WeCreativez WhatsApp Support
Estamos aquí para resolver todas tus dudas. ¡Pregúntanos lo que quieras!
¿Cómo podemos ayudarte?

El origen del Yoga es una práctica milenaria originaria de la India, que es considerada como una disciplina.  Esta práctica incluye ejercicios físicos y mentales muy relacionados con la meditación. Además mezclada con el hinduismo, el jainismo y el budismo.

Si profundizamos en la etimología de la palabra, la palabra Yoga, viene del sánscrito y quiere decir “unión”. Y encierra la creencia de que mediante su práctica, se consigue la unión del alma con el espíritu.

Sus practicantes aseguran que el alma de los seres humanos, se unifican con Shiva, Kali, Visnú o Brahmán. Ellos consideran que el yo, no es materia sino espíritu. Pero los gnósticos y los ateos,  disciernen de esta postura y aseguran que el Yoga solo causa bienestar físico y mental.

Existen varios tipos de yoga

Pues sí, la práctica del yoga no está limitada a un solo criterio, ni mucho menos a una corriente única y definida. Esta práctica incluye algunas modalidades y diferentes maneras de practicarla. Veamos algunos modelos o posturas diferentes:

El Yoga de Patañjali, Niaia, Sankhia, Purva mimamsa, Vaisesika y Yoga Vedanta.

Todas las doctrinas de La India, creen que el Yoga es fundamental para sus creencias. Además sostienen que sea cual sea su modalidad todas estas prácticas diferentes, conducen a lo mismo. Pero como cosa curiosa, se desprecian unos a otros sosteniendo que su corriente es la verdadera y que los demás están errados y se separan del camino hacia Dios.

Algunos occidentales, como el historiador Georg Feuerstein, sostienen que esta práctica  se remonta a unos treinta y cinco mil años. Mientras que los hinduistas aseguran que el origen del Yoga no tiene ni principio ni fin, o sea que es una práctica que ha convivido en la existencia de los tiempos como el mismo Dios.

Las ocho etapas para la práctica del Yoga

Para practicar Yoga, es necesario cumplir con ocho etapas que son fundamentales. Estas etapas han sido denominadas como preceptos, los cuales se conocen como ashta-anga. A su vez significan, los ocho miembros. Vamos a hacer un breve recuento de estos ocho pasos u ocho miembros de la práctica:

Iama

Este primer precepto tiene que ver con las prohibiciones que tienen los miembros de esta doctrina desde el origen del Yoga. A saber son cinco.

No violencia (Ahinsa)

Aquí hay que demostrar siempre mucha paciencia con los congéneres y jamás recurrir a un acto de agresión. No tomar armas ni irse a las manos para combatir cuerpo a cuerpo, la no agresión incluye las ofensas orales.

Un practicante de Yoga puede discutir algún punto de vista, pero con palabras inofensivas y sin alzar la voz. Esto no quiere decir que sean personas que no puedan imponer su criterio. Pero lo hacen de manera convincente y sin ofensas, son respetuosos del punto de vista contrario.

No mentir (Satia)

Desde el origen del Yoga bajo ninguna circunstancia, ni en ningunas condiciones un practicante de yoga puede mentir. Ni para salvar su vida, no existen las mentiras piadosas.

No robar (Asteia)

Lo ajeno, ajeno es, ni un palo de fósforo, nada, nada absolutamente, se puede tomar de otra persona sin pedirlo. Ni siquiera un fruto de un árbol del bosque, habría que pedírselo a la naturaleza en este caso. Esto si el árbol no pertenece a una persona determinada. El respeto por la propiedad ajena es inalienable.

Celibato (Brahmacharia)

Desde el origen del Yoga no es absoluto, más bien se refiere comúnmente a huir de la promiscuidad y masturbación. Solo se puede tener relaciones sexuales con una sola persona, quien se considere su pareja.

No apego a lo material (Aparigraja)

Nada es importante sino lo espiritual, lo material ni siquiera nos pertenece, lo utilizamos y lo dejamos. No existe el sentido de la propiedad, nada es tuyo, la tierra es de todos y no es de nadie, solo pertenecer a Dios. Si necesitas un techo hoy, te cobijas, mañana lo dejas y vas a otro.

Niyama

Aquí se ponen de manifiesto una serie de preceptos, que a saber también son cinco:

Limpieza física y mental (Saucha)

El cuerpo y la mente hay que mantenerlos siempre libre de impurezas. No se pueden albergar pensamientos de venganza, ni de rencor hacia nadie. El respeto hacia la sociedad es estricto, no existe el racismo, ni se desprecian las personas por su condición social o religiosa.

En cuanto al cuerpo, este se debe mantener siempre libre de impurezas, no a los tatuajes, a las perforaciones, a los tintes, a los atuendos o bisutería. Solo se deben usar las vestiduras necesarias para protegerse del frío o zapatos para proteger los pies. No al lujo en cuanto a ropa ni calzado.

La satisfacción que brinda el Yoga no tiene nombre

La satisfacción que brinda el Yoga no tiene nombre

Completa satisfacción (Santosha)

Los practicantes de Yoga deben estar plenamente satisfechos con sus creencias y no sentirse incómodos con todos sus estatutos y reglamentos. Pues desde el origen del Yoga a nadie se obliga a estar dentro de esta organización. Solo que el que quiera estar dentro, debe ser por convicción y estar satisfechos plenamente.

Disciplina (Tapas)

Esta disciplina desde el origen del Yoga significó consumirse por calor. Es decir, se debe ser disciplinado en todo momento si se quiere alcanzar una meta determinada. Para ello hay que estar apasionado por lo que se hace.

Oración (Swadihiia)

Aquí se deben recitar sus vedás en vos baja, las vedás, son como sus verdades o creencias.

Ofrecerse a Dios (Íswara-pranidhana)

Se trata de un ofrecimiento de sí mismo al Dios de su creencia, llámese Jehová, Yahvé, Buda, Krisna, o como se llame, pero es el Dios al cual le sirve.

Asana

Este precepto, se refiere a una buena postura durante la meditación. Al momento en que se dispongan a meditar, la columna vertebral debe estar totalmente erecta. Además el cuerpo relajado y cómodo para lograr suficiente concentración.

Pranaiama

Este precepto se refiere al control absoluto de la respiración. Esto tiene mucho que ver con el efecto que tienen las inhalaciones y las exhalaciones que son las que controlan la vida del ser humano y los pensamientos que llegan al cerebro a través de las ideas.

Pratiajara

Este precepto es para controlar el consumo de alimentos. Los practicantes de Yoga, pueden ayunar por varios días y llegan a controlar esta situación muy bien. De hecho ellos parten del principio de que el ser humano debe comer para vivir y no vivir para comer. Controlan perfectamente el hambre y con muy pocas cantidades mantienen su organismo sano y fuerte.

Dharana

Se trata de la capacidad que tienen de concentrarse en sus pensamientos. A tal extremo que aunque haya mucho bullicio a su alrededor, ellos no lo perciben.

Ellos tienen la capacidad de abstraerse de todo sonido, olor, temperatura, o acontecimiento visible si se encuentran en su mutismo. Porque solo se concentran en sus pensamientos y nada ni nadie los puede sacar de su aislamiento sino ellos mismos en el momento que ellos lo deseen.

Dhiana

La Dhiana es la meditación en sí, es lo que ellos quieren ver, sentir, oler o pensar. Por ejemplo si se quieren concentrar en un campo florido con árboles de manzanas. Solo percibirán el olor de las manzanas y podrán visualizar las flores silvestres y sentirán el aire fresco del bosque. Todo esto aunque estén muy cerca de un incendio y reine en el ambiente un calor insoportable.

Samadhi

Se  refiere a completa absorción. Esto quiere decir que se absorbe todo pensamiento o sentimiento de manera integral, sin fallas ni distorsiones. Por eso estas personas pueden lograr un máximo de placer en su organismo. Así como en sus mentes sin consumir ningún tipo de medicamentos, drogas, alimentos. Tampoco nada que venga del exterior, todo lo reciben de su propio cerebro. De este modo desde el origen del Yoga sus practicantes perciben a través de sus sentidos, lo que deseen percibir.