¿Qué es el eneagrama?

Crecimiento personal y autoconocimiento son dos elementos que van de la mano. A este respecto, el eneagrama resulta ser una herramienta de gran utilidad.

El eneagrama, es un sistema de tipos de personalidad orientado a la búsqueda del crecimiento personal. El mismo, está conformado por nueve tipos de personalidades básicas. Estas tipologías se asocian a su vez a nueve razgos escenciales del carácter. Cómo las tipologías psicológicas modernas, el eneagrama se basa en analogías sobre rasgos comunes en el carácter de las personas. Por consiguiente, involucra cierto grado de generalización.

No obstante que las investigaciones en antropología hablen de un contexto cultural proclive a determinados tipos de personalidades, el eneagrama, al igual que la psicología actual, establece ciertas variantes de la personalidad independientemente del contexto social. Dicho de otro modo, subraya cierta universalidad en los nueve razgos escenciales que orientan la personalidad.

 

Eneagrama y crecimiento personal

El eneagrama

Para conocer más sobre los los nueve tipos de personalidad, click aquí 

El sincretismo del eneagrama

El eneagrama ha cobrado gran popularidad en la actualidad gracias a su sencillez y accesibilidad para todos aquellos que quieran adentrarse en sus misterios. El eneagrama, invita a la introspección y a la reflexión.

El psiquiatra chileno Claudio Naranjo retoma las teorías de Óscar Ichazo, y busca establecer un paralelismo entre las diferentes teorías de la personalidad y el eneagrama.  De este modo, en su libro Carácter y Neurosis, Naranjo relaciona cada eneatipo con tipologías de distintas tradiciones teóricas sobre la personalidad -ya psicológicas, ya espirituales.

De este modo, Claudio Naranjo establece un sincretismo entre el manual DSM IV de psiquiatría, la teoría de la personalidad de Carl Jung y su ampliación en el modelo Myers-Bring MBTI,  la teoría freudinana de los mecanismos de defensa del yo, los temperamentos hipocráticos  e incluso, la tradición omeopática.

Para Naranjo, estos sistemas no son mutuamente excluyentes, antes bien, son compatibles y se pueden articular para promover el desarrollo personal. Naranjo, se ha esforzado por otorgarle al eneagrama algún sello de cientificidad, vinculándole con la piscología moderna.

¿Cómo funciona el eneagrama?

El eneagrama busca hacer consciente ciertos rasgos de personalidad que -interactuando con factores hereditarios-, se erigen com mecanismos de respuesta ante las condiciones del medio en el que crecemos. De allí que cada vicio (conocido como pecado capital en la tradición del eneagrama) corresponda a un mecanismo de defensa sobre el que orbita y se construye la personalidad.

Crecimiento personal

La premisa fundamental del eneagrama es, pues, que existe un rasgo principal o eje de la personalidad sobre el que se articulan los demás. El eneagrama, señala el camino para la superación de los efectos negativos de estos rasgos en función de alcanzar un mayor grado de equilibro y crecimiento personal.

Relación con los mecanismos de defensa freudianos

Psicoanálisis y eneagramaQuizás sea la teoría de los mecanismos de defensa de Freud, la hipótesis que guarda mayor relación con los saberes del eneagrama. Ambas teorías, reconocen el lugar que ocupa el inconsciente en nuestras acciones, deseos y motivaciones. Asismimo,  ponen en entredicho la racionalidad del ser humano. El crecimiento personal involucra pues, en ambos saberes, un camino complejo hacia el autodescubrimiento.

Por otra parte, la infancia, y las experiencia inmediatas del entorno familiar en el que crecimos, son de gran relevancia tanto para el eneagrama como para el psicoanálisis. Es la étapa en la que internalizamos  patrones de conducta y en la que somos más vulnerables.

Las tres instancias de la psique

En la teoría de Freud, la psique está conformada por tres instancias: el ello, el yo y el super yo. El super yo, tiene que ver con la socialización y la internalización de las normas sociales. El yo, es el espacio del inconsciente, es decir, la instancia que se expresa en deseos e impulsos que son reprimidos por el yo, el cual, es la instancia mediadora entre el Super yo y el ello.

 Para más sobre las teorías de Freud visita: Ello, yo y súper yo 

Freud PsicoterapiaAsí, pues el yo, supone la adaptación del individuo a las normas sociales en aras de satisfacer sus deseos y pulsiones manteniéndose en armonía con su entorno social.

 

El yo es, en otras palabras, un mecanismo de homeostasis o equilibrio psíquico. Para desempeñar tal función desde esta instancia, recurrimos constantemente a mecanismos de defensa. Estos mecanismos de defensa, según destaca Naranjo, encuentran un paralelismo con los eneatipos. Así, pues, a cada eneatipo corresponderá uno o varios mecanismos de defensa

Resulta interesante advertir que dichos mecanismos de defensa dificultan el avance de las terapias de psicoanálisis. Se convierten en resistencias que dificultan la terapia y el crecimiento personal. A este respecto, en tanto que en la psicoterapia es el terapeuta quien debe advertir estas resistencias, en el eneagrama corresponde a cada quien.

Para más sobre los mecanismos de defenta vista

Mecanismos de defensa freudianos

Equilibrio sistémico y el crecimiento personal

La salud, lejos de la noción parcelada de occidente, comporta un equilibrio sistémico entre mente, cuerpo y espíritu. Equilibrar la mente, involucra hacer lo propio con el cuerpo.

Después de todo, los hábitos saludables comienzan por la idea (mente) de mantenernos sanos. Asimismo, un cuerpo sano mantiene a nuestra mente funcionando en un estado optimo. En síntesis, nuestras creencias, prácticas y pensamientos son relevantes para nuestra salud general. Este es un hecho ya  demostrado por la neurosciencia. Por lo tanto, el equilibrio que busca el eneagrama involucra en última instancia al bienestar general.

Razones para meditar según la cienci

El eneagrama no es astrología, es una herramienta de crecimiento personal

Más que descubrir el origen de los efectos negativos de nuestra personalidad para hacer una apología de ellos, el eneagrama busca transformarlos. Bajo esta linea de argumentos, no se trata de etiquetar nuestros defectos para justificarlos, práctica que Naranjo recomienda evitar.

Los tipos de personalidad, en este sistema, son dinámicos. Por tanto, los nueve eneatipos poseen variantes más o menos evolucionadas de cada uno de ellos.  En la terminología del eneagrama, poseen distintos grados de integración y desintegración. Estos niveles denotan el nivel de crecimiento personal y trabajo interior que haya realizado cada persona.

Aunque la tradición del eneagrama se encuentre arraigada en sus albores a la astrología, su forma actual le ha dejado de lado para incorporar y articular los saberes modernos provenientes de la observación de las ciencias del comportamiento.

En cierto modo, las teorías actuales sobre el eneagrama han realizado una arqueología de las tradiciones milenarias sobre la personalidad. De este modo, han reconociendo su valor e incorporándolas a los saberes modernos.

Orígenes e historia del eneagrama

Orígenes del eneagrama

El eneagrama es un saber milenario

El origen del eneagrama es remoto e impreciso. Se cree que la escuela de Pitágora ya conocía el sistema. En efecto,  el símbolo del eneagrama, es uno de los sellos geométricos que utilizaba Pitágoras.

El eneagrama se extendió en oriente con la tradición religiosa Sufí. Luego, llega al catolicismo con los jesuitas y hace lo propio en la iglesia ortodoxa. Desde occidente, se entremezcla con la Cábala en Francia y España.

No obstante, es George Ivanovich Gurdjieff, quien redescubriría el eneagrama com herramienta de crecimiento persona y lo traería al mundo moderno. La tradición de Gurdjieff, viaja desde Armenia a Latinoamérica y es asumida por Óscar Ichazo en la década de los cincuenta del siglo pasado, y más tarde es retomada por Claudio Naranjo en la década de los setenta del siglo XX, quien se hallaba en la Universidad de California investigando sobre psicología gestal.

Se populariza en los ochenta

En la década de los ochenta, se extiende por Norteamérica de la mano de Helen Palmer y Don Richard Hudson. Dándole un uso más comercial, algunas escuelas de negocios como la Standford Business School, Harvard business School y la Universidad de Berckley en California, empezaron a incorporarlo como una guía orientativa y fácil de usar para tipificar personalidades. Sin ocuparse demasiado sobre su rigor científico, fueron adoptadas como saberes útiles y prácticos para los negocios.

Sin embargo, el principal aporte del eneagrama desde hace siglos es el de ser una herramienta para ayudar al autoconocimiento, la reflexión y el crecimiento personal. Un mapa orientativo para conocernos mejor.

Para descubrir tu eneatipo vista test eneagrama