Como sabemos el Yoga es una disciplina milenaria que se ha venido impartiendo desde tiempos muy remotos. Además que ha contribuido en gran manera para el desarrollo mental y físico de los individuos. Por ello, hoy podrás conocer un aspecto a tomar en cuenta que es la tercera rama del Yoga ASANA” (La postura).

Como toda cultura, sexta, religión o disciplina, el Yoga cuenta con diferentes escalas. Las cuales se van alcanzando según el grado de maduración del practicante en esta área de las ciencias y conocimientos psicoactivos y estimulantes para beneficio propio y de las personas que los rodean. Logrando que de manera indirecta reciben el gran beneficio de cohabitar con seres de alta pureza espiritual.

El Yoga como tal, consta de ocho ramas que la van diferenciando y unificando a la vez en un todo como disciplina. Pero hoy nos vamos dedicar en este artículo a desglosar una de esas ocho ramas para conocerla con mayor profundidad. Conocida como la tercera rama del Yoga ASANA”.

Breve historia del Yoga

La tercera rama del Yoga ASANA” tiene más de 5000 años entre los seres humanos. Dando la batalla como una disciplina que se ajusta a las enseñanzas de posturas que benefician la meditación para alcanzar la liberación del espíritu en las estelas del universo.

A la conexión del cuerpo con la mente se le conoce como estados elevados que permiten alcanzar una especie de Nirvana o elevación del espíritu en la más grande pureza.

Por eso vamos a ver ¿Qué es Asana y qué comprende? Como una de las remas del yoga, sabiendo de antemano que estudia cada una de las posturas que las personas deben tomar durante sus sesiones:

Asana

En la ruta óctuple, Asana es la tercera estación por así decirlo, y su significado tiene que ver con las posturas, de hecho traduce literalmente “asiento”. La palabra Asana, proviene del sánscrito, y se refiere concretamente al asiento o postura que los yoguis adoptan cuando deciden practicar su conocimiento y ponerse a meditar.

Esta postura, permite que las personas se conecten con el cosmos y dejen volar su mente hasta lo más alto. Pudiendo llegar a una especie de éxtasis que facilita colocar la mente en blanco y desconectarse del resto del mundo. Solo así logran poder apreciar lo más sublime de la existencia.

Patanjali un reconocido mentalista yogui, nos instruye sobre las Asanas o posturas del Yoga, ya que no se trata solo de la postura original y más incipiente como lo es la de sentarse con las piernas cruzadas en el suelo y colocar los brazos en arco con los dedos de las manos formando un círculo con el pulgar y el dedo índice.

Por el contrario, el Yoga comprende mucha otras posiciones y cada una de éstas asume una especie de compromiso con el cuerpo. Toda vez que cada una de las diferentes posturas persigue una finalidad concreta y definida. Por eso veamos entonces algunas de éstas posturas de la tercera rama del Yoga ASANA”.

El Diamante

El diamante es una de las posturas del Yoga que más experiencia exige a los yoguis. Puesto que si nos ponemos a detallarla es bastante forzada y solo se puede lograr bajo un conocimiento profundo de ésta práctica y mediante horas de meditación.

Esta postura se dio a conocer en el Gheranda Samhita, se trata de lograr un estado físico y mental para alcanzar los dones del espíritu mediante la meditación y calmar así las angustias del ser humano. Según Patanjali, todas las posturas del Yoga son sencillas y fáciles, pero repetimos, todo es cuestión de adiestramiento y concentración.

Mediante esta postura del Diamante en la tercera rama del Yoga ASANA” se busca concretamente la liberación del sufrimiento. También la aceptación de cualquier cuadro que pueda desplegarse ante nuestra mirada o nuestro entorno por fuerte que sea. Aún la pérdida de seres queridos o la salud socavada de estos o de uno mismo.

Se busca además alcanzar la conciencia pura del espíritu. La purificación del cuerpo a través de estos medios espirituales en la más alta concepción de la vida.

¿Qué se persigue con las posturas del Yoga?

Con las diferentes posturas del Yoga, se persigue concentración mediante la meditación y el logro de los diferentes estados de éxtasis del espíritu para alcanzar paz espiritual y física. También se ponen de manifiesto algunos principios éticos como el de la no violencia bajo ninguna circunstancia ni condición adversa.

El respeto por la vida de los congéneres y su integridad física y mental, respetar y no agredir ni física ni mentalmente es un principio básico de los yoguis que conocen o practican la tercera rama del Yoga ASANA”.

Lograr el dominio de la respiración, es otro de los aspectos que se persiguen mediante las Asanas.  Esto se logra conjuntamente con algunos movimientos que tienen que ver con la columna vertebral y se sincronizan para conjugarse en una sola meta que incluye la relación mente-cuerpo.

Luego se avanza hacia una contra postura para hacer un auto estudio de tu propio cuerpo y cae en el plano físico sin perder el plano espiritual. De esta forma es que se logra la máxima concentración y la conexión con el universo mismo.

La paciencia correspone a los principios éticos que están comprendidos en la práctica del yoga y sus posturas

La paciencia correspone a los principios éticos que están comprendidos en la práctica del yoga y sus posturas

Otros principios éticos que están comprendidos en la práctica del yoga y sus posturas

Entre otros principios no menos importantes al de  la no violencia, están incluidos la compasión, la humildad y la paciencia. En la práctica de todos estos principios se refleje la grandeza de los yoguis y la capacidad que tienen estas personas de destacarse entre los demás con su dominio de los más altos valores que rigen el universo.

Los yoguis no compiten entre sí, ni se comparan unos con otros. Por el contrario, si alguno se siente pobre ante un hermano de disciplina, lo demuestra abiertamente solicitando su ayuda humildemente.

Nadie se siente superior a otro, aquí se complementan unos a otros como lo haría una mano con la otra en caso de que una de las dos se encuentre con algún grado de incapacidad. En el Yoga, es importante escuchar las demandas del organismo y tratar de llevarlo poco a poco a su más alto nivel de resistencia.

Los puntos que son esenciales conocer para la práctica del yoga

  • Primero se busca el equilibrio del cuerpo en combinación con la mente.
  • A pesar de que ha sufrido algunas transformaciones. Aún no se ha perdido su esencia que es la búsqueda de la salud mental y física.
  • Su meta final es la iluminación o mayor concentración donde se experimenta un verdadero cambio emocional y físico.
  • Se busca el dominio total de los sentimientos encaminados siempre hacia lo ético y lo moral, no se apega a egoísmos ni deseos materiales.
  • Se practica la humildad amoldando la conciencia siempre hacia la compasión y la asistencia a los hermanos en general.
  • Los hermanos son todos los que habitan el planeta Tierra incluyendo los que pertenecen al reino animal y vegetal. Donde todos merecen nuestro absoluto reconocimiento y respeto.
  • La unión de nuestro cuerpo con nuestra mente, alcanza la grandeza del espíritu para la ejecución del bien en todo su esplendor. Tanto así, que se vive sin miserias ni cuestionamientos, sin medidas ni condiciones, no hay mejor ni peor. Aquí todos somos iguales ante un creador, como igualmente importante son para nosotros cada uno de los dedos de nuestras manos. Y es por esto que conocer más acerca dela tercera rama del Yoga ASANA” te mantendrá en una mejor vida.