La nutrición evolutiva se basa en múltiples estudios científicos que demuestran que nuestro ADN (contiene las “instrucciones” para que nuestro organismo funcione adecuadamente) apenas ha variado desde nuestros ancestros en el paleolítico. No se trata de volvernos cazadores-recolectores, si no de alimentarnos de manera más acorde a nuestra fisiología humana para ganar salud y bienestar.

Este es un programa personalizado de asesoramiento alimentario siguiendo las pautas de la nutrición evolutiva, donde te acompaño durante el cambio de hábitos con planificación de menús personalizados que incluyen sus recetas y que te va a venir muy bien si te encuentras en alguna de estas situaciones:

  • Te falta energía, estás siempre cansada y esto te afecta física, anímica y emocionalmente.
  • Te sientes estresada y eso influye en tu alimentación.
  • Quieres perder peso y estás harta de menús restrictivos, que además de ser un enorme sacrificio no te dan los resultados prometidos y tienen efecto rebote.
  • Tienes digestiones pesadas, con gases, estreñimiento, hinchazón abdominal, etc.
  • Hay alimentos que te sientan mal o tienes intolerancias y alergias alimenticias.
  • Quieres mejorar tu alimentación y la de tu familia para prevenir enfermedades.

BENEFICIOS

  • Recuperarás tu vitalidad y gracias a la alimentación y estilo de vida empezarás a sentirte mejor porque entenderás qué alimentos son beneficiosos y perjudiciales para ti.
  • Mejorará tu relación con la comida, distinguiendo entre el hambre real y el emocional.
  • Aprenderás a detectar y cambiar los pensamientos limitantes y lo que te lleva a la resistencia al cambio.
  • Este será un proceso inspirador, lleno de emociones, que te va a servir para toda la vida porque una vez hagas los cambios que necesites no vas a querer volver atrás.

Este programa no sustituye, ni lo pretende, la figura del dietista-nutricionista y sus conocimientos, ni la consulta o diagnóstico de un médico. No debe ser utilizado por menores de edad, si estás embarazada o en período de lactancia.

Tampoco es una terapia para personas con patologías psicológicas y trastornos alimenticios. Si tienes un TCA (Trastorno de Conducta Alimenticia) deberías acudir a un profesional de la salud.