Refuerza y estabiliza el sistema inmunológico

¿Acaso las enfermedades son normales en el funcionamiento de la salud humana? Pues no. Te explicamos el papel del sistema inmune en el origen de enfermedades crónicas y tips para afrontarlos.

La Madre Naturaleza con el pasar de los años de la evolución, ha logrado transmitir e ir perfeccionando el desarrollo de la vida y la abundante biodiversidad reinante en ella. Dentro de esta asombrosa formación, ha dotado a cada uno de sus hijos de las condiciones necesarias para nacer y mantenerse sanos y felices. Sin embargo, especialmente la humanidad, se ha alejado de aquellas raíces que permiten este común equilibrio, dificultando así una vida en armonía.

Una de las consecuencias más importantes de nuestro propio impacto recae sobre la salud del sistema inmunológico. Encargado de la defensa del organismo, éste se conecta con todo el organismo y siempre hace lo mejor a su alcance para permitir tu salud. Es uno de los aparatos más antiguos desarrollados por la evolución, pero el estilo de vida moderno le ha colocado enemigos -creados por el propio hombre- a los que nunca se hubiese pensado imaginar.

 

""
1
Nombre
no-icon
Teléfono
no-icon
Mensaje
/
Previous
Next

 

¿Qué se imagina, si los peligros son sorpresas?

Tu cuerpo, en las condiciones naturales en las que evolucionó por miles de años, enfrentaba muchos peligros inmediatos (picaduras de animales, bacterias, parásitos, desastres, la amenaza de un animal grande del cual escapar, entre otros) que eran muy distintos a los de ahora. Tu inmunidad, ante esto, aprendió a reaccionar de manera rápida y efectiva, neutralizando en menos de 36 horas el desbalance estresor.

LEER MÁS  Fuego: luz, fuerza y calor en tu vida

Ahora, en nuestra civilización, nuestras defensas tienen que lidiar con nuevos estímulos molestos como:

1) Exceso de información y noticias que estresan y preocupan por cosas, que si bien importan, no son una amenaza directa pero el organismo reacciona como si lo fueran; y

2) nuevos y abundantes tóxicos a través de nuestra alimentación y ambiente modernos.

Todos estos estímulos, tienen en común que no aparecen de manera breve y alarmante, sino que se mantienen presentes de manera crónica. Debido a esto, el Sistema Inmunológico no logra ‘apagarse’ correctamente pues no se le permite descansar, sino que se mantiene en alarma perpetua. Sin embargo, ésta será cada vez más deficiente y perjudicial.

salud-inmune-barrio-salamanca-madrid

Y eso… ¿Qué tiene de grave?

 Mucho. Lo dañino en este caso, es que el sistema inmunológico es uno de los sistemas de mayor costo energético para el cuerpo. Necesita de grandes cantidades energía pues trabaja para todo el organismo y en todo momento para asegurar protegernos. Pero cuando el estrés se hace crónico y las amenazas no desaparecen, se activa más de la cuenta y el organismo empieza a sacrificarse con tal de mantener de pie nuestras defensas y al jefe, que es el cerebro. Y, si a eso le sumamos los déficit nutricionales y altos índices de resistencia a la insulina, se convierte en un total caos sistémico. Además, cada nueva generación vendrá con menor capacidad para afrontarlos. Esto puede evidenciarse claramente en el aumento de incidencia de enfermedades sistémicas y autoinmunes desde la infancia en los últimos 30 años, tanto en ricos como en pobres.

Para hacerlo más visual, puedes imaginar al cuerpo como una nación que se encuentra siempre a pie de guerra. Debido a la percepción hostil permanente que percibe su mandatario (cerebro y conciencia), envían cada vez más y más recursos para cuidarse a sí mismos así como a fortalecer la defensa de la nación, pero sacando de lista la responsabilidad de alimentar plenamente a los civiles (células no inmunológicas ni cerebrales), quienes se mueren de hambre, además de destruir el sector productivo y la economía (resistencia a la insulina).

LEER MÁS  El amor, como querer sin depender

Esto no pasaría si estuvieran atentos pero en equilibrio para defenderse rápida y poderosamente ante cualquier eventualidad, y de esta manera producir el menor impacto posible. Así, es como también nació diseñado nuestro sistema inmune para reaccionar de manera natural, y es nuestra decisión dar los pasos para regresar al cuerpo y la salud de quienes nos rodean a su fisiología origen, donde se encuentra la respuesta para una vida saludable y en balance.

“La salud no es un fin, pues se encuentra en nuestro origen.”

¿Recomendaciones?

 Una vida en contacto con tu origen no significa regresar a la prehistoria. Tan sólo dedica el tiempo e intención necesaria a sustituir actividades y ambientes estresantes por alternativas sanas. Algunos de estos ejemplos son:

En nuestro Centro en el Barrio Salamanca en Madrid, puedes explorar gran variedad de estas opciones, todas enfocadas en impulsar camino a tu bienestar.

 

""
1
¡Escríbenos e infórmate!
Nombre
no-icon
Teléfono
no-icon
Mensaje
/
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right