WeCreativez WhatsApp Support
Estamos aquí para resolver todas tus dudas. ¡Pregúntanos lo que quieras!
¿Cómo podemos ayudarte?

Descubre hoy mismo ¿Cuál es la importancia de tener un buen núcleo familiar? Es muy razonable que este se conforme con personas funcionales que contribuyan a que todas las cosas marchen sobre ruedas. Lamentablemente esto no es algo que depende de los seres humanos.

En casi todas las familias se tiene que lidiar con miembros que entorpecen el buen desarrollo de un núcleo familiar. Podemos aclarar que estas personas, no siempre entorpecen la vida cotidiana porque quieren hacerlo. A veces, se trata de individuos con discapacidades, como el hecho de presentar algún tipo de retardo físico o mental.

También puede tratarse de discapacidades motoras producto de alguna enfermedad o de un accidente. O estados seniles de demencia y muchísimas otras condiciones que alteren el perfecto funcionamiento de la vida cotidiana. Es por ello que conocer sobre la importancia de tener un buen núcleo familiar te hará vivir mejor.

Personas que entorpecen un buen núcleo familiar

Conocer la importancia de tener un buen núcleo familiar te beneficiará en muchos aspectos. Porque algunas veces podríamos estar ante la presencia de miembros familiares que muy irresponsablemente entorpecen la armonía con sus actuaciones. Por ello, veamos cuáles son esas personas:

Las personas que tienen vicios que degeneran a sus víctimas al grado extremo de convertirse en una carga muy pesada. No solo porque muchas veces no producen, sino porque ocasionan todo tipo de problemas en el entorno familiar.

Estas personas desequilibran y ponen en peligro la paz, la economía, y la salud de ellos. También la de las personas en su entorno que pueden convertirse en fumadores pasivos por ejemplo. O perturbarlos mentalmente si la conducta de los viciosos rompe la armonía del hogar. Tal es el caso de los drogadictos y los dipsómanos.

Las personas apáticas, flojas e indolentes, que se creen que hay que estarlos manteniendo toda la vida aun sin padecer ningún tipo de discapacidades y gozando ellos de plena salud mental y física.

Los estudiantes eternos, que se dedican toda la vida a estudiar y recorren todas las universidades públicas y privadas sin lograr alcanzar nunca un título para comenzar a producir.

A estas personas les sorprenden los treinta años y más sin aportar un céntimo para contribuir con los gastos de la casa. Mientras que los que sí producen, soportan la carga muchas veces sin chistar, bien sea por amor o por lástima. Pero el caso es que estas personas realmente se convierten en un estorbo para cualquier núcleo familiar funcional.

Los bohemios por ejemplo, pasan la vida soñando con ser artistas, y realmente no lo son. Solo en su mente reciben los aplausos del público y nunca pueden costearse sus propios gastos. Pero sí se los ocasionan a los demás.

Personas que por su condición ameritan de cuidados especiales y pueden sin querer perturbar un buen núcleo familiar

Las personas muy mayores que requieren de atención porque no pueden valerse por sí mismas. En este aspecto muchas veces los familiares no gozan de condiciones económicas boyantes. Que les den la oportunidad de pagar un ancianato o una persona que las atiendan a domicilio.

Las personas que aun siendo jóvenes padecen cualquier tipo de incapacidad bien sea mental o física. Estas personas demandan de cuidados especiales durante todo el día. Aparte, distraen el tiempo que otros miembros de la familia pudieran emplear en producir más ingresos.

Los niños pequeños que también demandan cuidados integrales las veinticuatro horas del día. Ya que no se les debe dejar a solas ni cuando duermen.

Aquellas personas que padecen de algún tipo de desequilibrio mental. Tal como los bipolares, los neurasténicos, los depresivos, los histéricos, los maníacos (personas con TOC). Incluyendo los que sufren de insomnio y dependen de sedantes para conciliar el sueño, los egocentristas y orates en general.

Todas estas personas no conocen aún la importancia de tener un buen núcleo familiar. Y si el caso es médico psiquiátrico pues lo mejor es buscar la manera de internarlo por bien de todos.

¿Es importante colaborar para lograr un buen núcleo familiar?

Si vamos a hablar sobre la importancia de tener un buen núcleo familiar. Debemos comenzar desde la raíz y ver muy bien con qué tipo de persona nos juntamos para formar un hogar. Pues la mayor parte de las personas que desequilibran un núcleo familiar padecen de enfermedades o condiciones que son hereditarias. De manera que antes de disponernos a formar un hogar, debemos averiguar muy bien con quién lo hacemos.

Las enfermedades mentales, la tendencia a ser propensos a los vicios, o de ser perezosos, son generalmente condiciones hereditarias. Hay otro tipo de conductas que se pueden controlar con orientación médica y el suministro de medicamentos.

En cuanto a los flojos y atenidos, mano dura con ellos. A estos hay que meterlos en el ejército para que se enderecen o echarlos a la calle para que se abran camino por sí mismos. Esto es fácil decirlo, pero difícil de hacerlo, si alguno toma la decisión de echarlo, seguro otros se opongan. En este caso los viciosos, los vagos y atenidos terminan enquistándose de tal manera en los productivos que acaban por socavar las bases de una familia.

Por ello, para tener un buen núcleo familiar hay que colaborar en todo momento. Sea con lo que sea. Hay que tomar la iniciativa y no esperar a que te repitan las cosas que sabes es tu obligación. Por ejemplo sacar la basura o cortar el césped por así decirlo. Cuando hablamos de enviarlos al ejército hacer ejercicio por así decirlo, ya que esa profesión es para aquellos que le gusta de verdad. Pero de que acomoda a un vago lo acomoda.

¿Qué se consideraría tener un buen núcleo familiar?

En primer lugar aclaremos que un buen núcleo familiar, es aquel que está debidamente constituido. Donde por supuesto no debe faltar ni la figura materna, ni la figura paterna. Padre, madre e hijos son los miembros principales, y ya sabemos que la familia es la base de la sociedad. Hay otras personas que pueden conformar el núcleo familiar como los abuelos. Y en algunos casos puede haber algunos tíos o primos bajo el mismo techo.

Lo realmente importante en el momento de considerar un grupo familiar. Es que todos y cada uno de estos miembros sean personas productivas en caso de estar en la edad adecuada. De lo contrario, si son estudiantes, que rindan en sus estudios.

También es obvio que estas personas productivas. Se unan todos en colaboración para atender a los niños y a los adultos mayores que conforman el núcleo familiar.

Otro aspecto que se debe tomar en cuenta para que una familia goce de armonía y funcione como debe ser. Es la cooperación en todos los aspectos, todo el que trabaja debe aportar para sufragar los gastos propios y los gastos que son comunes a toda la familia.

Tales como los pagos de servicios domésticos, arriendo o pago de hipotecas. Incluyendo el sustento de los miembros que no pueden aportar como los ancianos y menores de edad. Al igual que todo gasto imprevisto que se presente.

La armonía, la educación, la paciencia, el respeto y el amor, los vamos a analizar por separado porque son aspectos demasiado importantes y de los cuales no nos podemos desvincular en este tema de la importancia de tener un buen núcleo familiar.

La educación es muy importante para tener un buen núcleo familiar

La educación es muy importante para tener un buen núcleo familiar

La educación para tener un buen núcleo familiar

Es importante observar un mínimo de educación en el trato con todos los miembros de la familia. Desde el bebé hasta el tatarabuelo si aún vive, ellos merecen ser tratado con cortesía. A ellos se les deben pedir las cosas con respeto y darles siempre las gracias por su colaboración. Si observan que es imposible, entonces le recomendamos acudir a una terapia de Mindfulness, porque allí aprenderán como llevarse mejor.

La paciencia para tener un buen núcleo familiar

Debemos estar conscientes de que no todo el mundo tiene las mismas aptitudes. Aparte también tienen la capacidad para desenvolverse en todos los ámbitos. Por lo tanto no debemos exigir a nadie, lo que no puede hacer. Pero con seguridad de que sí podrá colaborar siempre con algo importante.

El respeto para tener un buen núcleo familiar

Es importante que tratemos a todos con el debido respeto que se merecen. No por ser viejo o por ser un niño, debemos utilizar palabras soeces o imperativas con alguien. Donde terminan tus derechos, comienzan los de los demás. El que grita, es el que se quiere imponer por la fuerza. Esto mírese como se mire es maltrato verbal, nadie es digno de recibirlo.

El Amor para tener un buen núcleo familiar

Es un sentimiento voluntario que no se puede imponer, pero es preferible ignorar a alguien que herirlo. Si la convivencia con un miembro de la familia nos resulta intolerable, debemos buscar las maneras de apartarnos de esta. Aunque nos veamos obligados a vivir bajo el mismo techo, podemos aislarnos en la medida que nos sea posible. Si en hogar no hay amor sencillamente no existirá la paz jamás.