La zona de espalda y cuello es muy delicada, ya que es una zona donde se acumula mucha tensión y cansancio.

El masaje de relajación en esta zona es capaz de estimular el funcionamiento del sistema autoinmune, aumentando con ello el número de glóbulos blancos y activando las células NK, que ayudan a reducir la ansiedad. Además eleva los niveles de cortisol lo que consigue liberar el estrés y la fatiga diaria ayudando al cuerpo a recuperar su equilibrio y armonia natural de una forma sana.

Entre sus beneficios

  •  Actúa sobre los huesos y articulaciones, ya que les da un estímulo que contribuye a la mejor flexibilidad, suavidad y vitalidad de los mismos.
  •  Actúa sobre los músculos eliminando las sustancias nocivas (limpieza), las cuales pasan al caudal venoso afluyendo nueva sangre oxigenada; los descansa y revivifica.
  • Actúa sobre el sistema nervioso relajando las fibras sensitivas, produciendo un bienestar y una relajación general.
  • Actúa sobre la piel, ya que ayuda a eliminar las células muertas de la epidermis, arrastrando secreciones de las glándulas sudoríparas y sebáceas, dejándola limpia y sana.
  • Aumenta el tiempo del ciclo respiratorio, con lo que aumenta la capacidad pulmonar.
  • Mejora el transito intestinal.
  • Tiene un efecto normalizador a nivel cerebral.