Vamos a ver que contempla la quinta rama del yoga “Pratyahara”. Sabiendo de antemano que se trata de una de las ocho que la componen. El Pratyahara, se orienta hacia el aislamiento sensorial de estímulos.

Es nuestro deber hacer un breve recuento de esta disciplina milenaria. Pues, el Yoga tiene su origen en la India y se extendió poco a poco hacia los demás continentes. Hoy en día la práctica de Yoga se ha hecho rutinaria y cada vez cuenta con más yoguis por todas partes del mundo.

El Yoga es una disciplina que comienza con etapas muy simples y sencillas. Luego se va haciendo cada vez más intensa hasta lograr la etapa suprema. Aquí es donde el ser humano se conecta directamente con el Universo. Pero también se desprende de todo tipo de perjuicios para conocer el Nirvana.

Para llegar al dominio de esta quinta etapa es preciso haber asimilado anteriores que son: Yamas, Niyamas, Asana, y Pranayama. Luego se debe proseguir con el aprendizaje de la disciplina y alcanzar el conocimiento y dominio de las siguientes. Las cuales sabemos que son Dharana, Dhiana y finalmente Samadhi.

Características más resaltantes del PRATYAHARA

Vamos a concretarnos en el Pratyahara que es la quinta etapa y a conocer cuáles son sus características más resaltantes:

Pratyahara

El Pratyahara, se caracteriza principalmente por el aislamiento sensorial de estímulos. Es decir, que con el dominio de esta rama de las 8 ramas del Yoga, el individuo logra desprenderse del mundo que lo rodea. Dejando sus cinco sentidos corporales fuera de toda conexión con la mente y el espíritu.

La palabra Pratyahara, deviene de los términos sánscritos Praty que significa distancia, aislamiento o alejamiento. Y Ahara que significa alimento o todo aquello que se ingiere o se asimila a través del cuerpo o mente.

Sintetizando, el Pratyahara, significa alejarse de toda injerencia de carácter externo. También alejarse de todo cuanto pueda perturbar los estados divinos de la más suprema elevación espiritual. Se trata de destetar al ser humano de todo consumo externo que perturbe el éxtasis de lo elevado y divino.

QUIZÁ TE INTERESE...  ¡Trucos para tener unas piernas radiantes!

¿Qué se conoce como Indriya?

Indriya es sin más ni más, la retirada de todos los sentidos corporales. Tales como el oído, el gusto, el tacto, el olfato y la vista. Es simplemente caer en un sueño profundo, muy profundo donde se vence todo dolor. Al igual que toda sensación que perturbe la paz del cuerpo, la mente y el espíritu.

Los sentidos sensoriales del cuerpo físico, se aíslan y se separan, dejando al cuerpo y la mente totalmente vacíos e incapaces de captar sensación alguna. Para lograr este estado, es necesario un grado de concentración muy elevada y atraer todos los sentidos hacia una sola región del cuerpo donde serán atrapados y amordazados por así decirlo de una manera inteligible.

En esta etapa de la práctica, se debe controlar el Karma. Para lo cual se deben someter a todos los órganos motores. Aquí la mente es sometida y retirada de toda intención malsana y se acalla, dirigiéndose hacia el interior.

¿Qué son las prácticas del Pratyahara?

Las prácticas son varias y controversiales en algunos casos, veamos algunas de estas:

En realidad una de las prácticas más consecuentes del Pratyahara, es el Pranayama. Esto se logra mediante mucha concentración. Aquí el individuo se va retirando de todo sentimiento externo, lo va atrapando y lo lleva hacia el interior.

Digamos que recoge toda conexión con el mundo y sus cinco sentidos que lo conectan a este. Luego los guarda en un arca impenetrable que se encuentra en el interior del mismo. Ya que así no tiene la más mínima posibilidad de aflorar mientras se mantenga el yogui en ese estado.

Se van cortando poco a poco todas las conexiones con los sentidos hacia el exterior. Y esto se logra por medio de la respiración, inhalando y exhalando muy lentamente, de manera prolongada, sostenida y lenta. De esta forma se va logrando el aislamiento de forma gradual.

QUIZÁ TE INTERESE...  Las lealtades ciega o invisibles: ¿Respetas tus principios? ¿Y los de los demás?

Tenemos otra técnica para inducir al individuo en el Pratyahara. La cual se efectúa mediante ir reduciendo los estímulos físicos a su mínima expresión. Esto se logra canalizando los cinco sentidos hacia uno solo, por ejemplo la audición.

De esta manera la mente engulle ese único sentido que en realidad ha recogido a los otros cuatro y de esta forma se atrapan todos en uno. Toda la concentración se debe canalizar en un solo punto (en medio de las cejas). Este punto se conoce como Ajna Chakra, también este punto es lo que se conoce como el tercer ojo.

Esto se logra mediante la respiración y podemos comentarles a manera de ayuda algunas literaturas informativas como herramientas de apoyo:

  • Ayuverda y la Mente por David Frawler.
  • Los Yogas Sutras por Patanjaly.
  • Khedrup Norsang Gyatso y Ornamento de Acero por Gavin Kilty.

¿Qué personas pueden practicar Pratyahara?

Conociendo con antelación lo expresado en párrafos anteriores. Debemos deducir que para llegar a la práctica de la quinta rama del Yoga, la cual se conoce como Pratyahara. Primero se deben haber estudiado aprendido y practicado con suficiente destreza, todas y cada una de las cuatro ramas anteriores.

Por tanto, los yoguis en sus inicios son como niños pequeños que deben comenzar alimentándose con leche materna. Luego pasan a las papillas, seguidamente a los sólidos triturados y finalmente a los sólidos enteros donde tienen que masticar muy bien antes de tragar.

Toda disciplina tiene comienzos suaves que se van intensificando a medida que se van haciendo avances por etapas y estas etapas deben comenzar y cerrar un ciclo específico dentro de la disciplina.

Para culminar todas las ochos etapas que constituyen las ocho ramas del Yoga, es necesario tiempo y dedicación. Pero sobre todo perseverancia y un profundo deseo de lograrlo. Las personas que pertenecen, que en realidad son miembros activos de la disciplina del Yoga. Siempre deben observar a cabalidad, todas y cada una de las leyes componentes de cada etapa.

QUIZÁ TE INTERESE...  Importancia de masajes en los pies antes de ir a la cama

¿Por qué es bueno practicar Yoga?

Yoga es una excelente disciplina practicada por millones de personas en el mundo entero y trae consigo paz y armonía. También trae respeto por el ser humano, por los animales y por las plantas. Es decir, por todo aquello vinculado al planeta Tierra y más aún al  Universo.

Por qué es bueno practicar Yoga

Por qué es bueno practicar Yoga

Los practicantes de Yoga son personas alejadas de todo tipo de miseria humana, desconocen la violencia física y mental. Estos seres no toman venganza, no son golosos ni tienen apego alguno por las cosas materiales.

Los yoguis están desprendidos de todo sentido de pertenencia, para ellos nada pertenece a una persona en particular. Para ellos las cosas son del que las necesite realmente y por el tiempo que las necesiten.

De manera que así como el Sol brilla para todos, el agua de ríos y mares nos pertenecen por igual. Y el aire no nos lo pueden negar, así todo aquello que es de orden material debería ser para uso y usufructo de quien lo amerite transitoriamente.

Si el conocimiento y práctica de Yoga se le impusiera a todo el mundo como una ley obligatoria de cumplir. Sencillamente en el Planeta Tierra cesarán las guerras, la ambición de poder, las religiones y sus tabúes.

Pues así el hombre actuaría con más sensatez, por instinto como los animales, pero con inteligencia para canalizar sus actos. En resumidas cuentas el planeta y sus habitantes sería un verdadero paraíso. Es por esa razón que los practicantes de la quinta rama del Yoga Pratyahara. O que ya la lograron canalizarla, saben muy bien cómo vivir mejor en todos los sentidos.