Vivimos una época dorada para el mundo del running o la bici. Las calles, los parques, los campos, están llenos de aficionados a los deportes del correr y del pedalear.

Quien más y quien menos busca un cierto progreso. Muchos buscan mejorar marcas, muchos buscan estar mejor sin más. Da igual, buscamos mejoras. Investigamos en las redes y revistas especializadas tipos de entrenamiento, la mejor alimentación, las zapatillas que me harán volar sin lesionarme, la ropa más aerodinámica, más transpirable, con los colores más bonitos, lo último en pulsómetros… todo para sentir mejoras.

Todo esto está muy bien pero, ¿y si hemos pasado por alto ciertos detalles? ¿Alguien entrena su respiración? ¿Alguien entrena su postura para evitar lesiones? ¿Alguien piensa en las repercusiones de los impactos de cada zancada? ¿Alguien ha oído hablar del diafragma?

El Diafragma

Es el principal músculo respiratorio. Tiene forma de paracaídas y divide la cavidad torácica de la cavidad abdominal. Se contrae y se relaja como todo músculo pero de este no nos enteramos porque no lo vemos. Mucha gente está orgullosa o quiere mejorar sus bíceps, sus tríceps, sus glúteos, sus abdominales …  pero, ¿quién está orgulloso de su diafragma? ¿conocéis a alguien que quiera mejorar su diafragma? Y sin embargo, no os podéis imaginar lo que este músculo (y otros accesorios de la respiración) pueden hacer por vuestras marcas. Mucho más que las mallas «fosforito» o las zapatillas más «chulis» del mercado.

Y como todo músculo, el diafragma hay que trabajarlo, porque un diafragma ineficiente, significa una respiración ineficiente, y eso no mejora mi marca.

Con el ritmo diario de la sociedad actual, hay mucho estrés. El estrés o los bloqueos del tipo emocional, bloquean el diafragma empeorando nuestra respiración. Entrenarse para mejorar el uso del diafragma mejorará, entre otras cosas, nuestro rendimiento, nos fatigaremos más tarde, nos recuperaremos mejor.

Hipopresivos rendimiento deportivo

Hipopresivos rendimiento deportivo

 

QUIZÁ TE INTERESE...  Yoga y terapias naturales: Verdades y tabúes

¿Y cómo entreno mi diafragma? Hipopresivos: el complemento ideal

Cada vez son más conocidos los abdominales hipopresivos. El nombre puede hacernos creer que son un tipo de entrenamiento para la musculatura abdominal, y en parte es así, pero son mucho más.

Los hipopresivos son una serie de posturas realizadas con una determinada técnica de respiración (apnea espiratoria). Son un excelente ejercicio para relajar y devolverle a nuestro diafragma todo su esplendor.

Originalmente han sido diseñados para tonificar nuestra faja abdominal y el suelo pélvico, pero son mucho más. Sus efectos sobre nuestra respiración son relativamente rápidos. El trabajo para el diafragma es importante, pero igual de importante es el trabajo que se realiza sobre los llamados músculos accesorios de la respiración, los que ayudan y complementan la acción del diafragma (esternocleidomastoideo, escalenos, intercostales y serratos, entre otros).  Cuanto más eficientes sean los músculos implicados en la respiración, más eficiente será esta y mejor su rendimiento.

Además, con los hipopresivos tenemos un plus en lo que a entrenamiento respiratorio se refiere. La forma en que se realizan (apnea espiratoria) hace que se trabaje la hipoxia, es decir, llevo al cuerpo a trabajar con déficit de oxígeno, algo así como si estuviese trabajando en altura, donde el transporte de oxígeno en mi cuerpo se ve comprometido. Todo aficionado al deporte conoce que muchos deportistas de élite entrenan en altura para mejorar la gestión que su cuerpo hace del transporte de oxígeno. Y si lo hacen por algo será.

Con los hipopresivos tengo la oportunidad de trabajar esto ¡¡desde el salón de mi casa!!

Hipopresivos rendimiento deportivo

Hipopresivos rendimiento deportivo

 

QUIZÁ TE INTERESE...  Uso medicinal del Cannabis

Y mucho más para tu rendimiento deportivo…

A parte del entrenamiento respiratorio que suponen los hipopresivos, también mejoramos nuestra postura, ¿y eso en qué me ayuda? La respuesta es sencilla. Una mejor postura hace más eficiente mis movimientos. El trabajo que realizan los músculos es mejor aprovechado y además reducimos el riesgo de lesión, ya que si la postura es mejor las articulaciones sufren menos.

También deberíamos valorar los hipopresivos como factor de prevención de futuros problemas del suelo pélvico, especialmente en la mujer, por el diseño de su pelvis (más dada a prolapsos) pero también para los hombres.

La incontinencia urinaria en atletas, en especial femeninas, puede llegar a ser alta, debido a los continuos impactos que suponen ciertas actividades como los saltos o el simple impacto contra el suelo de cada zancada.

En este sentido, los abdominales hipopresivos son cada vez más utilizados por entrenadores deportivos y fisioterapeutas como herramienta de prevención y rehabilitación de estos “pequeños inconvenientes”.

En resumen, los abdominales hipopresivos son un excelente complemento a las rutinas de entrenamiento deportivo tradicionales, que nos permiten mejorar aspectos respiratorios, posturales, biomecánicos y de prevención. Son muy accesibles al gran público, lo que hará que en el futuro, gracias a sus demostrados resultados, se incluyan cada vez más en nuestras rutinas deportivas.

¿Quieres aprender hipopresivos y mejorar tu marca?

Te invitamos echar un vistazo a estos cursos de hipopresivos en Madrid donde podrás realizar un curso individual  y personalizado o hacerlo en grupo con algún amigo o familiar. Empieza a practicar hipopresivos, mejora tu rendimiento y mejora tus marcas. ¡Es el momento de hacerlo mejor!