Viviendo la Experiencia Mindfulness

Vivir con plenitud, en cuerpo y alma, aplicando la cualidad de la mente para percibir sensaciones en nuestra mismidad, en nuestra identidad personal. Eso es vivir la experiencia mindfulness. O, como definió Daniel Goleman, el autor que mejor desarrolló la teoría de la inteligencia emocional, minfulness: “es estar frente a la realidad de la experiencia, sin ambages, observándola, mirándola cara a cara, como si ocurriera por primera vez”.

Minfulness tiene, en realidad, un problema para nosotros , descendientes directos de la lengua cervantina, y es que no encuentra una traducción totalmente fidedigna y unívoca en castellano. Por eso, quizá, requiere más explicaciones de las usuales.

Lo que sí es cierto es que aunque mindfulness sea una palabra de difícil traducción directa, siguiendo la escuela de pensamiento anglosajón, y sus enseñanzas, pasando por la sabiduría de la religión budista, vamos a contar con una herramienta con capacidad para poder conocernos mejor a nosotros mismos, a la vez que observamos los acontecimientos que nos rodean con atención plena, aceptándonos en nuestra esencia.

La infinita realidad que nos circunda se procesa en nuestro cerebro, la maquinaria se completa cuando allí, esa realidad, se topa con una fuente de creencias, estereotipos y convenciones que damos por buenos y que engranadas en nuestras neuronas, nos hacen responder de una forma determinada. Estamos, así, programados para reaccionar de una manera concreta a los acontecimientos de nuestra vida. De forma involuntaria, un tanto mecánica, tenemos preparada una respuesta ante un hecho concreto, un suceso que nos sorprenda o una decisión más meditada. Quizá, en este punto, nos podamos preguntar si no somos puras máquinas con piel y huesos, e infinitas conexiones eléctricas que nos impulsan cada segundo. De ser así, los mejores ‘programadores informáticos’ de nuestro cuerpo seremos nosotros…

En ese engranaje complejo que es el acontecimiento de la vida, las experiencias pasadas nos marcan para lo toma de decisiones futuras. Cuando tenemos una mala experiencia, cualquier recordatorio a ella nos supone revivirla y nuestro organismo responde a ello: un olor, el hecho de volver a un lugar en el que vivimos un mal trance; el reencuentro con personas que nos hicieron daño, por acción u omisión; o todo lo contrario: regresar al lugar donde conocimos al amor de nuestra vida, regresar a la ciudad de la que estamos ausentes desde hace años…. En fin, son tantos los posibles ejemplos.

¿Quieres conocer más sobre Mindfulness y saber quién te puede ayudar? Descubre nuestras sesiones y profesionales especializados: Mindfulness Madrid

Este hecho nos retrotrae a nuestro más remoto vestigio genético. Los hombres y mujeres primitivos vivían rodeados de peligros acechantes, daba igual que la luz iluminara los días, o que la noche, con su oscuridad, cegara su vista. Por ello, hombres y mujeres de la Prehistoria, vivían en constante alerta, prevenidos por lo que pudiera pasar: una tribu rival, un animal hambriento. Esta forma de vivir,  previendo el riesgo y el peligro, estando pendiente de cualquier anomalía en su cotidianeidad, les mantenía vivos. Y esa predisposición atávica nos une, como si de un cordón umbilical invisible se tratara, a ellos. Necesitamos estar alertas para sobrevivir…

El mindfulness, precisamente, lo que propone es superar las limitaciones de las experiencias. No se me ocurrió mejor ejemplo para ilustrar la faceta más importante del mindfulness que las vivencias de los hombres y mujeres primitivos, con respecto a las nuestras.

El mindfulness lo que propone, precisamente, es dejar a un lado las predisposiciones  limitantes de las experiencias. Vivir el presente valorándolo sobre los acontecimientos pasados y los futuros. Unos ya pasaron, otros tal vez llegarán, o no. O lo harán de otra forma diferente a la imaginada.

Mindfulness y meditación, dos instrumentos que nos harán sentirnos mejor.

WeCreativez WhatsApp Support
Estamos aquí para resolver todas tus dudas. ¡Pregúntanos lo que quieras!
¿Cómo podemos ayudarte?