Hoy vamos a hablar sobre los masajes reductores para grasa localizada en la región abdominal. Ya que sabemos que existen diferentes tipos de masajes y sobre todo que también sus orígenes y el fin con el que se aplican son también muy diversos.

Este tipo de masajes reductores es el indicado para remover las grasas que se han localizado alrededor del abdomen y que solo con una buena dieta y haciendo ejercicios. Además realizándose unas cuantas sesiones de masajes, se puede disolver esta grasa.

A no ser que las personas recurran a métodos bastante más invasivos como una intervención quirúrgica, una lipectomía en este caso. Pero estos son métodos muy costosos y las personas corren un alto riesgo de exponerse a efectos secundarios e incluso hasta de perder la vida. Lo mejor para remover la grasa abdominal es someterse a varias sesiones de masajes.

Las personas que se disponen a eliminar esa grasa acumulada alrededor del abdomen, deben ser constantes con su tratamiento. Y también deben hacerlo tantas veces como lo indique el terapeuta. Ya que no se trata de un tipo de tratamiento que va a surtir su efecto de un día para otro. Pero si la persona es constante, los resultados no se dejarán esperar.

Como dijimos en un principio, cuando la idea es remover grasa a partir de masajes reductores. Se debe complementar este tipo de terapia con otros ejercicios como caminar, natación o hacer abdominales. Además de que se supone que las personas deben reducir considerablemente la ingesta de alimentos ricos en grasas.

Otra de las recomendaciones, es que las persones se cercioren de que están acudiendo a terapeutas calificados. Y no caer en manos de aprendices o personas que se dedican a este oficio sin haberlo estudiado. En este caso pudieran quedar realmente adoloridos y presentar moretones en la piel después de cada sesión.

Un masajista profesional está capacitado para dar masajes de la forma correcta sin causar efectos secundarios severos. Pues este tipo de masajes reductores es doloroso, pero es soportable y no debe dejar moretones ni presentar ningún calambre.

QUIZÁ TE INTERESE...  Descubre tu sombra personal, ¡refina tu luz!

¿Cómo se debe realizar un masaje reductor de grasa localizada?

Este tipo de masajes reductores, que son casi siempre aplicados en la zona del abdomen, deben aplicarse con mucha técnica. Deben ser aplicados con cierta fuerza y constancia tratando de movilizar las grasas acumuladas para que sean expulsadas a través de otros conductos, una vez que se hayan aflojado y desprendido de su lugar.

A este tipo de masajes se les da el nombre de reductivos, porque están destinados a reducir las medidas y estilizar el cuerpo de manera muy efectiva. Siempre y cuando las persones siguen las instrucciones al pie de la letra y son constantes con sus sesiones de masajes.

Este tipo de tratamiento suele ser lento, pero como va acompañado de otras medidas complementarias, las personas terminan aprendiendo a comer sano. Al igual que a ingerir suficiente agua y a ejercitarse con regularidad.

El objetivo de someterse a sesiones de masajes reductores, es conseguir una silueta perfecta del cuerpo. Y con esto levantar el ego de las personas que al no tener una buena apariencia se tornan esquivas y acomplejadas ante quienes sí lucen un cuerpo con sus medidas exactas para cada lugar.

Dicen que “para ser bellas, hay que ver estrellas, esto se refiere a que este tipo de masajes reductores es un poco doloroso por cuanto el masajista debe ejercer bastante presión. Y además debe tomar porciones de piel y estrujarlas prácticamente para poder desprender la grasa acumulada. Más debe saber hacerlo para evitar que se formen moretones.

Por otra parte el ambiente debe ser propicio para que la persona que se va a someter a una sesión de masajes reductores, logre relajarse lo suficiente y no esté tensa. Ya que esto impide la buena acción del fisioterapeuta.

QUIZÁ TE INTERESE...  Los alimentos más tóxicos que se deben evitar

¿Cómo se lleva a cabo un masaje reductor de grasa localizada?

En primer lugar, la persona debe saber escoger un buen masajista, profesionalmente capacitado y experimentado en la materia de masajes reductores. Pero deben hacerse ciertas observaciones para que la persona vaya bien preparada:

  • Cuando se disponga a recibir masajes reductores, no debe estar en plena digestión. Pero tampoco es bueno que la persona se encuentre en ayunas. Aquí lo aconsejable es que paute sus citas en horas adecuadas para usted y que no se crucen con su digestión. Por el contrario las mejores horas son dos horas después de haber desayunado o almorzado.
  • Debe asistir con ropa ligera ya que debe despojarse de parte de ésta y tenderse boca arriba en una camilla para disponerse a comenzar su tratamiento.
  • Se recomienda colocar una almohadilla o rodillo debajo de las coyunturas para mantener las piernas arqueadas. De esta manera se puede aliviar la tensión muscular.
  • Debe elegir el aceite de su preferencia para que las manos del masajista se puedan deslizar con bastante facilidad. Si es alérgico a algún tipo de olores, debe manifestarlo antes de comenzar. Los aceites pueden ser a base de naranja, lima, coco, almendra u otros.
  • Dado que el volumen abdominal debe ser reducido a su mínima expresión, las personas deben estar cómodas y estar dispuestas a asistir a cuantas sesiones sean necesarias para no perder el ritmo y la efectividad de los masajes.
  • Un buen fisioterapeuta debe saber diferenciar si la hinchazón del abdomen es puramente grasa. O además de la grasa es también producto de retención de líquidos, en este caso se deben consumir algunos alimentos con efectos diuréticos para expulsar la grasa a través de la orina.

Algunas contra indicaciones en los masajes reductores de grasa

Aunque hay algunos aspectos que acompañan un buen masaje terapéutico para reducir la grasa, y entre estos podemos resaltar la intensidad, la respiración y el ritmo, siempre van a existir las contra indicaciones en todo tipo de terapia.

QUIZÁ TE INTERESE...  El eneagrama: una herramienta para el autodescubrimiento y crecimiento personal

Los pros y los contras hay que estudiarlos bien a fondo antes de someterse a cualquier tipo de terapias. Pues no todas las personas se encuentran siempre en condiciones físicas de recibir un masaje en el abdomen.

Por ello veamos cuáles pudieran ser algunas de estas contraindicaciones:

  • Si la mujer se encuentra en proceso de gestación o sospecha la existencia de un embarazo. Entonces es mejor no someterse a este tipo de masajes reductores. Ya que la intensidad del mismo pudiera degenerar en una situación adversa a su estado de gravidez.
  • Si la mujer está recién dada a luz y sobre todo si fue sometida a una cesárea. Las heridas pueden no haber sanado lo suficiente y en estos casos es mejor consultar con su médico tratante.
  • En los casos de gastritis, no es recomendable recibir este tipo de masajes, mucho menos si se sospecha la existencia de úlceras.
  • Si las personas se encuentran convalecientes de alguna intervención quirúrgica y aún no han recuperado su estado normal, independientemente del tipo de operación, mientras el paciente no ha sido dado de alta y no ha recuperado sus energías suficientes. Entonces es mejor guardar el reposo médico recomendado y luego consultar si es posible recibir masajes reductores.

Conclusión

Los masajes reductores de grasa son muy recomendables y efectivos para aquellas personas que buscan conseguir una figura esbelta y hermosa. Es indiscutible que con algunas sesiones de masajes reductivos efectuados por un profesional en la materia se puede lograr la silueta ideal.

Conseguir una figura esbelta y hermosa con masajes reductores

De todas formas se deben tomar todas las precauciones del caso, estudiar los pros y los contras y consultar a un médico si las personas lo estiman conveniente. Sobre todo si las condiciones no sean las mejores para este tipo de fisioterapias.