Si estás pensando y quieres conocer el secreto de cómo obtener una relajación completa después de las vacaciones. Entonces sigue leyendo y te daremos algunos tips para desestrezarte del trajín vacacional. Comencemos en primer lugar por acotar que cuando las personas se van de vacaciones piensan que van a olvidarse de toda su rutina anterior y que van con la idea fija de no hacer nada.

Muy lejos está esto de la realidad, pues cuando cortas de raíz con tus quehaceres cotidianos. Entonces dejas un vacío el cual debes llenar con otras obligaciones que si al caso vamos pueden llegar a estresarte tanto o más que la rutina normal.

Entre las cosas que previamente anotaste con la finalidad de hacerlas durante las vacaciones, tales como conocer ciertos lugares emblemáticos en tu lugar de destino. O hacer algunas visitas de cortesía, comprar algunos recuerdos y suvenires para el regreso.

También terminar de leer ese libro que dejaste a medias por falta de tiempo, entre otras. Entonces tenemos conque las vacaciones se te pueden convertir en toda una agenda apretada que no te dejarán tener una relajación completa.

Esto es precisamente lo que no debes permitir que suceda, para no sufrir de lo que se conoce como estrés post vacacional. Por ello, si vas a descansar, pues descansa, levántate cuando ya la cama fastidie, sal a conocer lo que quieras. Y así lo que vayas descubriendo, porque no hay nada mejor que disfrutar de las experiencias no planificadas.

Si llevaste contigo una lista de cosas por hacer durante las vacaciones, no le des mucha importancia. Por eso no te obligues a nada, lo que no hagas ahora, lo harás en las próximas o las saltas. Pero si te impones una rutina, tú mismo estás sobre cargando tus días y terminarás tan estresado como cuando finalizabas un trabajo tedioso en tu oficina.

Planifica tus días vacacionales para obtener una relajación completa

Solo planificando tus días de vacaciones podrás tener una relajación completa sin apuros y sin compromisos ineludibles. Divide el número de días que te encontrarás vacacionando entre el número de cosas que llevas en tu mente hacer. No te sobre cargues y ve tachando lo que ya hiciste cada día, así tu lista se irá acortando.

QUIZÁ TE INTERESE...  Tu piel en invierno, ¡Cuídala!

Cada día tiene su propio afán, y no te devanes los sesos, preguntándote con que tiempo podrás hacer todo lo que tenías pensado hacer en éstas vacaciones. Recuerda que el hombre propone y Dios dispone, claro es un decir, ya sabemos que hay personas no creyentes.

De todas formas lo que te queremos acotar es que las cosas irán fluyendo, no siempre de la forma que las tenías planificadas. A veces resultan mucho mejor de lo que imaginabas y te sorprenderás haciendo cosas que no llevabas en mente y que se convirtieron de repente en una prioridad.

Lo que si te aconsejamos, es que hagas lo que hagas, no te olvides de ejercitar tu cuerpo y tu mente y saques tiempo para consentirte. Un centro de estética para tener una relajación completa, sería ideal para estos días.

Porque las cosas que dejaste atrás en tu casa, como son el cuidado de la mascota, el pago de facturas pendientes, revisar las cámaras de seguridad. También el jardín y las llamadas a los adultos mayores, puedes realizarlo todo en una hora y ya no te ocupes hasta el día siguiente.

Salvo emergencias, debes posponer todos tus compromisos para cuando regreses. Eso sí, allí también debes hacer agenda y organizarte para que al regreso no te caiga una verdadera lluvia de pendientes. Las cuales te arruinen tu buen humor y el sabor de los recuerdos vividos en este verano.

Beneficios de tener una relajación completa después de las vacaciones

Cuando regreses de tus vacaciones debes organizarte tal y como lo hiciste cuando planificaste dejar la casa para disfrutar en grande por algunos días. Debes tomar tu agenda física o virtual y comenzar a anotar todas las cosas que debes poner al día. Por eso aprender técnicas de relajación corporal te ayudarán de ahora en más.

QUIZÁ TE INTERESE...  ¿La meditación es para ti? Descúbrelo.

El tiempo siempre va a alcanzar para todo, el tiempo se hace, solo hay que organizarse y en orden de prioridades se va desenredando la madeja. No dejes que los nervios te dominen para obtener una relajación completa. Haz todo sin prisa, con calma, pero hazlo y verás que entre un descanso corto y otro, tu lista de quehaceres se irá desapareciendo.

Haz una lista de las cosas que son impostergables y de obligación diaria, tales como bañarte, orar si es que lo acostumbras. También llamar a tus padres, sacar la mascota, hacer la compra del día, tu cita médica y cualquier otra. Luego vas a anotar esas cosas que se pudieran postergar para el día siguiente. Y que si no te alcanza el tiempo las vuelves a anotar cada día hasta que logres tacharla.

Entre estas cosas que podrías postergar pudiéramos decir que está recoger la ropa de la lavandería. Tal vez visitar al amigo o familiar enfermo y comprar un adorno. O sencillamente llevar a reparar algún artefacto, chequeo de rutuna del auto, entre otras.

Si tienen una persona que te pueda ayudar para tener una relajación completa, entonces delega funciones. Por ejemplo quizás la mascota la pueda sacar ese adulto mayor, quien te agradecerá que lo tomes en cuenta para algo.

Lo mismo esperar el transporte del chico o recogerlo en la escuela, llevarlo al futbol, o regar las matas. Por supuesto que hay cosas que no pueden hacer por ti, como las citas médicas, esas sí que son prioridades.

Recuerda que cada miembro de la familia tiene la obligación de colaborar y debes organizarte y organizarlos en ese sentido para que todo el peso de las rutinas, no caiga sobre tus espaldas.

¿Cómo combatir el estrés post vacacional?

No conviertas tus vacaciones en un exceso de compromisos que te hagan regresar a casa más cansado que cuando saliste. Por eso al llegar a casa, tómalo con calma, retoma tus obligaciones gradualmente y organízate con todos los miembros de tu familia para que te colaboren.

QUIZÁ TE INTERESE...  Disciplina: la raíz de la felicidad real

Recuerda que del apuro, solo queda el cansancio y que aunque tú seas el parál, o pilar fundamental, todas las otras piezas son muy importantes. Donde a cada una de ellas le puedes enseñar desde muy temprano cuáles son las obligaciones de cada uno y vigila que se cumplan.

Llenar las botellas de agua para el refrigerador, doblar la ropa de la secadora, lavar los platos o botar la basura, son tareas simples pero que quitan tiempo.

Hacer Yoga o ejercicios para combatir el estrés post vacacional

Sí es necesario, oblígate a sacar un tiempo para leer o hacer ejercicios o Yoga. Y por supuesto respeta tus horas de trabajo productivo, establece con horario de oficina aunque estés en casa, pasada la hora estipulada. Así que cierre tu oficina, por muy virtual que sea y dedícate a las demás cosas, solo así podrás planificar tu tiempo.

Por muy lucrativa que sea tu profesión, debes ponerle un horario de trabajo diario, y comienza por respetarlo tú mismo. Y hacerlo respetar por todos tus clientes, tu familia es muy importante y tu salud mental y física es lo primero. Porque si te enfermas se desplomará todo lo demás y no podrás tener una relajación completa.

Si notas que tu estrés es demasiado marcado, debes entonces consultar con un especialista. Apartar una cita para recibir masajes para desestrezarte, o sal un rato y camina al aire libre. El poder de la mente es inmenso y no puedes permitir que tu cuerpo domine tu mente, sino al contrario.

Conclusión             

Solo en tus manos está la solución de tu vida, para eso también existen consejeros expertos o coach, que te pueden brindar ayuda profesional. Por ello no descartes nada, busca soluciones y no te embotes para tener relajación completa.