WeCreativez WhatsApp Support
Estamos aquí para resolver todas tus dudas. ¡Pregúntanos lo que quieras!
¿Cómo podemos ayudarte?

Yoga para el corazón

La sabiduría cultivada a través de muchas tradiciones y culturas, desde las más antiguas hasta la creencia popular actual, han asociado al corazón con los sentimientos, la salud emocional y la compasión, y lejos de ser mentira, es una realidad palpable y cada vez más comprobada por la ciencia actual: el fuerte vínculo de este vital órgano, así como lo próximo a él (pulmones, timo y mamas) con el bienestar o malestar afectivo de las personas.

Una visión milenaria

Comenzando con un poco de historia, los antiguos yoguis y sabios de diversas culturas (como los griegos), consideraban al corazón la casa del alma y asimismo la calidad de la respiración se relacionaba íntimamente con la calidad de vida afectiva de las personas. A este órgano se le asocia el elemento aire, y el sentido del tacto. La cultura maya también asocia al corazón con el amor, la lealtad y la capacidad de conectarte con la mente colectiva, siendo el centro de balance entre el cielo (conciencia superior y angelical) y la tierra (conciencia instintiva y material).

 

""
1
Nombre
no-icon
Teléfono
no-icon
Mensaje
0 /
Previous
Next

 

El griego Hipócrates de Cos -considerado el padre de la medicina-, al establecer su famosa teoría de los cuatro humores y temperamentos, definió el humor sanguíneo como el que permite la afectividad, calidez humana y valentía. La poca presencia de este humor en la persona la hacía poco empática y resentida. Además comentaba, que aquellos hombres con pectorales desarrollados y vellosidad abundante a dicho nivel eran aquellos con mayor empatía afectiva y quienes pueden ser mejores proveedores para su familia, no sólo en lo material sino desde lo afectivo.

Lo corrobora la ciencia

Por su parte, la medicina y la psicología actual han corroborado como aquellas personas con desarrollo de enfermedades respiratorias (especialmente el asma) presentan dificultad para expresión de sentimientos, se sienten ‘ahogados’ en ellos y para poder hacerlo primero pasan por algún nudo en la garganta. Mujeres que desarrollan cáncer de mama tienden a presentar un rencor oculto muy fuerte -especialmente hacia su madre-, y falta de reconocimiento de su femineidad o demasiada presión en su papel de madre o proveedora. Caso muy parecido en hombres con problemas del corazón cuando se encargan de producir y proveer demasiado pues se olvidan de ser compasivos consigo mismos en primer lugar. Otro ejemplo son aquellas personas que presentan constantes alergias, la desarrollan como una forma de evitar contacto con el mundo, debido a resentimientos que se mezclan con la soberbia de no admitir lo que sienten. Problemas como la psoriasis y erupciones cutáneas se interpretan como una auto-agresión del cuerpo por no expresar algún dolor importante.

Cultivando la tranquilidad y la compasión a través del yoga

Aquellos que llegan con el pecho poco abierto o con una respiración muy cortada tienen a su vez una afectividad coartada o con grandes dificultades para expresarse. En el yoga se ha habituado recomendar posturas para abrir el pecho y flexibilizar la espalda media como una vía de auto-diagnosticar y sanar dolencias del amor, generalmente sombreado por resentimientos y culpas profundas. Además, los distintos pranayamas (técnicas de respiración) de distintos yogas y la meditación benefician la oxigenación celular, la salud del corazón y la calma de las emociones, tanto en el día a día como para momentos de dificultad y tensión. Otro recurso importante es realizar ejercicios de resistencia en los brazos -frecuentes en el Kundalini yoga– por ser la extensión de la energía del corazón, para permitir que la compasión se exprese completamente. Quienes tienen frecuentes dolores en los brazos y hombros no pueden expresar la compasión de manera suficientemente profunda pues hay agresividad y estrés acumulados en esa zona

Todos estas relaciones emoción-enfermedad suelen ser difíciles de encontrar por uno mismo y se necesita una asistencia como ayuda para ver y sentir las causas con claridad, pues el daño físico aparece luego de mucho tiempo durante el cual la emoción se mantuvo sin ser reconocida. Sin embargo, siempre el primer paso empieza en cada quien, cuando empieza a vivir el momento presente, manteniendo una vida y ritmo  cada vez más saludable, al obedecer a la intuición para poder mantenerse sinceros con cada corazón y manifestar el amor que como humanos nos corresponde.

Viviendo para ser felices, viviendo en yoga.

 

""
1
¡Escríbenos e infórmate!
Nombre
no-icon
Teléfono
no-icon
Mensaje
0 /
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right