La terapia metamórfica o prenatal trata los bloqueos emocionales y la memoria celular desde el momento de la concepción.

Trabaja sobre la psique o inconsciente de las personas, esa zona interna que tenemos oculta a nosotros mismos y a los demás.

Con esta terapia podemos conseguir cambiarnos a nosotros mismo y entender mejor el entorno que nos rodea, dando la importancia justa a las circunstancias, pudiendo trasformar nuestra realidad.

Esta terapia se realiza con un suave masaje en pies, manos y cabeza, de manera lenta y suave.

Pies: son el movimiento, lo que nos impulsa a realizar los cambios necesarios para alcanzar nuestros objetivos.

Manos: Son la expresividad, nuestra forma de relacionarnos con el entorno, y el como recibimos la información del mismo.

Cabeza: Es el pensamiento, la iniciativa, la comprensión, la intención y la reacción.

No tiene ningún tipo de contraindicación, ya que no trata ninguna patología fisiológica, se puede realizar en niños, ancianos, mujeres embarazadas, etc…