La repercusión en tu entorno de lo que haces es holística, empezando por tus hijos y familiares.

Diversas ramas de la psicología tradicional, así como visiones holísticas y espirituales, afirman sobre la existencia de huellas que dejamos en la vida de otros, no sólo con conductas puntuales sino a través de muchas maneras de las cuáles no somos completamente conscientes, y con una profundidad que a veces cuesta imaginar. Las formas de causar un impacto –ya sea negativa o positiva- en la vida de otro pariente son reales, pues la ciencia más reciente ya ha descubierto cómo se establecen condiciones temperamentales o patológicas en una criatura desde antes de ésta nacer, gracias al estilo de vida de sus progenitores y antecesores. A continuación exponemos las principales según cada óptica y una explicación breve de las mismas.

Psicología: La formación del carácter

Desde que el bebé nace, va adquiriendo aprendizajes que regulan su temperamento e identidad al mundo que los rodean y rodeará. Aprenden de sus más cercanos y allegados, y de la misma manera que estrechan su vínculo con ellos, adoptan patrones de conducta y estructuras cognitivas primarias ajustadas a dicho núcleo social. Esto conlleva a su vez al desarrollo y adopción de patrones posturales, a veces saludables, y en otros casos perjudiciales. Éstos pueden ser conductas agresivas, sumisas, problemas de salud, desánimo, entre otros. Mientras más pequeños, más profunda puede ser la huella que dejas. La mejor referencia que puedes utilizar para saber la calidad de tu función como padre –o cómo serías en un futuro- es observar qué tanto cuidas la felicidad de tu propio ser y el contacto con tu niño creativo interno.

LEER MÁS  La naturaleza: calma al alma

 

""
1
Nombre
no-icon
Teléfono
no-icon
Mensaje
/
Previous
Next

 

Un ejemplo curioso: caminar demasiado temprano (antes de los 8 meses), si bien puede ser rasgo de un niño con alto desarrollo neuromotriz, la mayoría de las veces se relaciona -como lo expone el experto en lenguaje del cuerpo Alexander Löwen– al abandono parental, donde el niño se ve forzado a ‘independizarse’ antes de tiempo, cuando los músculos aún no están adecuados para esta función. Que ambos padres vivan con él no es suficiente, pues si la madre o padre mantienen una vida llena de estrés y sin equilibrio emocional, el bebé intuitivamente lo percibe y asimilará que su entorno sigue significando peligro. Este simple detalle (que suele verse como beneficioso) puede hacer al niño propenso a sufrir estreñimiento, angustia y percibir un entorno inseguro y hostil.

Diferentes corrientes psicoterapéuticas suelen brindar herramientas para el descubrimiento y sanación de estas huellas, como puede ser la terapia psicoanalítica o la Gestalt.

Huellas espirituales: Karma y Dharma

De los términos más famosos sobre la espiritualidad y legado en nuestra familia se encuentran los provenientes del hinduismo: El karma y el dharma. El karma resume el efecto negativo, disociativo o perturbador que produce una conducta inadecuada o la simple huella que dejó marcada un asunto no resuelto en la vida de tus ancestros, que sigue latente, y se extenderá hasta que alguien del árbol genealógico descendiente se atreva a cerrar ese capítulo y la curación se establezca sólo a través del dharma, o lo que es lo mismo, la acción correcta desde la neutralidad, yendo más allá de la dualidad de dicho conflicto (tan sólo oponerse sigue siendo karma, pues no es suficiente para resolver).

LEER MÁS  Yoga y terapias naturales: Verdades y tabúes

Existen diversas terapias alternativas que entienden este enfoque y han mostrado cómo los efectos de esas generaciones afectan y pueden ser sanados. Puedes recurrir, por ejemplo, a alguna sesión de constelaciones familiares o actividades como un Tantra Yoga Blanco, donde además de sanarte, puedes experimentar de manera vívida el poder e influencia espiritual de tus ancestros, así como brindarte la oportunidad de corregir tu huella en otros e incluso, de las almas de tus antepasados.

Medicina y Biología: La Epigenética

Las investigaciones científicas también han logrado encontrar las conexiones de la huella de los familiares en su descendencia, y la rama que permite ver dichas verdades con lupa es la epigenética. Ésta es la rama encargada de estudiar aquellos genes que pueden ser activados o desactivados durante la gestación y vida de un ser vivo e influyen en la calidad del desarrollo del embrión y la salud del organismo durante el resto su vida. Del 100% del material genético, sólo el 0,02% posee estas características, pero son claramente fundamentales. Estas son influenciadas por el estilo de vida y la alimentación de la persona y está encargada de cualquier mutación, ya sea para bien o para mal.

Por ejemplo, que el estilo de vida de tu bisabuela materna, tiene una influencia directa en tu desarrollo, pues el óvulo del cual naciste ya estaba formado en el óvulo del cual nació tu mama, así como durante la estancia de tu madre en el útero de tu abuela, donde ya el estrés y costumbres de vida van dejando huella a través de la sangre compartida, como niveles altos de colesterol y riesgos cardiovasculares, problemas intestinales, entre otros. Asimismo, el estrés crónico y estilo de vida del padre, influye directamente en la calidad de su esperma y condicionará la salud de su descendencia.

LEER MÁS  Yoga y técnicas de respiración para emergencias (2da. Parte)

En Alzentro, además de informar, queremos que con estos aportes –respaldadas con estudios científicos- tanto tú como otros puedan tomar consciencia de sí mismos y el impacto en otros, empezando desde la familia, y de ahí la transformación del mundo fluirá por sí sola.

 

""
1
¡Escríbenos e infórmate!
Nombre
no-icon
Teléfono
no-icon
Mensaje
/
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right