Primera rama del Yoga “YAMA” El código de la conducta social

Primera rama del Yoga “YAMA” El código de la conducta social

Ya sabemos que el Yoga es una disciplina que se originó en La India. Y que además también viene desarrollándose y mutando desde hace algunos miles de años. Decimos que ha mutado, porque su práctica original ha sufrido algunas transformaciones. Por tal motivo hoy vamos a ver la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social.

Comencemos por aclarar que esta disciplina consta de 8 ramas específicas. Donde cada una de estas está destinada a atender aspectos del ser humano con respecto a su actitud frente a la vida y a la búsqueda de encontrar la paz interior.

Debemos también aclarar que los yoguis, o personas que practican Yoga, reciben múltiples beneficios. No solo para su salud física, sino también para su salud mental. Una persona que practique yoga, va transformándose poco a poco hasta convertirse en una persona integrada por completo al cosmos.

Entonces, teniendo en cuenta que el Yoga está subdivido en ocho ramas y cada una de éstas tiene su propio significado y sus propias atribuciones. Veamos cuáles son las principales características de la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social.

El YAMA y sus principales características

La primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social se caracteriza por exaltar dicha conducta en personas. Por eso vamos a ver todo lo relacionado con esa conducta social de quienes practican Yoga. Así como también saber cómo les afecta para bien, tanto a ellos mismos como a las personas que los rodean.

Según Patanjali, esta primera rama del Yoga, es lo que hace que las personas que lo practiquen logren un verdadero equilibrio con la sociedad. También ayuda con la conducta que ellos observan a medida que van adentrándose más con sus meditaciones y ejercicios o posiciones corporales.

Esto permite que las personas se integren por completo al Universo. Si tomamos en cuenta que la palabra Yama, se deriva de Yam, que a su vez significa “reprimir”. Nos damos entonces cuenta de que se trata de abstenerse de realizar o percibir algunas actividades tal y como las demás personas las perciben.

La abstinencia por su parte incluye ayunos, abstinencia sexual, votos de pobreza y tantas otras cosas más. Estás harán que las personas finalmente llegan a elevarse espiritualmente a extremos impensables, llegando a tocar lo sublime. Así como también lo puro y lo espiritual para poder percibir lo inmaterial y unificarse con todo el universo.

Esta disciplina en su versión la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Incluye un desprendimiento de todo lo material, de las cosas banales y de todo tipo de egoísmos, rencores y ambiciones. El Yama es considerado como una doctrina o conducta que transforma a las personas sin distingos de raza. Tampoco el sexo, edad, nacionalidad ni nada que no tenga que ver con la pureza del espíritu.

Las yamas no son mandamientos ni leyes que se tienen que cumplir con carácter de obligatoriedad. Aquí las personas se van transformando de manera voluntaria, adquiriendo conciencia y moldeando sus pensamientos voluntariamente casi sin darse cuenta.

Los cinco códigos morales del Yama

El Yama, como una subdivisión de la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Consta de cinco preceptos que deben cumplirse a cabalidad para que esta disciplina se desarrolle como debe ser. Estos cinco preceptos componen la esencia del nuevo comportamiento que debe ir adquiriendo la persona que desea ejercer una conducta cónsona con su aprendizaje.

A saber son cinco estos componentes y vamos a describirlos detalladamente:

Ahimsa

Se refiere a la no violencia, los yoguis jamás agreden a otras personas. Ni aún en circunstancias extremas en que se pueda justificar la defensa propia. Un practicante de Yoga avanzado, evita la violencia, corre, esquiva o simplemente, permanece inmutable ante cualquier agresión. No le importa que lo tilden de cobarde, esto de alguna manera desarma al agresor.

La no violencia no queda limitada a los golpes, los puntapiés, las puñaladas o los tiros, la no violencia incluye la agresión verbal. Jamás se debe responder con sátiras o con insultos a quien nos agrede verbalmente. Por el contrario, se debe guardar silencio y solo si se le da la oportunidad, se pueden defender.

Satya

Esta subdivisión de la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Se refiere a la veracidad de las palabras donde no se debe mentir bajo ninguna circunstancia. Ya que en el Yoga no existen las mentiras a medias, las mentiras blancas o las mentiras piadosas. Mentira es mentira y la verdad debe ser absoluta.

Aún en los casos extremos se debe hablar siempre con franqueza aunque esto implique la posible aplicación de un castigo. No se le debe mentir a los niños con respecto a un tal Santa Claus que trae juguetes desde el Polo Norte, pronto lo cuestionarán y verán que trae los mejores juguetes, no a  los que se portan mejor, sino a los que más tienen.

Tampoco  se debe mentir para proteger a alguien o para evitar un sufrimiento mayor al que ya puedan estar pasando en caso de alguna enfermedad.

Asteya como la tercera de los cinco códigos morales del Yama

Asteya como la tercera de los cinco códigos morales del Yama

Asteya

Respeto hacia la propiedad privada, las personas deben aprender a respetar lo ajeno, lo ajeno no se toma prestado sin permiso, no se usurpa ni se quita a los demás. Este principio es con carácter de absolutismo, nunca ni por ninguna circunstancia se debe tomar lo que no nos pertenece aún en casos de extrema necesidad.

Esto incluye la codicia o la envidia, no debemos codiciar las cosas materiales ni la belleza, ni la inteligencia ni nada que no nos pertenezca. Tampoco se debe robar conocimiento, comisiones ni ninguna clase de información, mucho menos el amor de otra persona.

En resumidas cuentas, lo ajeno se deja quieto donde está, debemos ser conformes con lo que tenemos. Y si queremos algo más debemos esforzarnos por conseguirlo honestamente y con trabajo. Por eso se debe tener en cuenta la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Así podrás saber que las cosas que haces están bien hechas.

Brahmacharya

Este precepto se refiere al control de la energía, de todos los fluidos incluyendo el semen. Tiene que ver con el celibato parcial o controlado, y además con la continencia en todos los sentidos. Las relaciones sexuales deben ser placenteras, pero no egoístas, se debe procurar dar y obtener placer. Pero que sea sanamente, sin excesos, sin promiscuidad y con el mayor respeto hacia la pareja y hacia uno mismo.

El sexo es un regalo del universo y no se debe maltratar ni desperdiciar. Pues tiene un fin que es la procreación y la satisfacción de la pareja. Además es divino en toda la extensión de la palabra y no debe ser deformado ni ultrajado.

Aparigraha

Esto implica apartarse de la codicia, de la avaricia y de toda suerte de amor por acumular riquezas. Solo debemos contar con lo necesario, el lujo y la sobre abundancia, no son bien vistos en la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social.

Debemos compartir en todo momento y no ambicionar grandes riquezas que solo nos traerán la preocupación de cómo conservarla y no podremos llevarla con nosotros cuando partamos. Las personas deben aprender a desapegarse de lo material y vivir solo con lo que vamos necesitando día a día.

Todos necesitan una vivienda, no tiene por qué ser muy lujosa. Y en cuanto al tamaño, debe ser justo del tamaño que la necesitemos según el núcleo familiar. Igual sucede con los vehículos, con el mobiliario, con los artefactos eléctricos y con todas las cosas materiales como la ropa y el calzado.

Este precepto induce a vivir con modestia, sin lujos extremos y con amor para compartir todo lo que tenemos en un momento dado sin egoísmos y sin envidia por lo que puedan tener otras personas.

Las 8 Ramas del Yoga

Las 8 Ramas del Yoga

El Yoga es una disciplina practicada por millones de personas en todo el mundo. Esta disciplina es milenaria y tiene su origen en La India. La misma abarca no solo la parte física, sino también a parte espiritual de un individuo sin distinguir su edad. Por tal motivo hoy podrás conocer por separado las 8 ramas del Yoga en este artículo.

Debemos aclarar que así como el Yoga tiene tantos años siendo practicado por diferentes culturas, también se ha dividido en varias ramas o componentes. Estás hacen que esta disciplina se haya internacionalizado y que además haya sufrido algunas transformaciones que en cualquiera de los casos no ha quebrantado su esencia.

Muchos libros se han escrito y muchas culturas la han practicado, pero lo importante es el beneficio que brinda a sus practicantes. En todo caso la meditación es su principal fundamento y es lo que hace que la parte espiritual se ponga de manifiesto para brindar tantos beneficios.

El budismo y el Jainismo también están íntimamente ligados a la práctica del Yoga. Su origen está en el Oriente y se remonta a unos cinco mil años, tardó muchos años en ser expandido hacia Europa y América. Pero de igual manera hoy en día ya el Yoga es conocido y practicado en todo el globo terráqueo.

La traducción de la palabra Yoga, significa “unión”, porque se refiere a la compenetración del cuerpo con el espíritu. Patanjali un reconocido pensador hindú y creador del libro Yoga-Sutra, el Yoga, es el cese de las fluctuaciones del espíritu. Es por ello que a continuación podrás conocer y aprender sobre las 8 ramas del Yoga de la mejor manera.

¿Cuáles son las 8 ramas del Yoga?

Básicamente el Yoga se divide en ocho ramas principales y cada una de estas con sus subdivisiones correspondientes. Las 8 ramas del Yoga son: Yamas, Niyamas, Asanas, Pranayama, Pratyahara, Dharana, Dhyana y Samadhi. Cada una de estas tiene algunas variaciones que vamos a estudiar a continuación para que así puedas asistir a una clase Yoga cuando lo necesites.

Yama como primera rama del Yoga

Las Yama, es una de las 8 ramas del Yoga diferentes. Está considerada como unos de los principales fundamentos de esta disciplina milenaria. Se trata de un conjunto de normas éticas que deben ser observadas por sus practicantes. También además son de gran utilidad para cualquier persona independientemente de la religión que profese. Entre estas normas podemos citar las siguientes:

Ahimsa, es el respeto absoluto hacia la vida. Es decir, nadie puede atentar contra su vida ni quitarle la vida a ningún otro ser humano.

Satya, es el absoluto apego a la verdad. Aquí no existen las mentiras piadosas, ni las verdades a medias, ni las mentiritas blancas.

Asteya, es el espeto por lo ajeno, desde lo más ínfimo hasta lo más grande. Lo que no te pertenece, déjalo donde está. Respeta la propiedad ajena, para que te sea respetada la tuya.

Brahmacharya, significa no desgastar la energía, mucha calma, cero violencia, mucho silencio, pocas palabras. El ruido contaminante, la música estridente, los gritos y el derroche de energía de aparatos encendidos sin necesidad, contaminan el espíritu y el ambiente en general.

Aparigraja, reluce que nadie es dueño de las riquezas que posee. Pues no te llevarás nada a otra vida, es decir, debes compartir en lo absoluto. No se refiere solo a las cosas materiales, sino más bien a lo espiritual. Compartir los conocimientos y enseñar todo lo que sabes a tus hermanos.

Entonces, teniendo estás normas en cuenta de la primera rama del Yoga llamada Yamas. Ya sabes la importancia que tienen las 8 ramas del Yoga para cambiar tu vida y entorno.

Niyamas como segunda rama del Yoga

Las prácticas Niyamas de las 8 ramas del Yoga. Son unas normas que si se toman en cuenta en el devenir de nuestra vida cotidiana sirven para evitar angustias y sufrimientos a las personas. En realidad esta práctica solo nos lleva a un comportamiento cónsono con la ética y con la moral.

Es menester aclarar que el Yoga, no es una religión. Por el contrario, los practicantes de esta disciplina pueden pertenecer a cualquier religión, o inclusive no practicar ninguna. Pero sí es necesario que crean en la justicia y que estén apegados a las normas de la sociedad.

Es algo razonable, el estar seguros que un practicante de Yoga. No puede ser un delincuente ni algo que se le parezca, de lo contrario, no podría avanzar en esta disciplina. Debemos saber que el Yoga, nos conduce por un camino espiritual lleno de paz y buen entendimiento con nuestros congéneres.

Sus posiciones corporales nos permiten relajarnos y brindar confort al cuerpo. Pero a la vez la meditación que se realiza conjuntamente con estas posiciones, nos permiten conectarnos con nuestro propio yo y con la naturaleza. La meditación profunda solo nos puede conducir a la justicia divina.

Asanas como tercera rama del Yoga

Las Asanas, son posturas del Yoga que nos ayudan a conseguir mucha concentración. Una de estas posturas es conocida como “el diamante”, bastante forzada para una persona pasada de kilos o para una mujer embarazada. Pero todo esto se consigue con la constancia de la práctica consuetudinaria de las 8 ramas del Yoga.

El nombre Asanas, deriva del sánscrito y traduce literalmente “asiento”, es la postura más común donde la persona permanece sentada e inconmovible. Esta postura nos conecta con el espíritu y logra desconectarnos del mundo real. Entonces las personas en sus más profundos estados de meditación, no oyen ni ven lo que los rodea, sino más bien otros escenarios placenteros.

Pranayama como cuarta rama del Yoga

Este es un tipo de ejercicios del Yoga que tiene que ver con la respiración. Estos ejercicios de las 8 ramas del Yoga están destinados a controlar el aire que penetra en los pulmones. Así se logrará respirar mucho más profundo y con la ayuda del oxígeno retenido, lograr una especie de éxtasis.

Existen cuatro modalidades de este ejercicio que nos conectan con el Praná y el Mudra. Esta práctica se considera como una ciencia, y nos permite controlar cada una de nuestras inhalaciones y exhalaciones.

Entre los objetivos que se persiguen con estos ejercicios, están: Ser virtuosos, la purificación de la frente, visualización de la energía y otros.

Pratyahara como quinta rama del Yoga

Es la capacidad de despojarnos de todos los sentidos del cuerpo humano. Aquellos que logran dominar esta práctica, reducen su estado viviente a un blanco total de todo lo que los rodea. Es decir, mientras están en ese trance, no ven, no oyen, no perciben olores, no sienten ni por supuesto, puede gustar ningún sabor. Y es por eso que para llegar a este nivel, primero se debe tener conocimiento de las 8 ramas del Yoga.

Dharana como sexta rama del Yoga

Es la capacidad que se puede desarrollar en la práctica de esta modalidad del Yoga para concentrarse en un solo objetivo. Puede ser algo tangible como un objeto, puede ser una situación específica o en una persona. Este procedimiento refleja el crecimiento espiritual de cada individuo.

Dhyana como séptima rama del Yoga

La práctica del Dhyana nos orienta hacia la iluminación que viene siendo el non plus ultra de esta disciplina. El hinduismo y el budismo, nos abordan muy de cerca en esta disciplina. Se persigue un estado similar al de la omnisciencia y la atemporalidad. Aquí se demuestra que el tiempo, en la manera en que los humanos lo concebimos, es una ilusión.

Los practicantes de Yoga aman la octava rama Samadhi

Samadhi como octava rama del Yoga

Es el máximo estado de conciencia alcanzado por los practicantes de Yoga. En este estado los yoguis se unifican con el cosmos y alcanzan lo divino. También podrán sentir lo que sienten las personas que utilizan sustancias estupefacientes de las más fuertes como los opiáceos, se suprime por completo el dolor, y lo mejor es que ni es adictiva, ni tienen efectos nocivos para la salud.

El Samadhi, es lo que se llamaría un estado supremo de optimización del placer, semejante al orgasmo. Pero mucho más duradero, más placentero y con efectos muy positivos para el cuerpo y la mente.

Este es el estado codiciado por todos los practicantes del Yoga, y que solo se consigue con la práctica constante de las personas. Una vez que la persona se haya instruido con libros o con la ayuda del internet, pueden practicar Yoga en sus propias casas, al aire libre o en grupo con el un instructor profesional. Ya que las 8 ramas del Yoga son para todos aquellos que quieren alcanzarlas.

Cambia tu estilo de vida con terapias grupales de Yoga

Cambia tu estilo de vida con terapias grupales de Yoga

Cambia tu estilo de vida con terapias grupales de Yoga, porque puede ser la solución de muchos de tus males. El Yoga es una de las actividades que más repercusión tiene tanto en el aspecto físico como en el mental.

Entre los muchos beneficios que trae el Yoga. Vamos a destacar el hecho de que se consigue una especie de éxtasis al poner la mente en blanco. Logrando bloquear todos los problemas que la persona pueda estar enfrentando en ese momento.

Si la persona toma el Yoga como una disciplina y lo practica con regularidad, irá avanzando cada vez más. Adentrándose en sesiones más comprometedoras pero beneficiosas, al extremo que hasta para las embarazadas, esta disciplina es altamente placentera.

El Yoga es una disciplina que se puede practicar desde muy temprana edad y lo mismo hasta bien entrados los años dorados. Todo es cuestión de mentalizarse y tomar esta práctica como un estilo de vida por demás beneficioso.

Cuando se practica el yoga de forma grupal, es aún más reconfortante si se quiere. Puesto que el solo hecho de interactuar, causa un efecto de gran satisfacción que lo trae consigo el solo hecho de compartir, que es uno de los placees más grandes que experimentan las personas.

De hecho hay un dicho que reza, que hay mucho más placer en dar que en recibir. Y esto es auténtico, cuando el yoga se practica grupalmente. Pues sus participantes disfrutan al compartir su sensación de bienestar. Por eso no seas el último y cambia tu estilo de vida con terapias grupales de Yoga.

Los beneficios más resaltantes de hacer terapias grupales de Yoga

El hábito de practicar Yoga, y por lo tanto la meditación en unitario, es altamente beneficioso para la salud. Tanto más si se practica de manera grupal muchas veces. Sus beneficios se potencian a una mayor intensidad cuando las personas comparten su satisfacción, por ello veamos los beneficios principales.

El placer de compartir

Cuando las terapias son grupales, el placer que esto ocasiona hace que las personas se sientan incentivadas y motivadas para acudir cada día para reencontrarse con otra personas que comparten la motivación. El Yoga como estilo de vida se divide en tres espacios diferentes conocidos como:

Seva

Es el espíritu de sacrificio cuando las personas se concentran en servir a los demás sin egoísmos, sin esperar nada. Actuar siempre de manera que todas las personas se beneficien de tus actos traerá consigo grandes beneficios. Pues mientras este proceder abarque mayor cantidad de personas, tanto más grande será el premio universal que se experimenta.

Los practicantes de terapias grupales, irradian una paz contagiosa y siempre con una sonrisa en los labios. Eso sí, sin risotadas escandalosas que puedan distorsionar la esencia de esta paz espiritual. Ellos logran transmitir esa sensación especial del espíritu que invita a descansar de las tribulaciones sociales.

Simran

Inspira la remembranza, cuando las personas se compenetran con la meditación entran en contacto con su propio yo. De esta manera te das cuenta que tu viniste al mundo a desarrollar una tarea que forma parte de un plan pre establecido. A medida que te vas re descubriendo, vas asumiendo el rol que debes desempeñar. Pues no se trata ni de inventar, ni de dejarte llevar por lo que los demás te digan que debes hacer.

Al descubrir cuál es tu misión, te sentirás fortalecido, porque sabrás que estás cumpliendo un itinerario de vida. Donde y para el cuál viniste a formar parte de este mundo, donde llegaste para desarrollar una escena de convivencia.

Satsang

Se trata de compartir tus conocimientos con los demás y esto implica que entras a una compañía de paz y de sabiduría. Son tres las palabras que comienzan con la letra S, y las que caracterizan el yoga como estilo de vida. Así que cambia tu estilo de vida con terapias grupales de Yoga cada vez que puedas.

¿Cómo expandir tu experiencia como practicante de yoga?

La satisfacción de compartir tu experiencia como practicante de Yoga, nace da la misma persona. No es alguien que le insinúe que debe hacerlo, ni mucho menos que se le imponga. Son valores que nacen espontáneamente, no es una ideología impuesta, es la búsqueda de un conocimiento interior que pareciera relacionarse con la memoria genética.

Expertos en la materia de la meditación, aseguran que se experimenta mayor sensación de paz entre los iluminados. Los antiguos sabios aseguran que cada miembro que conforma un grupo aporta más y más energía positiva, esto quiere decir que a mayor número de participantes, mayor es la sensación de paz y bienestar que se concentra en la zona donde estos se encuentran meditando.

La meditación es considerada como una forma de buscar y conseguir el conocimiento interno de cada persona. Por ti mismo, debes tratar de entenderte, entender a cada uno de los participantes de la terapia grupal. Igualmente debes inter actuar mancomunadamente para lograr tu paz interior y la de cada uno de los compañeros participantes.

La meditación tiene poder de largo alcance. Pues mediante el encuentro con uno mismo, se puede llegar a tener un dominio de los problemas del mundo y vencerlos individualmente. Es decir, hacer que desaparezcan de tu mente aunque para los otros continúe existiendo.

Las terapias grupales, se consideran exitosas, solo si las personas sienten en su interior que han logrado mejores efectos que los que logran en solitario. Los meditadores han de manifestar este bienestar para continuar asistiendo a las terapias grupales.

Se tú mismo el líder para crear un grupo de meditación

Se tú mismo el líder para crear un grupo de meditación

Se tú mismo el líder para crear un grupo de meditación

Las personas que ya han alcanzado cierto grado de madurez en sus terapias de meditación. Y que además se sientan capaces de dirigir un nuevo grupo de meditación más cercano a su casa, pueden hacerlo sin ningún problema. Una vez logrado que has cambiado por dentro y por fuera en tu modo de ver la vida. En tu manera de pensar, en tu manera de actuar y de enfrentar tus propios problemas. Así como el de cada uno de tus compañeros, con estoísmo, ya estás preparado. Por eso aprovecha la oportunidad y cambia tu estilo de vida con terapias grupales de Yoga.

Yoga con niños

Si traes niños al mundo, debes educarlos bajo estas normas para que ellos también puedan continuar cuando sean adultos. La idea es forjar la mentalidad de muchísimas personas para convertirse en maestros de Yoga y extender por todo el mundo éste conocimiento. Y voluntariamente en pro de la humanidad y del tuyo propio mientras permaneces en este plano terrenal, aunque te adelantes a partir a otro plano espiritualmente.

Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos considerados y comprometidos, puede cambiar el mundo; de hecho, es lo único que lo ha logrado”. Con esto queda más evidenciado, que las personas cuando se unen con un mismo fin. Bien sea en oración o en intención tienen una fuerza brutal para sacar a alguien de una situación difícil. Recuerda que el poder de la mente es increíblemente fuerte y consolador a la vez.

De sentir que estás perdido en el universo y te sientes sin fuerzas para vencer el agobio de cada día. O si no tienes fuerzas suficientes para luchar, únete a un grupo de meditación de Yoga. Pues te sorprenderás al ver los cambios en tu vida y en la vida de las personas que se encuentran a tu alrededor. Así que desde hoy cambia tu estilo de vida con terapias grupales de Yoga.

Primera rama del Yoga “YAMA” El código de la conducta social

Primera rama del Yoga “YAMA” El código de la conducta social

Ya sabemos que el Yoga es una disciplina que se originó en La India. Y que además también viene desarrollándose y mutando desde hace algunos miles de años. Decimos que ha mutado, porque su práctica original ha sufrido algunas transformaciones. Por tal motivo hoy vamos a ver la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social.

Comencemos por aclarar que esta disciplina consta de 8 ramas específicas. Donde cada una de estas está destinada a atender aspectos del ser humano con respecto a su actitud frente a la vida y a la búsqueda de encontrar la paz interior.

Debemos también aclarar que los yoguis, o personas que practican Yoga, reciben múltiples beneficios. No solo para su salud física, sino también para su salud mental. Una persona que practique yoga, va transformándose poco a poco hasta convertirse en una persona integrada por completo al cosmos.

Entonces, teniendo en cuenta que el Yoga está subdivido en ocho ramas y cada una de éstas tiene su propio significado y sus propias atribuciones. Veamos cuáles son las principales características de la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social.

El YAMA y sus principales características

La primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social se caracteriza por exaltar dicha conducta en personas. Por eso vamos a ver todo lo relacionado con esa conducta social de quienes practican Yoga. Así como también saber cómo les afecta para bien, tanto a ellos mismos como a las personas que los rodean.

Según Patanjali, esta primera rama del Yoga, es lo que hace que las personas que lo practiquen logren un verdadero equilibrio con la sociedad. También ayuda con la conducta que ellos observan a medida que van adentrándose más con sus meditaciones y ejercicios o posiciones corporales.

Esto permite que las personas se integren por completo al Universo. Si tomamos en cuenta que la palabra Yama, se deriva de Yam, que a su vez significa “reprimir”. Nos damos entonces cuenta de que se trata de abstenerse de realizar o percibir algunas actividades tal y como las demás personas las perciben.

La abstinencia por su parte incluye ayunos, abstinencia sexual, votos de pobreza y tantas otras cosas más. Estás harán que las personas finalmente llegan a elevarse espiritualmente a extremos impensables, llegando a tocar lo sublime. Así como también lo puro y lo espiritual para poder percibir lo inmaterial y unificarse con todo el universo.

Esta disciplina en su versión la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Incluye un desprendimiento de todo lo material, de las cosas banales y de todo tipo de egoísmos, rencores y ambiciones. El Yama es considerado como una doctrina o conducta que transforma a las personas sin distingos de raza. Tampoco el sexo, edad, nacionalidad ni nada que no tenga que ver con la pureza del espíritu.

Las yamas no son mandamientos ni leyes que se tienen que cumplir con carácter de obligatoriedad. Aquí las personas se van transformando de manera voluntaria, adquiriendo conciencia y moldeando sus pensamientos voluntariamente casi sin darse cuenta.

Los cinco códigos morales del Yama

El Yama, como una subdivisión de la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Consta de cinco preceptos que deben cumplirse a cabalidad para que esta disciplina se desarrolle como debe ser. Estos cinco preceptos componen la esencia del nuevo comportamiento que debe ir adquiriendo la persona que desea ejercer una conducta cónsona con su aprendizaje.

A saber son cinco estos componentes y vamos a describirlos detalladamente:

Ahimsa

Se refiere a la no violencia, los yoguis jamás agreden a otras personas. Ni aún en circunstancias extremas en que se pueda justificar la defensa propia. Un practicante de Yoga avanzado, evita la violencia, corre, esquiva o simplemente, permanece inmutable ante cualquier agresión. No le importa que lo tilden de cobarde, esto de alguna manera desarma al agresor.

La no violencia no queda limitada a los golpes, los puntapiés, las puñaladas o los tiros, la no violencia incluye la agresión verbal. Jamás se debe responder con sátiras o con insultos a quien nos agrede verbalmente. Por el contrario, se debe guardar silencio y solo si se le da la oportunidad, se pueden defender.

Satya

Esta subdivisión de la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Se refiere a la veracidad de las palabras donde no se debe mentir bajo ninguna circunstancia. Ya que en el Yoga no existen las mentiras a medias, las mentiras blancas o las mentiras piadosas. Mentira es mentira y la verdad debe ser absoluta.

Aún en los casos extremos se debe hablar siempre con franqueza aunque esto implique la posible aplicación de un castigo. No se le debe mentir a los niños con respecto a un tal Santa Claus que trae juguetes desde el Polo Norte, pronto lo cuestionarán y verán que trae los mejores juguetes, no a  los que se portan mejor, sino a los que más tienen.

Tampoco  se debe mentir para proteger a alguien o para evitar un sufrimiento mayor al que ya puedan estar pasando en caso de alguna enfermedad.

Asteya forma parte de la primera rama de Yoga YAMA

Asteya forma parte de la primera rama de Yoga YAMA

Asteya

Respeto hacia la propiedad privada, las personas deben aprender a respetar lo ajeno, lo ajeno no se toma prestado sin permiso, no se usurpa ni se quita a los demás. Este principio es con carácter de absolutismo, nunca ni por ninguna circunstancia se debe tomar lo que no nos pertenece aún en casos de extrema necesidad.

Esto incluye la codicia o la envidia, no debemos codiciar las cosas materiales ni la belleza, ni la inteligencia ni nada que no nos pertenezca. Tampoco se debe robar conocimiento, comisiones ni ninguna clase de información, mucho menos el amor de otra persona.

En resumidas cuentas, lo ajeno se deja quieto donde está, debemos ser conformes con lo que tenemos. Y si queremos algo más debemos esforzarnos por conseguirlo honestamente y con trabajo. Por eso se debe tener en cuenta la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Así podrás saber que las cosas que haces están bien hechas.

Brahmacharya

Este precepto se refiere al control de la energía, de todos los fluidos incluyendo el semen. Tiene que ver con el celibato parcial o controlado, y además con la continencia en todos los sentidos. Las relaciones sexuales deben ser placenteras, pero no egoístas, se debe procurar dar y obtener placer. Pero que sea sanamente, sin excesos, sin promiscuidad y con el mayor respeto hacia la pareja y hacia uno mismo.

El sexo es un regalo del universo y no se debe maltratar ni desperdiciar. Pues tiene un fin que es la procreación y la satisfacción de la pareja. Además es divino en toda la extensión de la palabra y no debe ser deformado ni ultrajado.

Aparigraha

Esto implica apartarse de la codicia, de la avaricia y de toda suerte de amor por acumular riquezas. Solo debemos contar con lo necesario, el lujo y la sobre abundancia, no son bien vistos en la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social.

Debemos compartir en todo momento y no ambicionar grandes riquezas que solo nos traerán la preocupación de cómo conservarla y no podremos llevarla con nosotros cuando partamos. Las personas deben aprender a desapegarse de lo material y vivir solo con lo que vamos necesitando día a día.

Todos necesitan una vivienda, no tiene por qué ser muy lujosa. Y en cuanto al tamaño, debe ser justo del tamaño que la necesitemos según el núcleo familiar. Igual sucede con los vehículos, con el mobiliario, con los artefactos eléctricos y con todas las cosas materiales como la ropa y el calzado.

Este precepto induce a vivir con modestia, sin lujos extremos y con amor para compartir todo lo que tenemos en un momento dado sin egoísmos y sin envidia por lo que puedan tener otras personas.

¿Hasta que edad se puede practicar yoga?

¿Hasta que edad se puede practicar yoga?

Desde luego que es interesante e importante tener conocimiento de hasta qué edad se puede practicar yoga. Habida cuenta de que practicando estos ejercicios se logra mantener elasticidad, junto con la salud física y mental del organismo.

El yoga es particularmente necesario y útil para nuestro cuerpo. Toda vez que transforma paulatinamente tu organismo desde lo más interno de tu ser. Practicarla te hace sentir muy bien, por lo que una vez que comienzas con esta rutina ya no deseas abandonarla.

No es relevante ni tiene la mayor importancia si eres un niño/niña, adolescente, si ya cumpliste 30 o 50 años. O eres una persona perteneciente a la tercera edad, porque no existe edad limitante para comenzar a hacer yoga.

Grandes maestros dicen que la preparación espiritual, física y emocional son factores determinantes en la obtención de resultados satisfactorios. Además mantienen la convicción de que el yoga significa para sus practicantes la unión de conciencia, mente y cuerpo. Por todo lo antes expuesto ya sabes hasta qué edad se puede practicar yoga.

Historia del yoga

Desde tiempos milenarios, se conoce que la palabra yoga proviene del sánscrito. Se utiliza para referirse a una particular y tradicional disciplina en la que se involucra la parte física y mental de nuestro cuerpo y que tuvo sus orígenes en la India.

Esta palabra está muy relacionada y se asocia frecuentemente con las prácticas de meditación utilizadas en el hinduismo. Así como en el jainismo y el budismo, y según revelaciones del arqueólogo inglés Sir John Marshall. Dejó entrever que había encontrado una figura sentada con las piernas cruzadas en clara alusión a una práctica de yoga.

Sir John Marshall creyó que lo encontrado entre las ruinas podría haber sido una figura del dios indio Shivá meditando. Él sacó la conclusión de que el yoga fue creado en el II o III milenio antes de Cristo. Lo que supone por lo menos 35 siglos de antigüedad.

Otros escritores e historiadores como Mirceas Eliade y George Feuerstein creyeron en su oportunidad que esa proposición de Sir Marshall. Era prueba más que contundente y evidente de que en la cultura hindú se conocía la práctica del yoga.

Ahora bien, según relatos del mismo Feuerstein el desconocía si efectivamente una persona que estuviera sentada con las piernas cruzadas como se evidenció en una losa encontrada hubiese estado practicando una forma muy primitiva y rudimentaria de hacer yoga.

Beneficios de practicar yoga

Indiscutiblemente la rutina de practicar yoga conlleva a recibir una serie de beneficios para nuestra salud física y espiritual. Por lo tanto a continuación vamos a enumerar algunos de ellos ya que al saber hasta qué edad se puede practicar yoga todos estos beneficios aparecerán en tu vida.

Mejora la concentración

Mejora la concentración practicando yoga 20 minutos. Porque son beneficiosos a nivel cognitivo para producir cambios bioquímicos que se producen a nivel del cerebro.

Reduce el estrés

Reduce el estrés, que es una de las causas de la ansiedad y la depresión. Por lo que según un estudio realizado en 2013 por los científicos Thirthalli y Naveen. Se demostró que practicando yoga se reduce los niveles de cortisol que es una hormona que se libera como respuesta al estrés.

Mejora el humor

Mejora el humor, indiscutiblemente al sentir que su cuerpo se encuentra relajado y descansado la respuesta humorística se encuentra a flor de labios. Porque es mejor estar sonriendo y feliz que enojado y furioso.

Mejora el sueño

Mejora el sueño, las funciones del organismo están entrecruzadas por una serie de músculos que deben recibir suficientes elementos nutritivos para mantenerse saludables. Lo que hace que la musculatura relajada hace que el sueño mejore sustancialmente.

Alarga la vida

Alarga la vida, ya que la meditación y el yoga aumentan progresivamente el tamaño de los telómeros. Estos son estructuras localizadas en los extremos de los cromosomas que están relacionados con la vejez y con una muerte prematura.

Mejora la relación de pareja

Mejora la relación de pareja, al practicar yoga se puede tratar la eyaculación precoz por lo tanto se mejora la satisfacción sexual. Además a las mujeres les es muy beneficioso porque las ayuda a ser más flexibles en esa parte íntima y fortalecer los músculos de la pelvis.

Lugares adecuados para la práctica del yoga

El lugar ideal, adecuado y recomendado para la práctica del yoga es precisamente tu propio hogar. Ya que en el encontrarás el salón plano, cálido, silencioso con sonido musical apropiado y relajante que permita te entregues satisfactoriamente a tu rutina diaria. Porque con ya saber hasta qué edad se puede practicar yoga nadie te detendrá cuando comiences.

Hoy en día por supuesto hay gimnasios especializados para la práctica de esta maravillosa disciplina. Estos proporcionan en sus instalaciones espacios preparados específicamente para el buen desarrollo de los ejercicios. Igualmente cuentan con salones apropiados con poca iluminación para los momentos de relax.

Vestimenta adecuada para la práctica del yoga

La vestimenta adecuada y recomendada dependerá en muchos casos del nivel socio económico de las personas practicantes. Donde cabe suponer que el esnobismo y la vanidad pueden estar presentes en los gimnasios públicos adecuados para tal fin.

Es recomendable utilizar ropa ancha que a su vez sea cómoda y fresca para permitir la libertad de movimientos. Está debe ser elaborada con poliéster que absorbe fácilmente la transpiración. O si no también pueden ser prendas fabricadas con algodón que tiene la propiedad de absorber la humedad eficientemente.

Los hombres también están en posibilidad de utilizar ropa apropiada como pantalones de jersey. Ya con franelas de algodón junto con la esterilla completan los implementos necesarios para realizar yoga en sus diferentes estilos. Como pueden ser el conocido HATHA. Que de igual modo no importa hasta qué edad se puede practicar yoga, ya que mientras antes se comience será mejor para la salud.

Diferentes tipos de Yoga que pueden practicar

El yoga HATHA es conocido como el yoga de las posturas y es probablemente el más practicado y extendido en gimnasios y centros de yoga; los otros tipos de yoga son 8, pero hoy solo mencionaremos 4 de ellos. Ya que posteriormente estará al alcance de todos cada uno de ellos por separado con sus diferentes beneficios:

1.- ASHTANGA, el dinámico.

2.-IYENGAR, el de la corrección.

3.-KUNDALINI, el de la conciencia.

4.-BIKRAM, el de las altas temperaturas.

¿Desdé que edad se puede comenzar a practicar yoga?

Según comentan los grandes maestros, al igual que entrenadores y fisioterapeutas. La edad no es limitante para comenzar a practicar yoga. Por lo que niños muy pequeños hacen estas rutinas dirigidas por personal altamente capacitados igual que en el Mindfulness.

Desdé qué edad se puede prácticar yoga

Desdé qué edad se puede prácticar yoga

Igualmente las personas maduras pueden comenzar desde el mismo momento que sientan la inquietud y la necesidad de estos ejercicios. Y no tienen tampoco limitante sobre la edad hasta la cual deben realizar estas prácticas. Así que ya sabes hasta qué edad se puede practicar yoga sin tener problemas de salud.

¿Pueden las embarazadas practicar yoga?

El yoga es una práctica que las mujeres embarazadas pueden practicarlo previa recomendación médica. Siempre se les recomienda ejecutar ejercicios de bajo impacto. Así que lo mejor es con mucha tranquilidad y sin ejercer mucha presión sobre el vientre.

Las mujeres embarazadas son muy sensibles a situaciones angustiantes, igualmente son proclives a sufrir depresiones y ansiedades. De la misma manera ellas son antojadas y exigentes lo que puede ocasionar algunos problemas en la rutina de ejercicios.

Como ya han oído comentar el yoga es una disciplina que te permite la unión del cuerpo, mente y conciencia. Por lo tanto prepárate con calma y sabiduría practicando yoga parta embarazadas. Así podrán esperar ese momento en el que traerás al mundo un nuevo ser con mucha felicidad.

Para ese momento es conveniente que realices muchos ejercicios respiratorios. Busca siempre con el yoga fortalecer las piernas, liberar tensiones y fortalecer la movilidad en la pelvis.  Estas son las recomendaciones que dan expertos de estos temas, que también saben hasta qué edad se puede practicar yoga.