La filosofía yóguica tradicional indica los llamados yamas y niyamas: lineamientos a aplicar en el día a día para vivir humanamente pleno y feliz.

¿Qué hacer y qué no hacer? Las distintas corrientes y prácticas a nivel mundial han establecido para sus aprendices, normas o pautas de conducta que debe seguir un practicante disciplinado para alcanzar el nivel o el estado conciencia esperado al entrar en tal práctica. Dentro del mundo del yoga, esos lineamientos fundamentales son los llamados Yamas y Niyamas.

Como en Alzentro Coworking contextualizamos las enseñanzas tradicionales a la realidad humana vivida en la actualidad, la presentación de estos ‘mandamientos yóguicos’ en este artículo, estarán enfocadas a su aplicabilidad en el día de hoy, de acuerdo al nivel y procesos de conciencia que tanto en España como en el resto del mundo se están desarrollando. La idea no es sonar dogmáticos, pues limitaríamos la conciencia al hacer eso, sino más bien ampliar la concepción de sí mismo del lector a través de los yamas y niyamas.

Origen

Los yamas y niyamas son lineamientos de conducta y de auto-observación que forman parte del constructo teórico-filosófico tanto del hinduismo como del yoga, y si bien venían apareciéndose desde hace miles de años en otras literaturas indias como los Upanishads, la clasificación más importante y de clásica referencia sobre ellos es la presente en los Yoga-Sutras de Patanjali, escritos entre los siglos II y III a.C. en manera de aforismos.

Los Yamas y Niyamas forman parte de las 8 ‘ramas’ del yoga, y son los primeros peldaños dentro de las lecciones a perfeccionar en el método de enseñanza del yoga antiguo. La idea original de su creación es que funcionen como un código de ética y auto-observación, no una imposición moral ni mucho menos para complacer a un maestro. En proporción a tu cumplimiento de las mismas por disciplina propia y fluir natural de tu alma, vivirás en estado de yoga.

""
1
Nombre
no-icon
Teléfono
no-icon
Mensaje
0 /
Previous
Next

Yamas

Con los yamas nos referimos a los principios éticos orientados a la canalización y abstención. Lo que debe evitarse para alcanzar y poder mantener el contacto con la esencia del ser, así como la purificación tanto del cuerpo físico como de la mente y los cuerpos energéticos. También son considerados ‘principios universales’ y los Yoga-Sutras de Patanjali enumeran un total de 5 Yamas.

Ahimsa

“Cuando la abstención de ocasionar daño se establece en el yogui con firmeza, se abandona toda hostilidad en su presencia”

Este primer Yama aborda la no-violencia y el respeto de toda forma de vida, empezando por uno mismo. Recuerda el deber de ser consciente de la calidad de nuestras relaciones y que ella comienza por la amabilidad y la compasión. Si nos dañamos a nosotros mismos, produciremos un efecto igual dañino en otros y en su evolución de conciencia, y viceversa. Esto aplica tanto por nuestras acciones tanto directas como indirectas sobre otros.

Aplicación de Ahimsa

Para este yama, es importante recordar la auto-compasión. Es similar al mandamiento judeo-cristiano ‘Amarás a los demás como a ti mismo’. No puedes dar con conciencia lo que no nace dentro de ti hacia ti primero. Tampoco hablamos de ego, pues la idea es reconocer al otro como otro tú, espejs de tu relación interna.

Este yama influye muy fuertemente en la adopción del vegetarianismo en la práctica yóguica, pues no debes matar a ningún ser viviente y sintiente. Sin embargo, ya se ha comprobado que las plantas y productos vegetales también sienten e incluso se defienden. También están más que comprobados los efectos tan dañinos tanto del trigo común como de los cereales en muchos aspectos de la salud: inmunológico, nervioso, digestivo, metabólico, entre otros.

También ha de aplicarse la visión global del asunto. Aunque no parezca responsabilidad directa del consumidor, los cultivos de productos tanto transgénicos como algunos orgánicos–especialmente soja y maíz– son responsables de una importante devastación de zonas silvestres, y los animales que viven en ella.

Por eso, así apoyes el vegetarianismo, veganismo o ningún estilo alimenticio particular, es fundamental que medites y te escuches a ti mismo, no sólo a tu mente sino tu cuerpo, el cual es una manifestación física de tu salud mental y espiritual a honrar.

yamas niyamas yoga

Satya

“Cuando la abstención de mentir se establece en el yogui con firmeza, las acciones y sus frutos están en conexión”

La palabra clave de este yama es sinceridad. Decir la verdad, empezando con la honestidad hacia tu propia alma. Ser consciente de las palabras que dices. Dominarla implica un dominio de sí mismo y la diplomacia para expresar palabras y acciones acordes con ellas que te eleven a ti y a los demás. Esta verdad, es sabia y acorde a la situación.

Aplicación de Satya

Yoga no significa extremos. Así como existen mitómanos (mentirosos compulsivos) existen personas que frecuente o esporádicamente, dicen verdades de forma demasiado frontal y hostil para la situación. Al hacer daño con esta actitud, se perjudican  a sí mismos, pues si dejan de ser empáticos en tal situación, lo son en primer lugar consigo mismos y alguna emoción importante están reprimiendo.

Si te cuesta determinar la sinceridad que mantienes con tu ser y de las palabras que dices, puedes meditar sobre la salud de tu cuello y tiroides. Si tu cuello no presenta dolores frecuentes y es flexible en posturas como la del arado del Hatha Yoga, y sin dolores frecuentes, puedes estar más tranquilo. La tiroides es la glándula intermediaria de gran parte de la comunicación endocrina entre cerebro y órganos del cuerpo, por ende su salud se refiere también a la sinceridad y transparencia.

Asteya

“Cuando la abstención de robar se establece en el yogui con firmeza, surge ante él toda clase de riquezas”

Este Sutra es el impulsor de la honradez y la abundancia. Dar para poder recibir y sin necesidad de robar. Indica que primero debes ir más llá del deseo de apropiarte de lo que no te corresponde y modificar la creencia interior que impulsa a esta actitud/acción.

Aplicación de Asteya

A nivel material, Asteya significa dar y permitir que lo que recibes sea para verdadera felicidad y lo que tu intuición indica como lo primordial para cumplir tu misión en Tierra. El dinero es una creación muy reciente en comparación a la sabiduría y por ende no debe fijarse la idea de abundancia a ella. La sociedad actual se ha cerrado la vista a creer que la riqueza material es a través de lo monetario, que si bien sirve de adaptación no debe ser la única. La propuesta del proyecto Venus de Jacques Fresco propone alternativas interesantes, pues la abundancia basada en narcotráfico y guerra, por ejemplo ¿acaso es verdadera abundancia?

También has de cuidarte de relaciones simbióticas y por dinero. Un desarrollo espiritual nunca será pleno si no eres independiente, o en caso de ser interdependiente, debes manejar tu propia independencia en caso de fallar tal relación, sin causar daño. Por último, a nivel emocional y energético, también se corre el riesgo de pasársela robando energía y tratando de evitar el bien a otro para proyectar la propia ignorancia y desgracia.

Brahmacharya

“Cuando la abstención de placer sensual se establece en el yogui con firmeza se adquiere gran vitalidad”

Se refiere a la moderación sexual y a que reconozcas y valores tu sexualidad y sensualidad sin dejar que ella te gobierne y así mantener el enfoque de las acciones de tu alma. La energía y en este caso la energía sexual, es un impulso para el alma para lograr sus cometidos y, como fuerza creadora, su naturaleza densa es específicamente la de traer vida. El maestro Yogui Bhajan sintetizaba este Sutra en el control consciente de los 9 hoyos del cuerpo (lo que entra y sale de ellos), en este caso en cuanto a lo que a sexo se refiere: oídos, ojos, fosas nasales, boca, ano y genitales.

yamas niyamas yoga

Aplicación de Brahmacharya

Está más que claro que una de las principales mutaciones del comportamiento social en estas últimas décadas ha radicado en la conciencia y libertad sexual, así como el uso de la tentación lujuriosa a nivel masivo.

El concepto del celibato y la castidad es cada vez menos seguido y concebido como espiritual, pues se ha recuperado la aceptación del sexo como algo humano natural. Sin embargo, el uso abierto de la sexualidad como medio de distracción masivo hace dar cuenta que tampoco el libertinaje es  la solución. La masturbación es algo natural, sin embargo en el hombre debe haber consciencia de sí la masturbación está produciéndose como un regalo y un orgasmo o como un acto de frustración. El celibato sigue practicándose por decisión propia por algunos dentro del yoga como una forma de conservar y potencial su energía sagrada interna.

Aparigraja

“Cuando el yogui se establece con firmeza en la abstención de riquezas surge en él todo el conocimiento sobre “el cómo y el por qué” de la existencia.”

Relata la confianza en uno mismo, no atesorar, ni acaparar. Este Yama se asimila al mandamiento judeo-cristiano ‘no envidiar al prójimo’, pues esto inducirá a un estado de consumo de energía que aleja del bienestar interior. Es similar a Asteya, pero refiriéndose al entendimiento de buscar tener y fluir con lo justo y necesario, sin crear ataduras.

Aplicación de Aparigraja

Gracias al monetarismo, el civilizado común asocia la abundancia al tener más, al crecimiento económico, etc. Pero resulta que, incluso a nivel orgánico quien más retiene, suele ser el que tiene estreñimiento, o acumula tóxicos en forma de grasa visceral y oxidativa.

Debes aprender que todo lo que tienes, lo que no tienes y lo que te sobra es por algún merecimiento material o almático, y que el que tiene más no tiene que ver con ser más espiritual, si igual vive triste e insatisfecho, ni el pobre es desdichado si vive con fuerza la vida y en algunos casos, hasta dando más que un rico porque reconoce el poder de entregarse desde el ser. El dinero es una manifestación de una forma de manejar la energía y de la forma en que manejes el dinero, de esa misma manera manejas la energía de forma integral.

Continuará…

El post se quedó corto :), así que compartiremos en nuestros próximos post sobre los Niyamas y su aplicación en el día a día, así como de las 6 ramas del yoga restantes, para darnos cuenta que el legado cultural del Yoga es aún más amplio y enriquecedor.

""
1
¡Escríbenos e infórmate!
Nombre
no-icon
Teléfono
no-icon
Mensaje
0 /
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right
WeCreativez WhatsApp Support
Estamos aquí para resolver todas tus dudas. ¡Pregúntanos lo que quieras!
¿Cómo podemos ayudarte?