Piernas tonificadas, suaves y de buena apariencia… ¿quién no quiere tenerlas? Afortunadamente, podemos lograrlas con simples cambios en la rutina. Con estos tips para lucir piernas hermosas brillarás esta temporada llena de vestidos cortos, y frescura.

Hidratación

¡Agua, agua, agua! El líquido superpoderoso y vital que la madre naturaleza nos dio. La deshidratación puede provocar que tu piel se vea más opaca y arrugada. Por el contrario, el agua potable contribuirá a que tu piel luzca más joven, más brillante y más sana.

Por si fuera poco el agua también es la encargada de mantener los niveles de potasio y sodio equilibrados en el organismo y de evitar que estés reteniendo líquidos e hinchada.

Además sería beneficioso eliminar o reducir el consumo de café a sólo una taza de café al día pues las bebidas negras, incluidos los tés y colas o refrescos, te deshidratan y son enemigas de la piel sana.

Empieza hoy mismo a tomar mínimo 2 litros de agua diarios. Y si eres de las que inocentemente se olvida de su consumo durante el día pues la tecnología llegó a salvarte, ya existen aplicaciones para el móvil específicamente para recordarte que debes consumir agua. Después de eso, en un par de semanas ya no necesitarás de ningún gadget para cargar tu botella con agua todos los días, pues estarás acostumbrada.

Otra hidratación que le puedes dar a tus piernas, es la externa. Utiliza cremas hidratantes dos veces al día, sin olvidar utilizarla después de ducharte.

Cuida la manera con la que te depilas

Piernas libres de vellos es esencial para muchas a la hora de exhibirlas con la vestimenta, sin embargo existen tantos métodos en el mercado que nos cuesta probar todos para decidir cuál es el más ideal.

Lo importante al elegir la manera en la que realizaremos la depilación, es evitar la cortada del vello al ras de la piel que no sólo hará que los vellos próximos crezcan más gruesos sino que también pueden originar cortadas y dar un aspecto áspero e irritado a la piel de nuestras extremidades (para nada agradable).

QUIZÁ TE INTERESE...  Psicología integrativa: Uniendo oriente y occidente

La opción más recomendada es la depilación láser pues no daña la piel ni es dolorosa y además se obtiene como resultado piernas libres de vellos y suaves a largo plazo o permanente.

Sin embargo, cuando nuestro presupuesto está apretado la depilación con cera es también una buena opción para piernas lisas por dos a tres semanas. Para esto se recomienda que la temperatura de la cera sobre tu piel no supere los 41ºC, que no te hayas expuesto al sol al menos tres días antes de depilarte, y que utilices cera de aloe vera si tu piel es altamente sensible.

La alimentación y sus acompañantes, trabajo en equipo para reducir la celulitis

Hay muchas formas de combatir la celulitis: duchas de agua fría en las piernas, masajes anticelulíticos, la quemada de grasa y tonificación de las piernas, cremas anticelulíticas para eliminar la piel de naranja y demás métodos que si bien pueden ser efectivos, deben siempre ser acompañados por una buena alimentación.

Pues sí, la celulitis viene como resultado a la retención de líquido y la mala alimentación por lo que comer sanamente le traerá infinitos beneficios a tu cuerpo, entre ellos reducir la celulitis.

Lo mejor que puedes hacer es asesorarte para autogestionar eficientemente tu comida, no hacer régimenes temporales sino aprender a comer.

El coaching alimenticio profesional, ofrecido por Alzentro, será tu ayuda ideal para desarrollar por ti misma hábitos saludables permanentes que se adapten a tus necesidades y estilo de vida.

Broncéate con conciencia

Lamentablemente, muchas mujeres temen mostrar sus piernas con sus vestidos debido a que opinan de que son muy blancas, por lo que tienden a optar por pantimedias que dan un aspecto artificial o por maneras desesperadas de broncearse.

QUIZÁ TE INTERESE...  ¿Cómo cuidar el cutis de la mejor manera?

Si quieres dar color a las piernas, hazlo! Pero siempre usando un protector solar de protección mínima 30 SPF reaplicándolo cada hora y media. Adicionalmente utiliza cremas hidratantes después de exponerte al sol para que tu piel no se reseque.

Olvídate para siempre del uso de aceites para broncear y de las camillas de rayos UV, solo traerán consecuencias negativas como melanomas que pudiesen terminar en cáncer de piel.

Tonificar tus piernas

¡Haz ejercicio! Una clave esencial para una apariencia de envidia en nuestras piernas es que las mismas estén tonificadas y que bueno, tampoco está nada mal para nuestra salud y vitalidad el que nos mantengamos en movimiento.

Trotar bajo el bello clima de la primavera, nadar, andar en bicicleta, bailar, subir montañas, entrenar con pesas, o por qué no, apuntarse en clases de pilates.

En todas las actividades de ejercicios mencionadas, ejercemos tensión en nuestras piernas y al hacer eso con regularidad podemos despedirnos de las piernas flácidas. Lo más importante es encontrar una actividad que disfrutes y que además, ayude a relajarte (pues el cortisol, segregado al estresarnos, te hace acumular grasa). De esta manera podrás incorporarla a tu rutina y adicionalmente hacer pequeñas acciones cada día para olvidarte del sedentarismo, que tanto arruina nuestra salud y apariencia física.

Algunas opciones eficaces son: subir escaleras en vez de usar el ascensor, bajarte una estación antes en el metro, usar la bicicleta en vez del coche, pasear al perro una vez más al día, entre otras tantas alternativas a tan sólo una decisión de tomarlas.

Sin embargo, también puedes realizar ejercicios más localizados un par de veces a la semana para ver resultados más pronto. Una rutina recomendada podría ser:

  • 20x sentadillas.
  • 1,15 minutos de sentadillas en pared.
  • 12x sentadillas tipo sumo.
  • 12x elevación de piernas.
  • 20x zancadas

Esta es una pequeña rutina que puedes practicar tanto en tu casa como en exteriores, se recomienda hacer dos series y consultar con un profesional tu técnica para evitar lesiones por malas posturas.

QUIZÁ TE INTERESE...  ¿Qué puedes hacer por tu corazón? Solo una palabra: Yoga

Atiende tus várices

En la mitad de los casos, las temidas varices son heredadas pero eso no quita que todas debemos de estar atentas a los cambios en nuestras extremidades inferiores y prestar atención al ardor, a un posible dolor, al cansancio y a la necesidad de rascarnos las piernas, pues las venas varicosas no son siempre visibles. Al mismo tiempo, dependerá de nosotras el cambio de hábitos a fin de prevenir o minimizar el problema, como por ejemplo:

  • El hacer ejercicio para fortalecer las piernas, como mencionado previamente, mejorará tu circulación y además que al controlar el peso, se evita darle más presión y cansancio a nuestras extremidades. Camina, trota o anda en bicicleta.
  • Al descansar, acuéstate boca arriba y pon las piernas en alto. Esto reducirá el esfuerzo de tus venas para devolver sangre al corazón.
  • Evita estar mucho tiempo parada o mucho tiempo sentada. Si tu trabajo te obliga a estar 8 horas de pie, pues acostúmbrate a alternar el peso entre las piernas y si por el contrario, durante tu trabajo pasas el tiempo sentada, entonces estira las piernas y da pequeños pasos de vez en cuando.
  • Si sufres de varices pues no esperes más y recurre a tratamientos de varices vasculares que sean profesionales y de calidad, como los que Alzentro tiene para ofrecerte.

Ama tus piernas

Parecerá irrelevante pero no, es lo más importante. Debes empezar por quererte tal cual eres y buscar siempre ser la mejor versión de ti misma, sin compararte con los demás, porque cuando te quieres a ti misma, buscas cuidar tu cuerpo y la salud se proyecta desde el interior hacia el exterior por sí sola. Recuerda que no existe la perfección, que tus piernas son parte de tu sagrado cuerpo y por ende, ¡de por sí ya son bellas!