Existen diferentes creencias, filosofías y demás constructos culturales modernos y antiguos en relación al cabello y su papel en la espiritualidad.

Ante las distintas corrientes espirituales y creencias filosóficas que rondan en las sociedades sobre el cabello y otros aspectos de nuestra apariencia y maneras, a veces cuesta qué creer o al menos, considerar que pueda haber algo realmente cierto y serio entre aquellas normas -vistas por la mayoría como supersticiones-, y los efectos que, según sus defensores, tienen en la salud o desarrollo de la conciencia espiritual.

Antes de continuar, cabe recordar que es muy importante que cada quien ha de escucharse a sí mismo en todo momento posible. No a la voz del ego (identificable porque busca siempre defender aprendizajes y patrones) sino al corazón. En esta oportunidad, como autor, no daré votos a favor o en contra sobre las distintas posiciones a mencionar acerca del tema, sólo las opiniones derivadas de la experiencia con respecto al tema.

 

""
1
Nombre
no-icon
Teléfono
no-icon
Mensaje
/
Previous
Next
FormCraft - WordPress form builder

 

Más que una cuestión de estilo

Para la mayoría de las personas en la actualidad, el cabello, a través de su color, extensión, peinados y tratamientos diversos, es una vía de expresión de tu estilo de vida, ya sea por tu personalidad genuina y tu deseo de proyectar tu propio estilo, y/o por el seguimiento de alguna moda popular, buscando la aceptación social de algún grupo determinado.

Esto claramente no deja de ser verdad, tu imagen es una clara proyección de los gustos y costumbres de cada quién, así como de los distintos momentos ‘buenos’ o ‘malos’ por los que esa persona esté pasando. Pero también sucede que el cabello sí influye en nosotros. Por ejemplo, no es por casualidad que personas que busquen un nuevo comienzo o ‘empezar desde cero’, se corten el cabello más de lo que comúnmente lo hacían.

Conoce nuestras terapias y asesoramiento en belleza e imagen personal aquí.
QUIZÁ TE INTERESE...  ¿Cómo embellecer el cuerpo y el espíritu?

El cabello como parte de nuestro ‘sexto sentido’

Nuestro organismo -como toda obra de la Creación Universal- es dentro de sus imperfecciones, totalmente perfecta. Nada en nosotros está dispuesto o predispuesto sin algún sentido de trasfondo. En el caso del cabello, se le ha llegado a considerar sagrado en distintas ramas filosóficas, religiones, y casos famosos como Sansón en la Biblia ya son conocidos. Si bien cada cultura aporta sus matices en cuanto a este tema, el eje en común de muchos refiere al cabello como una extensión de nuestros sentidos. Al parecer, el cabello ejerce un papel muy importante en el desarrollo y la nitidez del sentido intuitivo, funcionando como antenas que nos conectan con la realidad sincrónica exterior.

Con el poder del cabello largo, dicen distintos yoguis y sabios que eres capaz de aumentar la protección de tu campo aúrico, ya que permite equilibrar tu campo electromagnético. Cuando esta protección ocurre, se te facilita filtrar lo que quieres o no para tu vida, ya que tienes una visión más sutil del mundo.

¿Existen muchos otros factores y prácticas que influyen en este asunto? Claro que sí. Actividades como yoga, una alimentación y vida emocional sanas permiten que tus funciones corporales operen de mejor manera y el sistema inmune interoceptivo -que es para el cuerpo lo que la intuición es para la conciencia- funcione de mejor manera. Permite además que los impulsos sexuales y los impulsos viscerales (emociones básicas) puedan regularse de mejor forma. Y este pelo extenso se refiere no sólo a la cabellera, sino a todo: bigote, barba y los vellos en distintas partes del cuerpo.

debo-cortarme-el-pelo

Vivir para creer

En relación a este tema, es oportuno exponer una experiencia personal sobre el asunto:

En una ocasión, cuando estaba próximo a laborar en mi nuevo empleo como docente (profesor) de idioma alemán en una escuela básica, decidí cortarme una muy buena parte del cabello (unos 20 cms.) que para el momento tenía. En mi país Venezuela, a los niños y adolescentes se les ordena asistir con el cabello corto a las instituciones para de esta manera ‘favorecer el orden’ y aseo personal. Por consiguiente, para dar el ejemplo, cedí a hacerme el corte. ‘Cedí’, pues soy practicante de Kundalini Yoga según las enseñanzas del maestro Yogi Bhajan desde hace algunos años y este es uno de los linajes que promueve el cabello y barbas largas por distintas razones, mas internamente no estaba tan seguro de esa idea. Pero justo después de aquel corte de cabello, totalmente de sorpresa, quedé ligeramente mareado al intentar pararme. Me costaba un poco levantarme de la silla de la barbería y por unos 10 segundos mis sentidos se distorsionaron, entrando en una ligera confusión (en ninguna otra circunstancia me había sucedido tal sensación).

QUIZÁ TE INTERESE...  ¡Mejora tu aprendizaje y el de tus pequeños! ¡Te presentamos el Brain Gym!

Este mareo no fue para nada grave. Luego de ese breve lapso confuso seguí con mi vida normal y sin sentir cambios en mi sensibilidad intuitiva -aparentemente, o eso creo yo-. Sin embargo, desde ese momento he respetado más las palabras de los maestros con respecto a dejarse crecer el cabello. No volvió a suceder en los cortes siguientes (que sí me he hecho), pero hay que mencionar que nunca volví a cortarme de a trazos tan largos.

Otra oportunidad donde también cayeron bastantes centímetros de cabello, coincidió con un proceso personal de desprendimiento de muchas cosas y costumbres en mi vida. Aunque me imaginaba que podía surgir el efecto, fue mucho más allá de lo esperado. Puede ser que esta última experiencia sea mucho más supersticiosa o que el corte de cabello sea un ingrediente apenas secundario para llegar tal situación. Lo importante es invitar a cada quién escucharse a sí mismo/a ante éstas circunstancias.

Vellos corporales

Los vellos corporales tienen funciones ya mejor demostradas sobre la salud. La mayoría tienen en común el hecho de ayudar a la regulación y mantenimiento de la temperatura en la zona del cuerpo correspondiente. El cabello y los vellos corporales tienen una extensión límite.

Cuando éstos llegan a tal límite, el cuerpo ya no se encuentra en la necesidad de producir cabello y puede dedicar esas proteínas, minerales y demás recursos para otras funciones que si lo ameriten. Favorece a su vez al ascenso de la energía kundalini. Entre quienes usan un turbante o protección en la cabeza, lo hacen con la intención de mantener el orden de estas ‘antenas’ intuitivas y protegerla de energías psíquicas inadecuadas.

QUIZÁ TE INTERESE...  Asertividad. Aprende a decir "NO" y otras muchas cosas.

-debo-cortarme-el-pelo

Pero hay quienes se lo cortan

Son también conocidas corrientes de tipo budista que instan al corte del cabello, siendo esta acción una forma de hacer ver a los chelas (aprendices) lo pasajero y cambiante de las cosas y que, ante tal característica de la realidad de la vida, lo mejor es saber siempre dejar atrás lo que sea necesario dejar. Por muchos siglos, la costumbre de cortar el cabello a totalidad o en su mayoría era un símbolo de esclavitud, aplicado personas de bajo estátus social o a aquellos habitantes de los territorios conquistados. Puede ser que los líderes que a través de las eras hayan manejado alguna verdad o creencias como la leyenda de Sansón con respecto a este tema. Sin embargo, ‘cuando el río suena, piedras trae’. Si vas a hacerte algún cambio de look puedes acudir a una sesión de asistente/coach de belleza en nuestro Centro de Terapias Naturales y Desarrollo Humano en Madrid y, dentro de ella recuerda siempre tomar en cuenta a tus cabellos como una parte de Ti, que Dios, desde su sabiduría, nos colocó.

 

""
1
¡Escríbenos e infórmate!
Nombre
no-icon
Teléfono
no-icon
Mensaje
/
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right
FormCraft - WordPress form builder