Quinta rama del Yoga “PRATYAHARA”

Quinta rama del Yoga “PRATYAHARA”

Vamos a ver que contempla la quinta rama del yoga “Pratyahara”. Sabiendo de antemano que se trata de una de las ocho que la componen. El Pratyahara, se orienta hacia el aislamiento sensorial de estímulos.

Es nuestro deber hacer un breve recuento de esta disciplina milenaria. Pues, el Yoga tiene su origen en la India y se extendió poco a poco hacia los demás continentes. Hoy en día la práctica de Yoga se ha hecho rutinaria y cada vez cuenta con más yoguis por todas partes del mundo.

El Yoga es una disciplina que comienza con etapas muy simples y sencillas. Luego se va haciendo cada vez más intensa hasta lograr la etapa suprema. Aquí es donde el ser humano se conecta directamente con el Universo. Pero también se desprende de todo tipo de perjuicios para conocer el Nirvana.

Para llegar al dominio de esta quinta etapa es preciso haber asimilado anteriores que son: Yamas, Niyamas, Asana, y Pranayama. Luego se debe proseguir con el aprendizaje de la disciplina y alcanzar el conocimiento y dominio de las siguientes. Las cuales sabemos que son Dharana, Dhiana y finalmente Samadhi.

Características más resaltantes del PRATYAHARA

Vamos a concretarnos en el Pratyahara que es la quinta etapa y a conocer cuáles son sus características más resaltantes:

Pratyahara

El Pratyahara, se caracteriza principalmente por el aislamiento sensorial de estímulos. Es decir, que con el dominio de esta rama de las 8 ramas del Yoga, el individuo logra desprenderse del mundo que lo rodea. Dejando sus cinco sentidos corporales fuera de toda conexión con la mente y el espíritu.

La palabra Pratyahara, deviene de los términos sánscritos Praty que significa distancia, aislamiento o alejamiento. Y Ahara que significa alimento o todo aquello que se ingiere o se asimila a través del cuerpo o mente.

Sintetizando, el Pratyahara, significa alejarse de toda injerencia de carácter externo. También alejarse de todo cuanto pueda perturbar los estados divinos de la más suprema elevación espiritual. Se trata de destetar al ser humano de todo consumo externo que perturbe el éxtasis de lo elevado y divino.

¿Qué se conoce como Indriya?

Indriya es sin más ni más, la retirada de todos los sentidos corporales. Tales como el oído, el gusto, el tacto, el olfato y la vista. Es simplemente caer en un sueño profundo, muy profundo donde se vence todo dolor. Al igual que toda sensación que perturbe la paz del cuerpo, la mente y el espíritu.

Los sentidos sensoriales del cuerpo físico, se aíslan y se separan, dejando al cuerpo y la mente totalmente vacíos e incapaces de captar sensación alguna. Para lograr este estado, es necesario un grado de concentración muy elevada y atraer todos los sentidos hacia una sola región del cuerpo donde serán atrapados y amordazados por así decirlo de una manera inteligible.

En esta etapa de la práctica, se debe controlar el Karma. Para lo cual se deben someter a todos los órganos motores. Aquí la mente es sometida y retirada de toda intención malsana y se acalla, dirigiéndose hacia el interior.

¿Qué son las prácticas del Pratyahara?

Las prácticas son varias y controversiales en algunos casos, veamos algunas de estas:

En realidad una de las prácticas más consecuentes del Pratyahara, es el Pranayama. Esto se logra mediante mucha concentración. Aquí el individuo se va retirando de todo sentimiento externo, lo va atrapando y lo lleva hacia el interior.

Digamos que recoge toda conexión con el mundo y sus cinco sentidos que lo conectan a este. Luego los guarda en un arca impenetrable que se encuentra en el interior del mismo. Ya que así no tiene la más mínima posibilidad de aflorar mientras se mantenga el yogui en ese estado.

Se van cortando poco a poco todas las conexiones con los sentidos hacia el exterior. Y esto se logra por medio de la respiración, inhalando y exhalando muy lentamente, de manera prolongada, sostenida y lenta. De esta forma se va logrando el aislamiento de forma gradual.

Tenemos otra técnica para inducir al individuo en el Pratyahara. La cual se efectúa mediante ir reduciendo los estímulos físicos a su mínima expresión. Esto se logra canalizando los cinco sentidos hacia uno solo, por ejemplo la audición.

De esta manera la mente engulle ese único sentido que en realidad ha recogido a los otros cuatro y de esta forma se atrapan todos en uno. Toda la concentración se debe canalizar en un solo punto (en medio de las cejas). Este punto se conoce como Ajna Chakra, también este punto es lo que se conoce como el tercer ojo.

Esto se logra mediante la respiración y podemos comentarles a manera de ayuda algunas literaturas informativas como herramientas de apoyo:

  • Ayuverda y la Mente por David Frawler.
  • Los Yogas Sutras por Patanjaly.
  • Khedrup Norsang Gyatso y Ornamento de Acero por Gavin Kilty.

¿Qué personas pueden practicar Pratyahara?

Conociendo con antelación lo expresado en párrafos anteriores. Debemos deducir que para llegar a la práctica de la quinta rama del Yoga, la cual se conoce como Pratyahara. Primero se deben haber estudiado aprendido y practicado con suficiente destreza, todas y cada una de las cuatro ramas anteriores.

Por tanto, los yoguis en sus inicios son como niños pequeños que deben comenzar alimentándose con leche materna. Luego pasan a las papillas, seguidamente a los sólidos triturados y finalmente a los sólidos enteros donde tienen que masticar muy bien antes de tragar.

Toda disciplina tiene comienzos suaves que se van intensificando a medida que se van haciendo avances por etapas y estas etapas deben comenzar y cerrar un ciclo específico dentro de la disciplina.

Para culminar todas las ochos etapas que constituyen las ocho ramas del Yoga, es necesario tiempo y dedicación. Pero sobre todo perseverancia y un profundo deseo de lograrlo. Las personas que pertenecen, que en realidad son miembros activos de la disciplina del Yoga. Siempre deben observar a cabalidad, todas y cada una de las leyes componentes de cada etapa.

¿Por qué es bueno practicar Yoga?

Yoga es una excelente disciplina practicada por millones de personas en el mundo entero y trae consigo paz y armonía. También trae respeto por el ser humano, por los animales y por las plantas. Es decir, por todo aquello vinculado al planeta Tierra y más aún al  Universo.

Por qué es bueno practicar Yoga

Por qué es bueno practicar Yoga

Los practicantes de Yoga son personas alejadas de todo tipo de miseria humana, desconocen la violencia física y mental. Estos seres no toman venganza, no son golosos ni tienen apego alguno por las cosas materiales.

Los yoguis están desprendidos de todo sentido de pertenencia, para ellos nada pertenece a una persona en particular. Para ellos las cosas son del que las necesite realmente y por el tiempo que las necesiten.

De manera que así como el Sol brilla para todos, el agua de ríos y mares nos pertenecen por igual. Y el aire no nos lo pueden negar, así todo aquello que es de orden material debería ser para uso y usufructo de quien lo amerite transitoriamente.

Si el conocimiento y práctica de Yoga se le impusiera a todo el mundo como una ley obligatoria de cumplir. Sencillamente en el Planeta Tierra cesarán las guerras, la ambición de poder, las religiones y sus tabúes.

Pues así el hombre actuaría con más sensatez, por instinto como los animales, pero con inteligencia para canalizar sus actos. En resumidas cuentas el planeta y sus habitantes sería un verdadero paraíso. Es por esa razón que los practicantes de la quinta rama del Yoga Pratyahara. O que ya la lograron canalizarla, saben muy bien cómo vivir mejor en todos los sentidos.

Cuarta rama del Yoga “PRANAYAMA” (La regulación de la respiración)

Cuarta rama del Yoga “PRANAYAMA” (La regulación de la respiración)

La Cuarta rama del Yoga PRANAYAMA” (La regulación de la respiración), es muy importante ya que mediante la respiración, se puede regular el flujo sanguíneo al activar la circulación y esto de por sí conlleva a una mayor oxigenación del cerebro y con ello su plena facultad de responder a cualquier estímulo.

Como sabemos, el Yoga es una disciplina milenaria Hindú, y esta disciplina a su vez consta de ocho ramas. Cada una de éstas por separado tiene su propia función y sus propias normas o principios.

El Pranayama, considerada la cuarta rama del yoga, está basada en el control de la respiración. El origen de este nombre se divide en dos, “Prana” que significa energía vital y “Ayama” que significa extensión. Esta palabra es de origen sánscrito y armoniza la energía a través de la respiración.

Sin embargo, esta rama consta de diferentes técnicas y podemos decir que se trata básicamente de las técnicas conocidas como: Ujjayi, Bhastrika, Kapalabhati y Nadi Sodhana entre otras. Es de destacar que cada una de estas técnicas aporta sus propios beneficios y todas en sí conforman un todo en torno a la respiración.

Pero veamos en sí cuáles son los beneficios que brinda a sus practicantes la cuarta rama del Yoga PRANAYAMA”.

Beneficios del Pranayama como cuarta rama del Yoga

  • Activa la circulación, permitiendo una mejor irrigación cerebral.
  • Contribuye a que las personas puedan tener un mayor grado de concentración.
  • Aporta una gran sensación de paz y sosiego a las personas que logran concentrarse en esta tan importante rama del Yoga.
  • Contribuye a limpiar los pulmones por la elevación de oxigeno que se permiten recibir.
  • Es determinante para la eliminación de toxinas a través de las exhalaciones de aire
  • Calma los estados febriles e inquietudes de la mente a través de la relajación.
  • Contribuye a la sanación de algunas enfermedades, sobre todo aquellas que son de origen psicosomático.
  • Desecha los pensamientos negativos, aleja los malos sentimientos tales como la venganza, el rencor, la tristeza, la depresión, la angustia o la rabia.
  • Contribuye activamente a la regeneración de las células.
  • Trae consigo una innegable sensación de bienestar que se puede apreciar prácticamente de inmediato al comenzar los ejercicios de respiración.
  • Aumenta la cantidad de oxígeno en la sangre y con ello los beneficios colaterales que esto implica.

Una vez conocidos los principales beneficios de la cuarta rama del Yoga PRANAYAMA”, vamos a proceder a detallar cada una de sus técnicas por separado:

Ujjayi

Esta técnica de la cuarta rama del Yoga PRANAYAMA”, se destaca por emitir sonidos con la respiración. Es decir, a medida que se va practicando, el sonido se pone de manifiesto ocasionando una sensación de auto control y seguridad.

Prácticamente es una técnica relativamente nueva, sienta sus bases en el control voluntario e involuntario de la respiración de manera sostenida. De esta forma, los cambios fisiológicos y psicológicos se pueden adecuar a conveniencia del yogui.

La inspiración y la espiración toman un rol determinante en estos ejercicios respiratorios para buscar una sensación de paz y a la vez energizar el organismo a base de dosis generosas de oxígeno en el cuerpo.

Otra de las modalidades que se aplican en esta rama del yoga, y dentro de lo que es la técnica del Ujjayi, es el sostenimiento del aire por lapsos de tiempos regulados buscando algunos efectos placenteros y beneficiosos, y la retención del mismo, tanto con los pulmones llenos, como cuando se evacúan de aire.

Las fases tienen diferentes lapsos de tiempo, cada yogui pone en práctica su propio sistema adecuándolo a su mayor comodidad durante las sesiones. Esta práctica puede conjugar rajas y tamas para conducir al yogui a un estado sávtico.

El sonido de la espiración se hace rítmico y acompasado, tal como el movimiento de las olas del mar. Esto lleva a las personas a estados realmente satisfactorios y placenteros. Hace que el pecho se expanda, facilitando la cura de algunas dolencias.

Bhastrika

Se trata de otra de las técnicas de respiración que conforman el grupo de la cuarta rama del Yoga PRANAYAMA”. Esta técnica se apoya  también en la respiración, se conoce como la respiración de fuego. La técnica del Bhastrika, es parecida a la anterior, pero la respiración se efectúa con mayor rapidez. También de forma acompasada y a la vez sostenida, con sus retenciones de aire por segundos antes de realizar la exhalación.

Todo es cuestión de práctica hasta lograr el acompañamiento preciso para llevar a cabo el ejercicio con suficiente precisión. Esta técnica es anterior a la que se conoce con el nombre de Kapalabhati, y es por eso que se deben realizar de manera ordenada, ya que de alguna forma, están interconectadas entre sí.

La respiración es bastante sonora y se asemeja a observar la respiración de una persona que viene de correr por largo rato, o sea, la respiración es rápida y corta, además de ser sostenida y profunda. Por eso te recuerdo la importancia que tiene la cuarta rama del Yoga PRANAYAMA”.

Kapalabhati

Nuevamente nos encontramos frente a otra de las técnicas utilizadas en la cuarta rama del Yoga PRANAYAMA”. En el Kapalabhati, en primer lugar lo correcto es tomar una postura adecuada para realizar este ejercicio. Ésta debe ser la postura más común de los yoguis, sentarse de manera erguida en el suelo, con las piernas cruzadas a la manera de Budas.

Esta práctica, es considerada como una especie de calentamiento antes de entrar a practicar Yoga profundamente. Mediante este ejercicio se planifica, una limpieza profunda del cerebro, mediante la respiración profunda con su consabida oxigenación, se activan las células del cerebro y se aclara de manera increíble la mente.

Las fosas nasales cumplen una función importante en este ejercicio. Ya que es a través de éstas por donde debe penetrar el aire hacia los pulmones. Luego debe exhalarse el aire que trae consigo todas las toxinas, a través de la boca.

Esta técnica es ideal para detener los procesos gripales o en todo caso para mejorar la situación del paciente si la enfermedad ya ha tomado cuerpo.

Nadi Sodhana de la cuarta rama del Yoga “PRANAYAMA”

Nadi Sodhana de la cuarta rama del Yoga “PRANAYAMA”

Nadi Sodhana

Estamos frente a un ejercicio de respiración purificadora, se puede concebir mediante un canal de respiración direccionado hacia la limpieza de los pulmones. De hecho esta palabra proviene del idioma sánscrito en el que Nadi traduce “canal” y Sodhana “purificar”.

De manera que el Nadi Sodhana es la técnica de respiración que se practica con el fin de purificar todas las vías respiratorias, en especial los pulmones.

Tomando en cuenta que las técnicas, o normas de la respiración que componen esta cuarta rama del Yoga PRANAYAMA”. Que en realidad irían seis, podemos decir que ésta es la más importante ya que gracias a esa purificación de las vías respiratorias. O sea de todo el aparato respiratorio, es que se pueden llevar a cabo con éxito el resto de las técnicas de respiración.

Es en sí una respiración profunda, alterna y purificadora. Pero es preciso aclarar que todas estas técnicas de respiración pudieran ser perjudiciales en algunos casos. Solo si las personas sufren de algún tipo de enfermedades tales como anginas de pecho, asma, u otro tipo de padecimientos que tengan que ver con  las vías espiratorias o coronarias.

Por tal motivo instamos a las personas a consultar siempre con un profesor o guía antes de adentrarse de lleno en cualquier tipo de prácticas por primera vez. Porque la cuarta rama del Yoga PRANAYAMA” es para experimentados.

Tercera rama del Yoga “ASANA” (La Postura)

Tercera rama del Yoga “ASANA” (La Postura)

Como sabemos el Yoga es una disciplina milenaria que se ha venido impartiendo desde tiempos muy remotos. Además que ha contribuido en gran manera para el desarrollo mental y físico de los individuos. Por ello, hoy podrás conocer un aspecto a tomar en cuenta que es la tercera rama del Yoga ASANA” (La postura).

Como toda cultura, sexta, religión o disciplina, el Yoga cuenta con diferentes escalas. Las cuales se van alcanzando según el grado de maduración del practicante en esta área de las ciencias y conocimientos psicoactivos y estimulantes para beneficio propio y de las personas que los rodean. Logrando que de manera indirecta reciben el gran beneficio de cohabitar con seres de alta pureza espiritual.

El Yoga como tal, consta de ocho ramas que la van diferenciando y unificando a la vez en un todo como disciplina. Pero hoy nos vamos dedicar en este artículo a desglosar una de esas ocho ramas para conocerla con mayor profundidad. Conocida como la tercera rama del Yoga ASANA”.

Breve historia del Yoga

La tercera rama del Yoga ASANA” tiene más de 5000 años entre los seres humanos. Dando la batalla como una disciplina que se ajusta a las enseñanzas de posturas que benefician la meditación para alcanzar la liberación del espíritu en las estelas del universo.

A la conexión del cuerpo con la mente se le conoce como estados elevados que permiten alcanzar una especie de Nirvana o elevación del espíritu en la más grande pureza.

Por eso vamos a ver ¿Qué es Asana y qué comprende? Como una de las remas del yoga, sabiendo de antemano que estudia cada una de las posturas que las personas deben tomar durante sus sesiones:

Asana

En la ruta óctuple, Asana es la tercera estación por así decirlo, y su significado tiene que ver con las posturas, de hecho traduce literalmente “asiento”. La palabra Asana, proviene del sánscrito, y se refiere concretamente al asiento o postura que los yoguis adoptan cuando deciden practicar su conocimiento y ponerse a meditar.

Esta postura, permite que las personas se conecten con el cosmos y dejen volar su mente hasta lo más alto. Pudiendo llegar a una especie de éxtasis que facilita colocar la mente en blanco y desconectarse del resto del mundo. Solo así logran poder apreciar lo más sublime de la existencia.

Patanjali un reconocido mentalista yogui, nos instruye sobre las Asanas o posturas del Yoga, ya que no se trata solo de la postura original y más incipiente como lo es la de sentarse con las piernas cruzadas en el suelo y colocar los brazos en arco con los dedos de las manos formando un círculo con el pulgar y el dedo índice.

Por el contrario, el Yoga comprende mucha otras posiciones y cada una de éstas asume una especie de compromiso con el cuerpo. Toda vez que cada una de las diferentes posturas persigue una finalidad concreta y definida. Por eso veamos entonces algunas de éstas posturas de la tercera rama del Yoga ASANA”.

El Diamante

El diamante es una de las posturas del Yoga que más experiencia exige a los yoguis. Puesto que si nos ponemos a detallarla es bastante forzada y solo se puede lograr bajo un conocimiento profundo de ésta práctica y mediante horas de meditación.

Esta postura se dio a conocer en el Gheranda Samhita, se trata de lograr un estado físico y mental para alcanzar los dones del espíritu mediante la meditación y calmar así las angustias del ser humano. Según Patanjali, todas las posturas del Yoga son sencillas y fáciles, pero repetimos, todo es cuestión de adiestramiento y concentración.

Mediante esta postura del Diamante en la tercera rama del Yoga ASANA” se busca concretamente la liberación del sufrimiento. También la aceptación de cualquier cuadro que pueda desplegarse ante nuestra mirada o nuestro entorno por fuerte que sea. Aún la pérdida de seres queridos o la salud socavada de estos o de uno mismo.

Se busca además alcanzar la conciencia pura del espíritu. La purificación del cuerpo a través de estos medios espirituales en la más alta concepción de la vida.

¿Qué se persigue con las posturas del Yoga?

Con las diferentes posturas del Yoga, se persigue concentración mediante la meditación y el logro de los diferentes estados de éxtasis del espíritu para alcanzar paz espiritual y física. También se ponen de manifiesto algunos principios éticos como el de la no violencia bajo ninguna circunstancia ni condición adversa.

El respeto por la vida de los congéneres y su integridad física y mental, respetar y no agredir ni física ni mentalmente es un principio básico de los yoguis que conocen o practican la tercera rama del Yoga ASANA”.

Lograr el dominio de la respiración, es otro de los aspectos que se persiguen mediante las Asanas.  Esto se logra conjuntamente con algunos movimientos que tienen que ver con la columna vertebral y se sincronizan para conjugarse en una sola meta que incluye la relación mente-cuerpo.

Luego se avanza hacia una contra postura para hacer un auto estudio de tu propio cuerpo y cae en el plano físico sin perder el plano espiritual. De esta forma es que se logra la máxima concentración y la conexión con el universo mismo.

La paciencia correspone a los principios éticos que están comprendidos en la práctica del yoga y sus posturas

La paciencia correspone a los principios éticos que están comprendidos en la práctica del yoga y sus posturas

Otros principios éticos que están comprendidos en la práctica del yoga y sus posturas

Entre otros principios no menos importantes al de  la no violencia, están incluidos la compasión, la humildad y la paciencia. En la práctica de todos estos principios se refleje la grandeza de los yoguis y la capacidad que tienen estas personas de destacarse entre los demás con su dominio de los más altos valores que rigen el universo.

Los yoguis no compiten entre sí, ni se comparan unos con otros. Por el contrario, si alguno se siente pobre ante un hermano de disciplina, lo demuestra abiertamente solicitando su ayuda humildemente.

Nadie se siente superior a otro, aquí se complementan unos a otros como lo haría una mano con la otra en caso de que una de las dos se encuentre con algún grado de incapacidad. En el Yoga, es importante escuchar las demandas del organismo y tratar de llevarlo poco a poco a su más alto nivel de resistencia.

Los puntos que son esenciales conocer para la práctica del yoga

  • Primero se busca el equilibrio del cuerpo en combinación con la mente.
  • A pesar de que ha sufrido algunas transformaciones. Aún no se ha perdido su esencia que es la búsqueda de la salud mental y física.
  • Su meta final es la iluminación o mayor concentración donde se experimenta un verdadero cambio emocional y físico.
  • Se busca el dominio total de los sentimientos encaminados siempre hacia lo ético y lo moral, no se apega a egoísmos ni deseos materiales.
  • Se practica la humildad amoldando la conciencia siempre hacia la compasión y la asistencia a los hermanos en general.
  • Los hermanos son todos los que habitan el planeta Tierra incluyendo los que pertenecen al reino animal y vegetal. Donde todos merecen nuestro absoluto reconocimiento y respeto.
  • La unión de nuestro cuerpo con nuestra mente, alcanza la grandeza del espíritu para la ejecución del bien en todo su esplendor. Tanto así, que se vive sin miserias ni cuestionamientos, sin medidas ni condiciones, no hay mejor ni peor. Aquí todos somos iguales ante un creador, como igualmente importante son para nosotros cada uno de los dedos de nuestras manos. Y es por esto que conocer más acerca dela tercera rama del Yoga ASANA” te mantendrá en una mejor vida.

 

Segunda Rama del Yoga “NIYAMA” (El código de  la conducta personal)

Segunda Rama del Yoga “NIYAMA” (El código de la conducta personal)

La meditación es una herramienta que ha venido utilizando la humanidad desde tiempos muy remotos para beneficio de la salud. Ya sea para mejorar la salud mental como física de los individuos. Por ello, hoy podrás conocer con detalles la segunda rama del Yoga Niyama” (El código de la conducta personal).

El Yoga es un ejercicio muy completo en cualquiera de sus etapas y está ampliamente ramificado y tipificado por rangos. Y también de alguna manera según la condición de quien lo practique, pues hay Yoga para mujeres embarazadas. Cuyas posiciones que deben adoptar no pueden ser igual de forzadas que el de una mujer que no se encuentra en cinta.

El Yoga es una disciplina que como cualquier otra, tiene sus diferentes escaños y cada uno de estos se logra con la práctica y por supuesto con el empeño y dedicación que cada quien le brinde a sus ejercicios.

Vamos a ver en este artículo de que se trata el código de la conducta personal, también conocida como la segunda rama del Yoga Niyama”.

Niyama

Si traducimos del sánscrito al español, segunda rama del Yoga Niyama”, quiere decir literalmente prácticas positivas. En total los pasos que componen este aprendizaje o disciplina del Yoga, consta de ocho etapas. Las cuales conocemos como Shaucha, Santosha, Tapas, Svadhyaya e Isvarápranidhana.

Sin embargo debido a diferencias culturales, los hindúes, han agregado otras etapas para llegar a una subdivisión de cinco escaños. Qué a saber son: Astikia, Pratyahara, Hri, Japa y Vrata. Debemos acotar que existen más o menos unos 65 libros hindúes con diferentes variaciones de Niyamas y Yamas. Pero vamos a analizar algunas de estas subdivisiones que después de todo se relacionan entre sí.

Shaucha

Esta técnica del Yoga busca la limpieza del espíritu y la claridad de pensamientos y de sentimientos. Busca la limpieza espiritual y la satisfacción del perdón, comenzando por perdonarse uno, a sí mismo.

Esta limpieza se refleja en la manera de hablar de las personas y hasta en el mismo cuerpo. Esta limpieza profunda se obtiene con mucha meditación y ejercicios de respiración rítmica y acompasada, profunda y sostenida.

Santosha

Es un concepto de esta disciplina que se caracteriza por ser muy interesante. Ya que les brinda a las personas la oportunidad de ser felices con lo poco o mucho que se tenga a la mano. En realidad los seres humanos tenemos todo para ser felices ya que los principales dones nadie nos los puede negar.

Estamos hablando del aire que respiramos, del agua de los mares y ríos, de los hermosos paisajes de la naturaleza. También de los cielos, de la lluvia, de las plantas, sus flores y sus frutos, los pájaros y sus trinos, los animales en general que son nuestros hermanos menores. Los seres humanos se fueron complicando a medida que se fueron civilizando y aferrando a las cosas materiales alcanzables para unos y para otros no. Por eso es bueno aprender sobre la segunda rama del Yoga Niyama”.

Debemos apreciar nuestra salud y nuestros conocimientos, nuestras aptitudes y nuestras virtudes. Además esto también encierra reconocer todas las virtudes de las personas con las cuales convivimos.

Tapas

Es una meditación profunda que nos lleva a la austeridad absoluta, la perseverancia, y la conformidad, ojo conformidad no es lo mismo que conformismo. Las personas deben ser conformes con lo que Dios les ha dado y no vivir entristecidos por las cosas que no tienen. Mas el conformismo implica que tú puedes llegar más alto y por desidia o por flojera te atascas.

Svadhyaya

Del sánscrito, traduce estudio del uno mismo, es decir que el Svadhyaya, consiste en aprender a conocerse uno mismo en su yo interno. Es como una toma de conciencia, y un estudio profundo del cuerpo y la mente para aprender a conocernos y prever nuestras propias reacciones ante cualquier circunstancia que nos pueda llegar a afectar profundamente.

Las personas que practican Svadhyaya, pueden soportar las enfermedades o condiciones más crueles sin apenas afectarse. Pueden sobre llevar con entereza la pérdida de un ser querido y si  saben cómo y porque deben aceptar con estoísmo todo lo que pueda llegar a nuestra vida.

Isvará pranidhana como la 5ta Rama del Yoga “NIYAMA” (El código de  la conducta personal)

Isvará pranidhana como la 5ta Rama del Yoga “NIYAMA” (El código de la conducta personal)

Isvará pranidhana

Estamos hablando de la 5° etapa del Yoga de la segunda rama del Yoga Niyama”. La cual es demasiado importante para la subsistencia del ser humano. Se trata de nuestra sumisión a un Ser Supremo y reconocer que no somos nada ni nadie a partir de nosotros mismos. Que somos una creación divina y que a esa divinidad le debemos sumisión y respeto.

Al alcanzar este nivel de conocimiento, estamos aceptando que debemos entregarnos a Dios, que debemos reconocernos como hijos del cosmos y que debemos aceptar las leyes divinas. Los seres humanos siempre están en la búsqueda de lo desconocido y cuando se dan cuenta de que todo es tan simple como no los explicaban nuestros padres cuando éramos pequeñines, entonces es cuando realmente somos felices.

Las respuestas son tan simples, tan claras, tan lindas que no debemos enfrascarnos en buscarle explicación a lo que no lo tiene. Al menos para nosotros, el cosmos es energía y de allí venimos, la energía se crea, no sale de la nada. Entonces el creador de la energía es un Ser Supremo, y a El debemos entregarnos en cuerpo y alma. Y es por eso la importancia de tener en cuenta los detalles que acabas de leer sobre la segunda rama del Yoga Niyama”.

Primera rama del Yoga “YAMA” El código de la conducta social

Primera rama del Yoga “YAMA” El código de la conducta social

Ya sabemos que el Yoga es una disciplina que se originó en La India. Y que además también viene desarrollándose y mutando desde hace algunos miles de años. Decimos que ha mutado, porque su práctica original ha sufrido algunas transformaciones. Por tal motivo hoy vamos a ver la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social.

Comencemos por aclarar que esta disciplina consta de 8 ramas específicas. Donde cada una de estas está destinada a atender aspectos del ser humano con respecto a su actitud frente a la vida y a la búsqueda de encontrar la paz interior.

Debemos también aclarar que los yoguis, o personas que practican Yoga, reciben múltiples beneficios. No solo para su salud física, sino también para su salud mental. Una persona que practique yoga, va transformándose poco a poco hasta convertirse en una persona integrada por completo al cosmos.

Entonces, teniendo en cuenta que el Yoga está subdivido en ocho ramas y cada una de éstas tiene su propio significado y sus propias atribuciones. Veamos cuáles son las principales características de la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social.

El YAMA y sus principales características

La primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social se caracteriza por exaltar dicha conducta en personas. Por eso vamos a ver todo lo relacionado con esa conducta social de quienes practican Yoga. Así como también saber cómo les afecta para bien, tanto a ellos mismos como a las personas que los rodean.

Según Patanjali, esta primera rama del Yoga, es lo que hace que las personas que lo practiquen logren un verdadero equilibrio con la sociedad. También ayuda con la conducta que ellos observan a medida que van adentrándose más con sus meditaciones y ejercicios o posiciones corporales.

Esto permite que las personas se integren por completo al Universo. Si tomamos en cuenta que la palabra Yama, se deriva de Yam, que a su vez significa “reprimir”. Nos damos entonces cuenta de que se trata de abstenerse de realizar o percibir algunas actividades tal y como las demás personas las perciben.

La abstinencia por su parte incluye ayunos, abstinencia sexual, votos de pobreza y tantas otras cosas más. Estás harán que las personas finalmente llegan a elevarse espiritualmente a extremos impensables, llegando a tocar lo sublime. Así como también lo puro y lo espiritual para poder percibir lo inmaterial y unificarse con todo el universo.

Esta disciplina en su versión la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Incluye un desprendimiento de todo lo material, de las cosas banales y de todo tipo de egoísmos, rencores y ambiciones. El Yama es considerado como una doctrina o conducta que transforma a las personas sin distingos de raza. Tampoco el sexo, edad, nacionalidad ni nada que no tenga que ver con la pureza del espíritu.

Las yamas no son mandamientos ni leyes que se tienen que cumplir con carácter de obligatoriedad. Aquí las personas se van transformando de manera voluntaria, adquiriendo conciencia y moldeando sus pensamientos voluntariamente casi sin darse cuenta.

Los cinco códigos morales del Yama

El Yama, como una subdivisión de la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Consta de cinco preceptos que deben cumplirse a cabalidad para que esta disciplina se desarrolle como debe ser. Estos cinco preceptos componen la esencia del nuevo comportamiento que debe ir adquiriendo la persona que desea ejercer una conducta cónsona con su aprendizaje.

A saber son cinco estos componentes y vamos a describirlos detalladamente:

Ahimsa

Se refiere a la no violencia, los yoguis jamás agreden a otras personas. Ni aún en circunstancias extremas en que se pueda justificar la defensa propia. Un practicante de Yoga avanzado, evita la violencia, corre, esquiva o simplemente, permanece inmutable ante cualquier agresión. No le importa que lo tilden de cobarde, esto de alguna manera desarma al agresor.

La no violencia no queda limitada a los golpes, los puntapiés, las puñaladas o los tiros, la no violencia incluye la agresión verbal. Jamás se debe responder con sátiras o con insultos a quien nos agrede verbalmente. Por el contrario, se debe guardar silencio y solo si se le da la oportunidad, se pueden defender.

Satya

Esta subdivisión de la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Se refiere a la veracidad de las palabras donde no se debe mentir bajo ninguna circunstancia. Ya que en el Yoga no existen las mentiras a medias, las mentiras blancas o las mentiras piadosas. Mentira es mentira y la verdad debe ser absoluta.

Aún en los casos extremos se debe hablar siempre con franqueza aunque esto implique la posible aplicación de un castigo. No se le debe mentir a los niños con respecto a un tal Santa Claus que trae juguetes desde el Polo Norte, pronto lo cuestionarán y verán que trae los mejores juguetes, no a  los que se portan mejor, sino a los que más tienen.

Tampoco  se debe mentir para proteger a alguien o para evitar un sufrimiento mayor al que ya puedan estar pasando en caso de alguna enfermedad.

Asteya como la tercera de los cinco códigos morales del Yama

Asteya como la tercera de los cinco códigos morales del Yama

Asteya

Respeto hacia la propiedad privada, las personas deben aprender a respetar lo ajeno, lo ajeno no se toma prestado sin permiso, no se usurpa ni se quita a los demás. Este principio es con carácter de absolutismo, nunca ni por ninguna circunstancia se debe tomar lo que no nos pertenece aún en casos de extrema necesidad.

Esto incluye la codicia o la envidia, no debemos codiciar las cosas materiales ni la belleza, ni la inteligencia ni nada que no nos pertenezca. Tampoco se debe robar conocimiento, comisiones ni ninguna clase de información, mucho menos el amor de otra persona.

En resumidas cuentas, lo ajeno se deja quieto donde está, debemos ser conformes con lo que tenemos. Y si queremos algo más debemos esforzarnos por conseguirlo honestamente y con trabajo. Por eso se debe tener en cuenta la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Así podrás saber que las cosas que haces están bien hechas.

Brahmacharya

Este precepto se refiere al control de la energía, de todos los fluidos incluyendo el semen. Tiene que ver con el celibato parcial o controlado, y además con la continencia en todos los sentidos. Las relaciones sexuales deben ser placenteras, pero no egoístas, se debe procurar dar y obtener placer. Pero que sea sanamente, sin excesos, sin promiscuidad y con el mayor respeto hacia la pareja y hacia uno mismo.

El sexo es un regalo del universo y no se debe maltratar ni desperdiciar. Pues tiene un fin que es la procreación y la satisfacción de la pareja. Además es divino en toda la extensión de la palabra y no debe ser deformado ni ultrajado.

Aparigraha

Esto implica apartarse de la codicia, de la avaricia y de toda suerte de amor por acumular riquezas. Solo debemos contar con lo necesario, el lujo y la sobre abundancia, no son bien vistos en la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social.

Debemos compartir en todo momento y no ambicionar grandes riquezas que solo nos traerán la preocupación de cómo conservarla y no podremos llevarla con nosotros cuando partamos. Las personas deben aprender a desapegarse de lo material y vivir solo con lo que vamos necesitando día a día.

Todos necesitan una vivienda, no tiene por qué ser muy lujosa. Y en cuanto al tamaño, debe ser justo del tamaño que la necesitemos según el núcleo familiar. Igual sucede con los vehículos, con el mobiliario, con los artefactos eléctricos y con todas las cosas materiales como la ropa y el calzado.

Este precepto induce a vivir con modestia, sin lujos extremos y con amor para compartir todo lo que tenemos en un momento dado sin egoísmos y sin envidia por lo que puedan tener otras personas.