicas son la mejor herramienta para mantener una buena postura

Las sillas ergonómicas son la mejor herramienta para mantener una buena postura

Las sillas ergonómicas son la mejor herramienta para evitar una mala postura en el trabajo

Claro, las sillas ergonómicas son la mejor herramienta para mantener siempre una buena postura. De hecho es obligación de las empresas dotar sus lugares de trabajo con mobiliario adecuado para sus trabajadores.

Las personas que trabajan todo un día frente a un computador o realizando trabajos manuales. Como pueden ser cosiendo, armando, dibujando o cortando y tantos otros, deben hacerlo de la manera más cómoda y recomendable, comenzando por el lugar donde se sientan. Y así evitar más adelante la corrección de problemas físicos por malas posturas.

En casi todos los países del mundo, el gobierno se encarga de vigilar muy de cerca a las empresas, puesto que es más barato evitar los daños por consecuencias de malas posturas que tener que aliviarlos. Algunas veces los daños pueden resultar irreversibles e incluso llegar hasta las peores consecuencias.