Todas las personas se preocupan por mantener su salud y su apariencia personal en las mejores condiciones. Por tal motivo hoy vamos a asesorarnos en cuanto a un buen tratamiento para la piel de manos y pies. La edad, se deduce al ver las manos de las personas. Por lo menos en el dorso de éstas siempre se ven algunas pecas o manchas que evidencian una edad avanzada. Además esta piel al igual que la de la cara y la del cuello, es muy sensible.

Debemos recordar que tanto el exceso de frío como el exceso de calor afectan la piel. Es por esto se deben tomar las precauciones del caso para cada temporada. Además las callosidades se deben tratar con especial esmero, sobre todo en los pies donde el tipo de calzado lleva buena parte de la responsabilidad.

Lo que es la parte del talón, es una de las partes más sensibles en los pies, puesto que se exponen al roce del calzado. También a la arena o tierra en el caso de que las personas acostumbren el uso de sandalias con mucha frecuencia. Por otra parte las manos también son propensas a callos cuando las personas se exponen a algunos tipos de trabajos rudos.

Debemos dispensarle un cuidado especial a nuestros pies y manos en todo momento. Para que de ese modo la piel luzca siempre limpia y tersa, sin arrugas ni manchas que la afeen. Es por esto que vamos a darles algunos consejos especiales para buen tratamiento para la piel de manos y pies.

Uso de calcetines y guantes para el tratamiento para la piel de manos y pies

Para comenzar un buen tratamiento para la piel de manos y pies el uso de guantes para proteger las manos y calcetines para proteger los pies es una de los aspectos que no se deben dejar de lado. Así se podrá proteger las manos y los pies del roce directo con los zapatos o de algunos instrumentos que se utilicen para trabajar.

También el tipo de calzado es determinante. Es importante que las personas tengan en cuenta que algunos zapatos pueden favorecer la aparición de callosidades. Tanto para salir a caminar como para trabajar, es importante que las personas seleccionen calidad y confort.

Hidratación y lubricación para mantener la piel de manos y pies sanos

Es preciso que las personas se preocupen de mantener siempre la piel muy hidratada para evitar la resequedad. Así como también el resquebrajamiento constante en la zona de los talones. Además en el caso de las manos también es preciso mantenerlas siempre bien hidratadas para evitar que se endurezca la piel.

Baños de agua caliente para el tratamiento para la piel de manos y pies

Remojar los pies en un cubo con agua caliente y algunas sales, facilita que las partes duras se ablanden. Así se puedan extraer las callosidades con mayor facilidad. Este proceso debemos llevarlo a cabo al menos una vez por semana para tener un tratamiento para la piel de manos y pies. Y una vez que ya se hayan remojado los pies al menos por unos treinta minutos. Entonces con una lija metálica se procede a hacer un raspado de las superficies duras.

Este proceso además de ser recomendable para sacar las partes ásperas, también es muy reconfortarle y ayuda con el cansancio.

Exfoliación para el tratamiento para la piel de manos y pies

El proceso de exfoliación es uno de los métodos más utilizados para un tratamiento para la piel de manos y pies. Ya que se usa para combatir las asperezas y darle suavidad y buen aspecto a la piel de los pies. Que como siempre es la zona más afectada debido al maltrato natural del trajín de la vida diaria.

Para exfoliar existen varias sustancias arenosas como la grava y también varios instrumentos. Tales como: Limas, lijas, la piedra pómez y algunos otros más sofisticados e inclusive eléctricos. De todas maneras es necesario que les alertemos con esto de las exfoliaciones para que tengan cuidado de no exagerar en el procedimiento y no exponerse a quedar en carne viva.

Termoterapia a base de parafina

La termoterapia a base de parafina es otra de las alternativas cuando del cuidado de la piel de los pies y las manos se habla. Mediante este tratamiento para la piel de manos y pies se logra humectar la piel de manera natural y muy efectiva.

Debemos recordar las propiedades de ésta sustancia, la cual contribuye en gran manera a hidratar la piel y conservarla siempre joven y regenerada. Se puede decir que la parafina acelera la buena alimentación del tejido epitelial y contribuye grandemente a la absorción de nutrientes para que la piel luzca lozana.

La parafina contiene carotenos y esto es uno de los factores que activan la función de los radicales libres en beneficio del mantenimiento de la piel. En realidad este tratamiento es fundamental para los tipos de piel resecas y de personas mayores.

Se puede asegurar que las personas que traten sus pies y sus manos con termoterapia a base de parafina. Podrán contar con una piel bien presentable y rejuvenecida, es lo que se conoce como manos de seda.

Como sabemos la parafina es un derivado del petróleo, y últimamente se ha utilizado mucho en la fabricación de cosméticos y de cremas hidratantes. La parafina se procesa a partir de la destilación del carbón.

Además la parafina contribuye a que la piel pueda absorber con facilidad el uso de otros productos protectores. Los cuales también se puedan utilizar tales como jabones o cremas a base de coco.

Hay que resaltar además que la parafina tiene propiedades analgésicas, y se recomienda en la aplicación de masajes para aliviar el cansancio.

¿Cuáles son los principales enemigos de la piel de las manos y los pies?

  • Podemos decir que uno de los principales enemigos de la piel, es la exposición a los rayos solares. El sol aunque a su vez es portador de vitamina E, si se recibe de forma inadecuada e indiscriminada de manera directa, puede causar graves daños a la piel. Incluyendo el hecho de desarrollar un cáncer de piel.
  • Los productos químicos, generalmente las personas que trabajan con detergentes muy fuertes e incluso en el trabajo cotidiano de la casa, el lavado de la ropa, la vajilla y los pisos y baños, se exponen a marchitar la delicada piel de sus manos si no toman las medidas pertinentes para evitarlo.
  • La exposición a temperaturas muy bajas, las personas que viven en países con las cuatro estaciones del año y que se tienen que exponer a esos crudos inviernos. Deben proteger sus manos con guantes especiales para no tostar la piel tan delicada de las manos.
  • El calor excesivo, también deja sus huellas en la piel si no se protegen debidamente.
Pasos para un tratamiento a base de parafina para las manos y los pies

Pasos para un tratamiento a base de parafina para las manos y los pies

Pasos para  un tratamiento a base de parafina para las manos y los pies

Para aplicar un tratamiento a base de parafina, debemos seguir los siguientes pasos:

  • Aplicar una crema hidratante y dar el tiempo suficiente para que sea absorbida.
  • Derretir la parafina, sometiéndola a uno 50° de temperatura.
  • Untar las manos y los pies con la sustancia tibia.
  • La sustancia se puede aplicar directamente con un pincel sobre la superficie de la piel. O se puede mezclar con agua y sumergir las manos y los pies durante un tiempo prudencial. Eso permite su penetración en la capa dérmica a través de los poros.
  • Una vez que se retiren las manos y los pies del agua, se deben reposar los miembros al menos por una media hora antes de retirar la película excedente que forma la parafina.
  • Retirar con una toalla limpia y con seguridad se sorprenderá al ver de inmediato los resultados de una piel tersa. Además esto contribuirá en gran medida la circulación sanguínea en esta zona que ha sido tratada. Siendo uno de los mejores tratamiento para la piel de manos y pies.