WeCreativez WhatsApp Support
Estamos aquí para resolver todas tus dudas. ¡Pregúntanos lo que quieras!
¿Cómo podemos ayudarte?

Existe una estrecha relación entre los hábitos saludables, el bienestar y la neurogénesis. Contrariamente a lo que se pensaba décadas atrás, durante la vida adulta se siguen generando neuronas y nuevas conexiones neuronales conocidas como sinapsis. A este proceso se le conoce como neurogénesis.

Sabemos que la dieta influye de manera determinante en la salud y equilibrio de nuestro organismo. Una alimentación sana se traduce en un mejor estado de salud, así como también, en prevención de enfermedades. Los malos hábitos alimenticios, por el contrario, acarrean múltiples enfermedades asociadas.

Sin embargo, la medicina moderna occidental deja a un lado el hecho de que muchas enfermedades atañen a hábitos insalubres. Se olvida la prevención y la noción sistémica bajo la cual todos los organismos están integrados a su entorno en una relación de interdependencia.

¿Qué darle de comer a las neuronas?

La comida rápida, el sedentarismo y el estrés, forman parte de la vida moderna. No obstante, nuestro organismo ha evolucionado poco desde el paleolítico y, por consiguiente, no está adaptado a las condiciones de vida actuales. Así, pues, muchas enfermedades actuales se deben a un descalce entre los requerimientos del sistema orgánico, y la forma de satisfacerlos a través del sistema social y cultural.

Bajo este orden de ideas, algunos especialistas en nutrición han propuesto la dieta evolutiva, también conocida como dieta paleolítica. La observación de las condiciones físicas y los resultados nutricionales realizadas en tribus de cazadores y recolectores, han sido la fundamentación empírica que ha permitido comparar los efectos de la dieta paleolítica con respecto a la dieta moderna en las personas.

Prevención de enfermedades, hábitos y medicina moderna

Paleolítico Homo SapiensPese a carecer de la medicina moderna, las etnias decazadores y recolectoras muestran una baja prevalencia en enfermedades comunes en occidente. Este hecho ha llamado la atención de la atención de la comunidad científica.

La medicina moderna, por otra parte, es una industria cuyas millonarias ventas dependen de generar paleativos a enfermedades, y no de prevenirlas o erradicarlas del todo

 

¿Qué dice la etología al respecto?

Las observaciones etológicas son elocuentes al respecto. Los animales en zoológicos son alimentados con base a su dieta en estado natural. Por consiguiente, la dieta del habitat ecológico -y en general los hábitos presentes en dicho habitad natural-, son relevantes  para garantizar su bienestar, salud y homeostasis. A este respecto,  el ser humano no constituye la excepción.

En síntesis, existe un descalce entre los requerimientos nutricionales y físicos de nuestro cuerpo paleolítico, y los hábitos modernos

La dieta paleolítica ha demostrado ser favorable en los siguientes aspectos.

1. Regula el peso controlando la glucosa en el organismo, misma que se dispara a través de productos tales como bebidas gaseosas y otros productos refinados y empaquetados con conservantes.

2. Previene la diabetes tipo II. Este tipo de diábetes está asociada a hábitos alimenticios insalubres

3. Mejora la salud cardiaca según los indicadores propuestos por la Asociación Americana del Corazón.

4. Contribuye a perder un 49% de la grasa hepática en mujeres menopáusicas y con obesidad. Además, mejora los triglicéridos, la presión arterial y los niveles de insulina en el cuerpo

5. Reduce la acumulación de grasa. Disminuye el riesgo de presentar adenomas colorrectales. Reduce los procesos inflamatorios. 6. Mejora la neurogénesis y el estado emocional.

Los genes interactuan con el entorno

En el hipocampo nacen diariamente alrededor de 700 neuronas. Es en  esta área del cerebro en donde tiene lugar la neurogénesis. El entorno tiene un efecto decisivo en la neurogénesis, hecho que se ha probado con ratones de laboratorio. Los avances en epigenética, son suficientes para vigilar neustros ábitos alimenticios.

¿Qué comidas contribuyen a la neurogénes?

Existen comidas que incrementan la neurogénesis y otras que la empeoran. Así, por ejemplo, la restricción calórica ha demostrado contribuir al proceso de generación de neuronas. Del mismo modo, el ayuno intermitente parece mejorar el bienestar neuronal y la reproducción.

alimentos y neurogénesis

Aismismo, las comidas con ácidos grasos omega tres, la ingesta de flavinoides presentes en alimentos como los arándanos y el chocolate amargo, han demostrado ser esenciales para este proceso del organismo.

Casualmente, todas estas comidas (y la reducción de alimentos altos en calorías) se pueden encontrar en la dieta de sociedades cazadoras y recolectoras. Una razón más para escuchar a nuestros ancestros del paleolítico. Los antioxidantes presentes en frutas , vegetales no sólo mantendrán a tu cuerpo sano, también contribuirán a la neurogénesis.

Pero ¿cómo saben los científicos cómo vivían los seres humanos del paleolítico?

Los científicos basas sus hipótesis en analogías. Al observar el ecosistema y las tecnologías de las que disponen las tribus de cazadores y recolectores, han llegado a la conclusión de que tienen unos hábitos de vida análogos a los de los seres humanos del paleolítico.

No obstante, estos mismos elementos parecen ser el secreto de la dieta mediterránea, siendo una dieta bastante balanceada. Sin embargo, debemos tener siempre presente que los excesos no son buenos. Cualquier dieta debe llevarse con mesura para que genera resultados óptimos y pueda contribuir a nuestro bienestar.

Más sobre una nutrición balanceada, aquí: Nutrición balanceada

¿Qué comidas disminuyen la neurogénesis?

No nos imaginaríamos a un humano del paleolítico  tomando una bebida gaseosa, consumiendo bebidas alcohólicas, o drogándose de forma frecuente (salvo por motivos rituales o mágico-religiosos). Su actividad física regular y su dieta, eran también bajas en grasas tal como la de los cazadores y recolectores de hoy.

 

Alcohol y neurogénesis

Alcohol y neurogénesis

Cabe  acotar que consumir con moderación bebidas alcoholicas y gaseosas, no sólo contribuirá a la neurogénesis, sino a nuestra salud y bienestar general.

Lo crudo y lo cocido: de la evolción de la dieta paleolítica a la neolítca

Investigaciones recientes aseguran que parte de la evolución cerebral del Homo Sapiens, es decir, el humano moderno, se debió en parte a una innovación cultural que data del paleolítico. Así, el uso del fuego para cocinar los alimentos cambio el decurso de la historia del ser humano.

Fuego paleolítico y bienestar

Fuego paleolítioco y bienestar

Si bien es cierto que antes de la aparición del fuego se produjeron cambios importantes que permitieron el desarrollo cerebral en el ser humano (bipedismo, pulgares oponibles y dieta omnívora), el fuego, como avance cultural, daría pie a la configuración final del cerebro humano, la del humano moderno.

Pero si algo tan simple como el uso del fuego posibilitó la evolución humana, no debería extrañarnos que cosas simples como una dieta alta en calorías y grasas saturadas hagan mella en nuestro bienestar.

La irrupción del fuego, no sólo  dio origen a nuestras tradiciones culinarias actuales, también permitió digerir mejor los alimentos y acceder a nuevas fuentes proteicas. Por otro lado, abrio el camino a la revolución neolítica, es decir, a la agricultura y la ganadería.

Más energía y más proteíanas por mensos esfuerzo

La energía extra que se obtuvo de los alimentos cocinados, junto al tiempo ahorrado en buscar alimentos y masticar, se unió a una mayor cohesión social en torno a la preparación de los alimentos. Luego, durante el neolítico, la cocción de los alimentos permitiría el almacenamiento de granos cuya cocción es necesaria para poder ser digeridos. Este evento daría lugar a la expansión demográfica y a la complejización social.

Los humanos del paleolítico comían crudo todo lo blando y cocinaban lo duro. hacían esto para facilitar su digestión y poder acceder a una mayor variedad de nutrientes. La cocción de los alimentos  dejaría una profunda huella en nuestro desarrollo cerebral.

¿Qué hábitos aparte de los nutricionales antes mencionados contribuyen a la neurogénesis?

Los hábitos que más contribuyen a la neurogénesis, lejso de lo que pueda pensarse, no son aquellos vinculados a las actividades intelectuales en la vida moderna. Si bien estos juegan un papel importante en el dearrollo de la nteligencia cristalizada y la construcción de nuevas sinapsis neuronales, los hábitos que contribuyen mayormente a la neurogénesis  ya estaban presentes en el paleolítico.

El sexo y la actividad física frecuente ocupan un lugar privilegiado cuando se trata de incrementar la neurogénesis. Son actividades que mejorarn el bienestar y la salud general. Estas actividades, por su parte, se han visto afectadas con los modos de vida de las sociedades postindustriales. Asimismo, el estrés crónico y el insomnio, disminuyen la neurogénesis a la vez que envejecen al organismo.

La meditación, por otra parte, ha demostrado ser un método eficiente para estimular la neorogénesis.

A este respecto, quizás te interesa el siguiente artículo:

https://alzentro.com/ciencia-y-meditacion/

¿Que hay sobre los programas de nutrición evolutiva, la salud y el bienestar?

Los programas de nutrición evolutiva son una método bastante recomendable para incorporar hábitos alimenticios saludables. De la mano de profesionales en el área, podemos incorporar algunos hábitos sencillos para vivir mejor.

Click aquí para leer algo más sobre nutrición evolutiva

Aunque los programas de nutrición evolutiva no sustituyen las indicaciones del diestista-nutricionista, si aporta determinados lineamientos orientativos sobre los requerimientos básicos del organismo.

Más que una terapia sustitutiva de tratamientos médicos, nos invita a incorporar hábitos saludables. Dichos hábitos  nos permitirán prevenir enfermedades y llevar una vida más saludable y plena, a la vez que incrementamos nuestro bienestar.

¿QUIERES GRATIS UNA MEDITACIÓN GUIADA?

Escribe aquí tu email para que puedas escuchar el audio de una estupenda meditación guiada. ¡Escúchala con auriculares!

You have Successfully Subscribed!