El aura es una proyección energética de nuestro ser e influenciada por el amor hacia nosotros mismos y la salud emocional.

¿Quién no ha escuchado en algún momento de la vida sobre el aura, siendo asociada tal palabra con la presencia y energía que proyecta algún ser vivo? Aún las personas fuera del mundo de las terapias alternativas, han llegado a pronunciar alguna vez este término, especialmente al referirse a aquellos quienen tienen una fuerte presencia a dónde lleguen y se hacen sentir instantáneamente.

También se hace uso de la palabra aura, aunque con menor frecuencia, a personas que se encuentran en la situación opuesta: aquellas personas muy apagadas que apenas son apercibidas en el lugar que sencuentran y su voz e intenciones poco se toman en cuenta.

Cabe destacar que esta cualidad sobre la cual hacemos mención no hace referencia ni mucho menos sobrevalora a las personas más extrovertidas o histriónicas (necesitadas de atención). La expansión del aura tiene mucho más que ver con la radiancia del ser y este poder no necesita de palabras ni maquillajes para producir tal efecto, una persona reservada puede tener una luz inmensa. Sin embargo, quien proyecta el aura fortalecida ya ha desarrollado un autoestima y autoconfianza para expresarse en el momento que se necesite.

Cuando hablamos de radiancia y luz de alguien, ésta nace sencillamente de la realidad dentro de la cual esa persona se encuentra feliz. Tomando la felicidad como un estado de dicha perpétua del ser, siendo él/ella mismo/a a pesar de las circunstancias que afronte del exterior. Cuanto más perpétuo y seguro sea este vínculo con la verdadera identidad, el aura será más potente y resplandeciente.

En cambio, si el individuo no encuentra la felicidad sino que frecuenta sólo estados de alegría y euforia, los cuales son emociones pasajeras que dependen de las circunstancias, el aura podrá expandirse, pero sólo durante el tiempo que dure dicho estado emocional, y no podrá tener la experiencia y consciencia plena del momento pues, si no estás en tu centro, las emociones son sólo estados de ánimo.

QUIZÁ TE INTERESE...  Los pros de hacerse un masaje reductor
La terapia Gestalt es un excelente recurso para el re-conocimiento de las emociones guardadas y resolución del sufrimiento viviendo el aquí y ahora

 

El Aura, las emociones y los colores

El aura con fuerza y resplandor, como mencionamos, no es dependiente de un sólo estado emocional. La luz de la misma se asocia a consciencia y a la persona le es posible mantenerla a pesar de las circunstancias. El aura es un espectro de luz de frecuencias muy altas (nuestro ojo no es capaz de percibirla), y varía de acuerdo al estado de conciencia de la persona a cada momento.

Las modificaciones del color de dicho espectro van a estar relacionadas a los 7 chakras principales -o centros bioenergéticos- y la emoción a la que se encuentran relacionados cada uno de ellos, y estos cambios influyen tanto en los colores primarios en el aura de la persona (los que se mantienen la mayoria del tiempo y asociados a su identidad frecuencial) o sólo como colores secundarios complementarios o transitorios.

Por algunas corrientes, el aura es considerado como un 8vo. chakra que es reflejo del bienestar de todos los demás y es aquel que le proporciona el poder de elevar a otras almas, es decir, el cuerpo áurico fortalecido brinda el don de la maestría.

Aquí mayores detalles sobre todos los chakras y su asociación con el cuerpo físico

El color blanco

Cuando se busca un color ‘ideal’ para el aura, se menciona el color blanco, pues este representa la comunión de todos los colores en armonía, es el color principal de la luz e intuitivamente, es el color preferido por los santos y personas con autorrealización espiritual de diversas corrientes (aunque no todas). Estos no seleccionan este color por mandato o sugerencia de algún superior o maestro, siendo conscientes a su vez, que no necesitan de tal prenda para mantener dicho brillo, sólo lo magnifican con él.

La filosofía del Kundalini Yoga menciona que una persona feliz, sana y santa, es capaz de proyectar este color de espectro, sin excluir que pueda ser acompañado de otros colores que pueden hacer la proyección del aura más hermosa y reafirmando su unicidad.

QUIZÁ TE INTERESE...  Razones para meditar según la ciencia

Más allá de las bondades de este color, también puede tener su sombra. El blanco es un color asociado a la pureza, pero si el ego aún domina en el individuo, su presencia puede significar en algunos casos soberbia y orgullo, con una actitud demasiado discriminadora o clasista, percibiéndose a sí mismo por encima de los demás. En este caso, su aura presentará irregularidades de alguna manera, pues deja de manifestar la visión de la verdadera conciencia despierta: reconocer a todo como un reflejo y extensión de uno mismo.

Del rojo al verde

Rojo: color principalmente asociado al primer chakra y puede presentarse en personas violentas o ante situaciones que produzcan dicha reacción. Momentos de acción y ‘adrenalina’ o excitación sensorial a nivel alarmante pueden multiplicar el rojo que te circunda. También se acrecenta durante una relación sexual, en especial si se hace con verdadera pasión.

Naranja: Este color se asocia al sexo y a la sensualidad. Sin embargo, además de vincular a este color a personas sensuales y que disfrutan la vida, también se frecuente mucho este color por los monjes de algunas corrientes budistas y el líder de una de ellas, el Dalai Lama, y el uso de un color de prenda va vinculado al deseo de inducir dicho color en el aura del sujeto y resaltarlo.

La energía sexual es el impulso necesario inicial para el despertar de la energía kundalini necesaria para el despertar del potencial creativo completo con el cual el alma vino cargada.

Amarillo: El color del Sol. Estará presente en una persona alegre, persuasiva y extrovertida, con facilidad de estar en interacción social contínua y con el poder de llamar la atención. Al exacerbarse este color en una persona, puede presentar estados de euforia y hasta manía, o con dificultades de tolerar la frustración (no aceptan un no como respuesta).

Verde: El verde en el aura es un símil del equilibrio, la paz y una persona compasiva. La cercanía con la naturaleza, especialmente entre plantas y zonas boscosas puede favorecer a esta energía, por ende, personas que viven muy cercanos a la naturaleza y en armonía con ella, suelen presentar este color. Tienen un corazón abierto.

QUIZÁ TE INTERESE...  Octava rama del Yoga “SAMADHI”

Desde azules claros hasta violetas y rosas

El azul claro predomina en personas altamente comunicativas, vocalistas y cantantes. Aquellos que han desarrollado un gran poder de palabra, con el cual -repetimos- sabe comunicar(se), siendo sincero y suficiente en su decir. Es una persona consciente o capaz de comprender con facilidad y canalizar mensajes espirituales y filosóficos, aunque a veces le costará cumplir lo que dice si este color se mantiene en proporciones exageradas en su campo áurico. Cuando una persona se ‘suelta nudos en la garganta’, en su aura suele aumentar este color.

Tonos que inclinan al azul oscuro, índigo y violetas, son de personas altamente intuitivas, reflexivas y abiertos a la meditación y a la introspección. Son aquellos con una inteligencia intrapersonal súper-desarrollada y, si está en equilibrio o sin desproporcionarse en relación a los otros colores, suele dar paso a líderes que toman su decisión en conciencia de la realidad en combinación con su intuición y en seguimiento a sus sueños.

A los niños índigo suelen llamarle así debido a su gran potencial en estas dimensiones del ser, que se reflejan en un aura de ese color. A ellos hay que saber canalizarlos para que puedan confiar en sí mismos y exteriorizar este potencial, sino se aislarán.

El color de la felicidad

Cada persona es un mundo, y si bien el color blanco es el sinónimo de la homogeneidad del ser, pasamos por cambios que nos mantendrán en interacción con el resto de la creación y por ende, es necesario aceptar nuestras emociones, instintos y colores de la vida para vivirla a plenitud y en reconocimiento de nuestra identidad verdadera, y en Alzentro brindamos las herramientas para impulsar a quienes quieran desde el corazón, lograr tal acometida.