Explicamos el tema de la ‘Nueva Era’ iniciada en el 2012 y el trasfondo de los vertiginosos cambios que se han vivido en nuestra conciencia y en el planeta.

Somos conscientes que la humanidad ha entrado en años de cambios muy fuertes y precipitados, en los cuales muchas personas se han desorientado, mientras que otras han logrado adaptarse correctamente al nuevo ritmo y forma de hacer negocios, estilo de vida y organización social a la que nos ha empujado la modernidad. Muchas de las personas del primer grupo, suelen percibir estos cambios como un crecimiento impulsado indiscutiblemente por el desarrollo tecnológico del ser humano, el cual permite gracias a sus inventos ‘inteligentes’, mantenernos conectados entre distintos puntos del globo y facilitarnos muchas labores cotidianas que para generaciones anteriores a esta nueva era, les podía costar desde horas hasta años.

Cuando nos logramos adaptar a esta nueva era de la historia, nos damos cuenta que el crecimiento y desarrollo del cual ahora podemos ser testigo, no es solamente externo y tecnológico: este proceso evolutivo va de la mano -y de forma inmanente- de una evolución de la conciencia, que es de una amplitud mucho mayor a la inteligencia lógico-matemática y el conocimiento que permitió tales invenciones modernas.

La época que dejamos atrás

Por poco más de 2000 años, se presenció el desarrollo de una era en la cual, la vida del ser humano se mantuvo dentro de una conciencia guiada por las religiones, el idealismo místico donde se buscaba a Dios (o la deidad correspondiente a su creencia) afuera y la afirmación del hombre como figura de mayor poder en el hogar. El sexo, por su parte, se convirtió en un tabú.

A nivel social y político, fue una época durante la cual dominaba el ego, el poder personal y el expansionismo hacia todo un planeta por descubrir. Una era asociada al poder del elemento fuego, el cual explicamos en este artículo. Se desarrollaron avances vertiginosos en el campo de las ciencias naturales y la medicina, impulsado por la necesidad de conseguir una mayor eficiencia y afrontar epidemias y enfermedades exógenas que amenazaban a la sociedad, respectivamente.

Sin embargo, como contraparte, este dominio religioso no se desarrolló ni se mantuvo por casi dos milenios por vías bondadosas: la existencia de fenómenos como las cruzadas, la Inquisición, guerras con justificación religiosa en India y Asia Oriental y la Segunda Guerra Mundial, son evidencia de que este idealismo religioso estuvo cargado de mucha violencia ‘en el nombre de Dios’.

Apertura de conciencia Madrid centro

Aún hasta el sol de hoy, los principales confrontamientos a nivel global tienen como soporte de sus actos el aspecto religioso. Esta es una herencia que aún se mantiene de esta antigua Era. En un principio quizá fue necesario para poder dar orden y orientación a la sociedad, pero ahora el poder de las religiones está utilizándose por los gobernantes y corporaciones -a través de su dominio sobre los distintos medios de comunicación- para dividir.

Como parte de este nivel de conciencia regido por el deseo de dominar, la relación para con la naturaleza y los seres vivos existentes fue violenta, percibiendo a dichos seres (el planeta también es un ser viviente) como inferiores y a nosotros con derecho de apropiarse de ellos. Se aprovecharon más que nunca las riquezas del planeta. Hoy en día es más que evidente el impacto que ha dejado esta ambición por la extracción de minerales, piedras preciosas y metales, hasta los poderosos combustibles fósiles como gas natural y petróleo.

En el aspecto del conocimiento cultivado durante estos años, predominaron los conocimientos obtenidos a través de resultados visibles y/o medibles. En occidente, muy poco se daba espacio a curaciones intuitivas o a la toma de conciencia de la relación mente-cuerpo-salud. Aunque en oriente si se permitió un mayor espacio a estas alternativas, lo que si fue cierto y compartido en ambos hemisferios, fue el subestimar el poder de la mente y las emociones sobre la salud física y el fortalecimiento del sistema inmunológico, generando dependencia a una algún medicamento o curador externo. Las personas de oriente que solían tener conciencia de este poder, solían retirarse de la civilización, pues tal sabiduría no dejó de ser subestimada por gran parte de la población.

Entra aquí para conocer algunas diferencias de la perspectiva sobre la salud y el afrontamiento de los síntomas y enfermedades en oriente y occidente, y la fusión de ambas con la llegada de la Nueva Era y la globalización.

La Nueva Era

La idea de la Nueva Era trata sobre una etapa de evolución de la conciencia tanto de la humanidad como de todo el planeta y de todos los seres vivos que la compartimos. Gracias a este desarrollo evolutivo el ser humano ahora es y será cada vez más capaz de ser plenamente consciente de su relación perpétua con todo lo que le rodea. Todo ser vivo es un espejo de sí mismo. A esta dimensión de la conciencia se le llama conciencia planetaria.

Esta conciencia planetaria es la que permite una conciencia ecológica, más humana y amena, pues se trata de vivir desde el corazón, en conexión con el corazón de la Tierra y de cada especie. Ahora podemos ser conscientes del impacto de nuestras acciones en el pasado y en el presente, que antes se veían como ajenas o que no iban a perjudicarnos. Esta conciencia de la Nueva Era, cabe recalcar, no es dependiente de medios de comunicación que nos informen sobre los avances en la destrucción o preservación del medio ambiente. Ella nace de un mayor potencial intuitivo y empático que se está activando cada vez más.

[gravityform id=»6″ title=»true» description=»false»]

Este potencial intuitivo extra se encuentra desde personas nacidas a partir de la década de los 60 y con cada vez más fuerza conforme el tiempo ha pasado Esto se relaciona con los llamados niños índigo y niños cristal nacidos en esta Nueva Era y ante los cuales, sus padres deben estar conscientes de que éstas almas han venido a gestar un mundo totalmente nuevo y vivir una experiencia de gran evolución. Deben aprender que los niños también son maestros.

Tecnologías yóguicas y meditativas se hacen cada vez más populares, así como el uso del poder de la intuición para la prevención de enfermedades. También se expande la conciencia que permite vernos a nosotros mismos como co-creadores  del mundo, reconociendo la imagen y semejanza dentro de cada quién. El conocimiento está cada vez más al alcance de todos, razón por la cual lo más importante de ahora en adelante no será el cúmulo de información sino la experiencia adquirida (sabiduría) y poder de vivir el aquí y ahora.

Lo que se viene

De la mano con esta Nueva Era, se vienen cambios como los siguientes:

  • el auge del uso de fuentes renovables de energía respetuosas con los ecosistemas,
  • el desvanecimiento de las fronteras religiosas, políticas y doctrinarias en general que separan a la humanidad y que la han llevado a tantas guerras en los últimos 2 a 3 milenios,
  • el poder intuitivo tanto en hombres como en mujeres despertará y se refinará al punto que podrá ser posible desarrollar poderes psíquicos como la telepatía,
  • se volverán a utilizar cuentas de tiempo que permitan al ser humano vivir mejor conectado a la naturaleza y a su verdadera identidad individual,
  • la mujer recuperará su papel como guía de la sociedad, mientras reconozca su rol como mujer y no en competencia con el hombre,
  • la sexualidad volverá a tomar su papel natural y sagrado en la vida tanto del hombre como de la mujer,
  • las generaciones por venir compartirán un mundo de abundancia, pacífico y respetuoso entre los humanos y para con la naturaleza

 

Apertura de conciencia Madrid centro

La transición a esta nueva era y sus sombras

Aunque esta época será mucho más armoniosa que la anterior, de todas formas vamos a vivir desafíos a los seres que nazcan desde este momento y durante el trascurso dela misma, la cual se estima de unos 2000 años también:

  • El auge de la ‘depresión fría’: similar a la actitud egoísta o soberbia de los yoguis y monjes que se retiraban de la civilización para meditar y mantenerse en equilibrio. Como esta actitud y prácticas meditativas ya no serán de unos pocos sino lo común, no será necesario retirarse, pero las personas pueden caer en el encierro dentro de sí mismos y el poco contacto afectivo. La falta de contacto por el uso de equipos inteligentes y videojuegos ya son ejemplo de esto.
  • Dependencia de la tecnología y la tecnocracia: como vemos hoy en día, existe una gran dependencia a estos equipos inteligentes, que merman el poder de desenvolvimiento del individuo. El desarrollo de robots y tecnología electrónica autónoma podría convertirse en una amenaza.
  • La desvalorización del ego: Así como en la era pasada se reprimía la sexualidad, en esta nueva el ego será el supuesto enemigo, pues venimos de una etapa en la cual éste reinó y se relegará para que la gente entienda que ya no deben vivir desde esa dimensión. Sin embargo, reconocer su propia individualidad y la capacidad de decidir y cambiar las cosas será determinante para los verdaderos maestros de esta época.
  • Ambición de poder por los siddhis o capacidades sobrehumanas: Las armas de guerra modernas quedarán obsoletas ante las capacidades telepáticas con las que se podría influencia en el cuerpo y mente de otros. Sin embargo esta energía puede llegar a ser muy potente y convertirse en una ambición peligrosa, aunque nazca de la ‘perfección espiritual’.
  • Fuerte época de transición: Para poder terminar de entrar a esta Nueva Era, nuestra Madre Tierra por sí misma y a través de nuestra propia conciencia colectiva, tomará partida con decisiones fuertes como guerras (cada vez más comunes y devastadoras) y desastres naturales para realizar la limpieza correspondiente.
  • Está en las manos de cada quién dar su mejor esfuerzo por evolucionar y adaptarse, donde la mejor referencia es estar feliz, santo y saludable. Ante esta situación, en Alzentro Coworking proporcionamos variedad de recursos para ayudar en ese empujón del salto de conciencia que necesitamos.

[gravityform id=»18″ title=»true» description=»false»]

WeCreativez WhatsApp Support
Estamos aquí para resolver todas tus dudas. ¡Pregúntanos lo que quieras!
¿Cómo podemos ayudarte?