En continuación a nuestro post anterior sobre niños índigo, ahora mencionamos la percepción desde la clínica sobre el tema y cómo encauzarlos.

En nuestro anterior post: «Los 4 tipos de Niños Índigo: ¿Generación de Maestros?«, describimos las premisas básicas de lo que significa hoy en día el término de niños índigo: el origen del nombre y su explicación, así como las caraterísticas comunes entre estas personas y los 4 distintos tipos principales, distinguidas por Nancy Tappe, la autora más reconocida sobre este tema: el índigo humanista, el artista, el conceptual y el interdimensional.

Ahora, con respecto a esta temática, existen visiones encontradas -especialmente en el gremio de la psicología y medicina- sobre lo real o no que pueda ser este fenómeno: ¿personas con un nivel de ‘conciencia’ elevado y distinguido de la norma, quienes ocasionalmente -y este es otro punto polémico- aseguran presentar incluso poderes psíquicos especiales? Yo como psicólogo vengo de ser uno de esos, pero tuve la oportunidad de conocer personas de las cuáles he podido atestiguar estos fenómenos personalmente, y les introduciré quien me dio ejemplo de ello.

Y como esta serie de personas ha aparecido desde hace más de 30 años, existen ya lo que serían los adultos y jóvenes índigo. Yo soy uno y entre otros que he conocido, contaré las peculiaridades de éstas personas una vez crecidas y cómo facilitar el entendimiento y la integración social de éstas personas que por lo general, suelen distanciarse de la norma común y la sociedad al no sentirse comprendidos y en desacuerdo.

El fenómeno índigo según la psicología

La ciencia de la psicología muy poco o nunca llega a utilizar este término, menos en discusiones clínicas o de carácter científico, pues lo de niños y jóvenes índigo no es una ‘tipología’ delimitable -aún- y como tema asociado a la corriente de la ‘Nueva Era’ y a la parapsicología, no es tomado en cuenta.

Sin embargo, existen avances en el mundo de la psicología y la pedagogía que, sin hablar de ellos, responden a una realidad igual o muy similar, si bien le otorgan etiologías (causas) distintas: en la misma manera en que ha mutado la civilización, de la misma forma las exigencias de los niños y los métodos de enseñanza que ahora se requieren para un aprendizaje efectivo, han variado, y esto en el transcurso de muy pocos años.

QUIZÁ TE INTERESE...  La columna vertebral: cimiento de tu salud

Los índices de autismo, trastornos de déficit de atención e hiperactividad, síndrome de Asperger y problemas de salud asociadas a la falta de movimiento físico, son estímulos que empujan a los profesionales a encontrar nuevas percepciones y soluciones sobre la salud y el desarrollo infantil y adolescente.

El uso de fármacos como solución real a estos problemas no siempre funciona del todo. En algunas ocasiones termina ‘apagando’ esos talentos o potencial extra, por intentar acoplar su conducta a un sistema, al cual muy probablemente no vienen destinados a mantener.

Algunos padres se ven defraudados al ver estos resultados, mientras que otros evitan enviarlo a especialistas de la clínica tradicional para evitar que su hijo sea etiquetado y hasta ‘casado’ con alguna de las etiquetas diagnósticas. No significa que los padres no deban admitir una realidad que esté frente a sus ojos, más aún cuando lo evaden como evasión a la responsabilidad que ellos han tenido ante tal situación. Sin embargo, el gremio clínico debe cuidarse y acelerar el paso con respecto a encontrar el verdadero cauce terapéutico que canalice estos potenciales, y que no sólo quede esta información en unos pocos.

niños-indigo

Comprensión y abordaje de niños y jóvenes índigo

Recomiendo echar un repaso al primer artículo sobre los niños índigo en nuestro blog si no lo has leído, pues hablaremos de las herramientas disponibles para poder entender algunos de estos casos, siguiendo la clasificación de los 4 niños índigo allí descritas.

  • El humanista: el más común de las 4 tipologías y -a su vez facetas- índigos es el más social o comunicativo, pues se entiende que esta generación viene con el propósito de impulsar cambios importantes y es necesario que comuniquen ese mensaje. Sin embargo, esto no quiere decir que deba ser una persona altamente extrovertida -si bien tampoco excluye la extroversión-, pero con las personas que lleguen sabrán ser bastante empáticos. Ahora, el abordaje con estos niños es dejar que se expresen y mantengan el contacto con la gente con la que se siente feliz expresándose, y que ésta felicidad pueda compartirla en familia. Algunos índigo que no destacan con esta característica como la principal, pueden sin embargo tenerla como característica secundaria, pero repito, debe abrirse espacio para su expresión, donde la mejor manera es la plena sinceridad y empatía emocional que comienza en el entorno familiar.
  • El artista: Se destaca de los talentosos artistas tradicionales por su genuina madurez temprana y en algunos casos, la capacidad tanto de tansmitir como de descifrar mensajes profundos dentro del arte. A este niño y joven índigo se le puede dificultar la adaptación a la mayoría de los sistemas educativos modernos, pues sólo en los primeros años da espacio suficiente para el arte y el poder de la espontaneidad. Suelen brillar en actividades extracurriculares, pues a través de ellas expresan todo lo que su alma viene para transmitir. Hay niños que se dejan apagar este potencial creativo tan potente por padres que no comprenden el poder de esta realidad, al venir éstos de una época con una crianza mucho más rígida, pero es su naturaleza y debe reconocerse ya. Nacimos para ser únicos, y algunos como ellos, muy difícilmente entrarán en los estándares sociales, pues vienen a re-crearlos, así como se re-crean a sí mismos constantemente.
  • El conceptual: En este caso en particular hay que detenernos y distinguirlo de los niños que desarrollan compulsiones y obsesiones, las cuales suelen estar asociadas a una imposición del control parental muy fuerte sobre sus deseos e instintos, y asimismo la intelectualización del afecto como mecanismo psicológico de defensa. El conceptual simplemente puede mantener la empatía índigo, la agilidad perceptiva e incluso la canalización de ideas increíbles que logran materializar, como el caso famoso del inventor Nikola Tesla. Ahora bien, esta posible empatía no significa eterna simpatía. Tappe describe a los conceptuales como excelentes a la hora de concentrarse en una labor y si eso significa ignorarte o verte un poco mal si perturbas su momento de estudio y/o trabajo, lo hará. Tan sólo debes asegurarte de brindarle calidez emocional para asegurar que su gran intelecto no sea una burbuja contra su mundo afectivo.
  • El interdimensional: Este es el más escaso y a su vez el menos comprendido de todos, al que puede costarle mucho manifestarse. Muchos pueden quedarse en un muy marcado aislamiento social e incluso el autismo. A esta situación puede sumársele la probabilidad de tener habilidades psíquicas que terminen por ser categorizadas como alucinaciones e ideas sobrevaloradas y delirios. Si sientes que en tu hijo o algún conocido destacan éstas facetas, las herramientas como el yoga (especialmente kundalini yoga) y actividades meditativas pueden ser un paso valioso para que puedan empezar a amasar sus ideas y despertar su poder revolucionario.
QUIZÁ TE INTERESE...  Escucha activa: mente en silencio

niños-indigo-4

Testimonio personal

Este es un tema que causa grandes dudas. Sin embargo, si bien desde la adolescencia creía en el mundo esotérico y energético, ante esta suposición me mantenía resistente. O sino me consideraba niño índigo pero sólo por una gran sensibilidad que yo pensaba que era muy normal. Pero esta situación cambió al conocer personalmente al psíquico médium Bhagavan Vásquez, el cual pudo describir algunos de mis familiares ya fallecidos y canalizar mensajes de ellos, y era imposible que hubiese obtenido tal información de segundas fuentes.

Los psicólogos y psiquiatras no lograban solucionar las visiones que éste tenía desde los 8 años, y tuvo que asistir a un parapsicólogo, que fue el único que le entendió y enseñó a canalizar tales facultades. Así como él, pueden existir tantos diversos médiums o psíquicos incomprendidos.