Primera rama del Yoga “YAMA” El código de la conducta social

Primera rama del Yoga “YAMA” El código de la conducta social

Ya sabemos que el Yoga es una disciplina que se originó en La India. Y que además también viene desarrollándose y mutando desde hace algunos miles de años. Decimos que ha mutado, porque su práctica original ha sufrido algunas transformaciones. Por tal motivo hoy vamos a ver la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social.

Comencemos por aclarar que esta disciplina consta de 8 ramas específicas. Donde cada una de estas está destinada a atender aspectos del ser humano con respecto a su actitud frente a la vida y a la búsqueda de encontrar la paz interior.

Debemos también aclarar que los yoguis, o personas que practican Yoga, reciben múltiples beneficios. No solo para su salud física, sino también para su salud mental. Una persona que practique yoga, va transformándose poco a poco hasta convertirse en una persona integrada por completo al cosmos.

Entonces, teniendo en cuenta que el Yoga está subdivido en ocho ramas y cada una de éstas tiene su propio significado y sus propias atribuciones. Veamos cuáles son las principales características de la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social.

El YAMA y sus principales características

La primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social se caracteriza por exaltar dicha conducta en personas. Por eso vamos a ver todo lo relacionado con esa conducta social de quienes practican Yoga. Así como también saber cómo les afecta para bien, tanto a ellos mismos como a las personas que los rodean.

Según Patanjali, esta primera rama del Yoga, es lo que hace que las personas que lo practiquen logren un verdadero equilibrio con la sociedad. También ayuda con la conducta que ellos observan a medida que van adentrándose más con sus meditaciones y ejercicios o posiciones corporales.

Esto permite que las personas se integren por completo al Universo. Si tomamos en cuenta que la palabra Yama, se deriva de Yam, que a su vez significa “reprimir”. Nos damos entonces cuenta de que se trata de abstenerse de realizar o percibir algunas actividades tal y como las demás personas las perciben.

La abstinencia por su parte incluye ayunos, abstinencia sexual, votos de pobreza y tantas otras cosas más. Estás harán que las personas finalmente llegan a elevarse espiritualmente a extremos impensables, llegando a tocar lo sublime. Así como también lo puro y lo espiritual para poder percibir lo inmaterial y unificarse con todo el universo.

Esta disciplina en su versión la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Incluye un desprendimiento de todo lo material, de las cosas banales y de todo tipo de egoísmos, rencores y ambiciones. El Yama es considerado como una doctrina o conducta que transforma a las personas sin distingos de raza. Tampoco el sexo, edad, nacionalidad ni nada que no tenga que ver con la pureza del espíritu.

Las yamas no son mandamientos ni leyes que se tienen que cumplir con carácter de obligatoriedad. Aquí las personas se van transformando de manera voluntaria, adquiriendo conciencia y moldeando sus pensamientos voluntariamente casi sin darse cuenta.

Los cinco códigos morales del Yama

El Yama, como una subdivisión de la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Consta de cinco preceptos que deben cumplirse a cabalidad para que esta disciplina se desarrolle como debe ser. Estos cinco preceptos componen la esencia del nuevo comportamiento que debe ir adquiriendo la persona que desea ejercer una conducta cónsona con su aprendizaje.

A saber son cinco estos componentes y vamos a describirlos detalladamente:

Ahimsa

Se refiere a la no violencia, los yoguis jamás agreden a otras personas. Ni aún en circunstancias extremas en que se pueda justificar la defensa propia. Un practicante de Yoga avanzado, evita la violencia, corre, esquiva o simplemente, permanece inmutable ante cualquier agresión. No le importa que lo tilden de cobarde, esto de alguna manera desarma al agresor.

La no violencia no queda limitada a los golpes, los puntapiés, las puñaladas o los tiros, la no violencia incluye la agresión verbal. Jamás se debe responder con sátiras o con insultos a quien nos agrede verbalmente. Por el contrario, se debe guardar silencio y solo si se le da la oportunidad, se pueden defender.

Satya

Esta subdivisión de la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Se refiere a la veracidad de las palabras donde no se debe mentir bajo ninguna circunstancia. Ya que en el Yoga no existen las mentiras a medias, las mentiras blancas o las mentiras piadosas. Mentira es mentira y la verdad debe ser absoluta.

Aún en los casos extremos se debe hablar siempre con franqueza aunque esto implique la posible aplicación de un castigo. No se le debe mentir a los niños con respecto a un tal Santa Claus que trae juguetes desde el Polo Norte, pronto lo cuestionarán y verán que trae los mejores juguetes, no a  los que se portan mejor, sino a los que más tienen.

Tampoco  se debe mentir para proteger a alguien o para evitar un sufrimiento mayor al que ya puedan estar pasando en caso de alguna enfermedad.

Asteya como la tercera de los cinco códigos morales del Yama

Asteya como la tercera de los cinco códigos morales del Yama

Asteya

Respeto hacia la propiedad privada, las personas deben aprender a respetar lo ajeno, lo ajeno no se toma prestado sin permiso, no se usurpa ni se quita a los demás. Este principio es con carácter de absolutismo, nunca ni por ninguna circunstancia se debe tomar lo que no nos pertenece aún en casos de extrema necesidad.

Esto incluye la codicia o la envidia, no debemos codiciar las cosas materiales ni la belleza, ni la inteligencia ni nada que no nos pertenezca. Tampoco se debe robar conocimiento, comisiones ni ninguna clase de información, mucho menos el amor de otra persona.

En resumidas cuentas, lo ajeno se deja quieto donde está, debemos ser conformes con lo que tenemos. Y si queremos algo más debemos esforzarnos por conseguirlo honestamente y con trabajo. Por eso se debe tener en cuenta la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Así podrás saber que las cosas que haces están bien hechas.

Brahmacharya

Este precepto se refiere al control de la energía, de todos los fluidos incluyendo el semen. Tiene que ver con el celibato parcial o controlado, y además con la continencia en todos los sentidos. Las relaciones sexuales deben ser placenteras, pero no egoístas, se debe procurar dar y obtener placer. Pero que sea sanamente, sin excesos, sin promiscuidad y con el mayor respeto hacia la pareja y hacia uno mismo.

El sexo es un regalo del universo y no se debe maltratar ni desperdiciar. Pues tiene un fin que es la procreación y la satisfacción de la pareja. Además es divino en toda la extensión de la palabra y no debe ser deformado ni ultrajado.

Aparigraha

Esto implica apartarse de la codicia, de la avaricia y de toda suerte de amor por acumular riquezas. Solo debemos contar con lo necesario, el lujo y la sobre abundancia, no son bien vistos en la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social.

Debemos compartir en todo momento y no ambicionar grandes riquezas que solo nos traerán la preocupación de cómo conservarla y no podremos llevarla con nosotros cuando partamos. Las personas deben aprender a desapegarse de lo material y vivir solo con lo que vamos necesitando día a día.

Todos necesitan una vivienda, no tiene por qué ser muy lujosa. Y en cuanto al tamaño, debe ser justo del tamaño que la necesitemos según el núcleo familiar. Igual sucede con los vehículos, con el mobiliario, con los artefactos eléctricos y con todas las cosas materiales como la ropa y el calzado.

Este precepto induce a vivir con modestia, sin lujos extremos y con amor para compartir todo lo que tenemos en un momento dado sin egoísmos y sin envidia por lo que puedan tener otras personas.

Primera rama del Yoga “YAMA” El código de la conducta social

Primera rama del Yoga “YAMA” El código de la conducta social

Ya sabemos que el Yoga es una disciplina que se originó en La India. Y que además también viene desarrollándose y mutando desde hace algunos miles de años. Decimos que ha mutado, porque su práctica original ha sufrido algunas transformaciones. Por tal motivo hoy vamos a ver la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social.

Comencemos por aclarar que esta disciplina consta de 8 ramas específicas. Donde cada una de estas está destinada a atender aspectos del ser humano con respecto a su actitud frente a la vida y a la búsqueda de encontrar la paz interior.

Debemos también aclarar que los yoguis, o personas que practican Yoga, reciben múltiples beneficios. No solo para su salud física, sino también para su salud mental. Una persona que practique yoga, va transformándose poco a poco hasta convertirse en una persona integrada por completo al cosmos.

Entonces, teniendo en cuenta que el Yoga está subdivido en ocho ramas y cada una de éstas tiene su propio significado y sus propias atribuciones. Veamos cuáles son las principales características de la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social.

El YAMA y sus principales características

La primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social se caracteriza por exaltar dicha conducta en personas. Por eso vamos a ver todo lo relacionado con esa conducta social de quienes practican Yoga. Así como también saber cómo les afecta para bien, tanto a ellos mismos como a las personas que los rodean.

Según Patanjali, esta primera rama del Yoga, es lo que hace que las personas que lo practiquen logren un verdadero equilibrio con la sociedad. También ayuda con la conducta que ellos observan a medida que van adentrándose más con sus meditaciones y ejercicios o posiciones corporales.

Esto permite que las personas se integren por completo al Universo. Si tomamos en cuenta que la palabra Yama, se deriva de Yam, que a su vez significa “reprimir”. Nos damos entonces cuenta de que se trata de abstenerse de realizar o percibir algunas actividades tal y como las demás personas las perciben.

La abstinencia por su parte incluye ayunos, abstinencia sexual, votos de pobreza y tantas otras cosas más. Estás harán que las personas finalmente llegan a elevarse espiritualmente a extremos impensables, llegando a tocar lo sublime. Así como también lo puro y lo espiritual para poder percibir lo inmaterial y unificarse con todo el universo.

Esta disciplina en su versión la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Incluye un desprendimiento de todo lo material, de las cosas banales y de todo tipo de egoísmos, rencores y ambiciones. El Yama es considerado como una doctrina o conducta que transforma a las personas sin distingos de raza. Tampoco el sexo, edad, nacionalidad ni nada que no tenga que ver con la pureza del espíritu.

Las yamas no son mandamientos ni leyes que se tienen que cumplir con carácter de obligatoriedad. Aquí las personas se van transformando de manera voluntaria, adquiriendo conciencia y moldeando sus pensamientos voluntariamente casi sin darse cuenta.

Los cinco códigos morales del Yama

El Yama, como una subdivisión de la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Consta de cinco preceptos que deben cumplirse a cabalidad para que esta disciplina se desarrolle como debe ser. Estos cinco preceptos componen la esencia del nuevo comportamiento que debe ir adquiriendo la persona que desea ejercer una conducta cónsona con su aprendizaje.

A saber son cinco estos componentes y vamos a describirlos detalladamente:

Ahimsa

Se refiere a la no violencia, los yoguis jamás agreden a otras personas. Ni aún en circunstancias extremas en que se pueda justificar la defensa propia. Un practicante de Yoga avanzado, evita la violencia, corre, esquiva o simplemente, permanece inmutable ante cualquier agresión. No le importa que lo tilden de cobarde, esto de alguna manera desarma al agresor.

La no violencia no queda limitada a los golpes, los puntapiés, las puñaladas o los tiros, la no violencia incluye la agresión verbal. Jamás se debe responder con sátiras o con insultos a quien nos agrede verbalmente. Por el contrario, se debe guardar silencio y solo si se le da la oportunidad, se pueden defender.

Satya

Esta subdivisión de la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Se refiere a la veracidad de las palabras donde no se debe mentir bajo ninguna circunstancia. Ya que en el Yoga no existen las mentiras a medias, las mentiras blancas o las mentiras piadosas. Mentira es mentira y la verdad debe ser absoluta.

Aún en los casos extremos se debe hablar siempre con franqueza aunque esto implique la posible aplicación de un castigo. No se le debe mentir a los niños con respecto a un tal Santa Claus que trae juguetes desde el Polo Norte, pronto lo cuestionarán y verán que trae los mejores juguetes, no a  los que se portan mejor, sino a los que más tienen.

Tampoco  se debe mentir para proteger a alguien o para evitar un sufrimiento mayor al que ya puedan estar pasando en caso de alguna enfermedad.

Asteya forma parte de la primera rama de Yoga YAMA

Asteya forma parte de la primera rama de Yoga YAMA

Asteya

Respeto hacia la propiedad privada, las personas deben aprender a respetar lo ajeno, lo ajeno no se toma prestado sin permiso, no se usurpa ni se quita a los demás. Este principio es con carácter de absolutismo, nunca ni por ninguna circunstancia se debe tomar lo que no nos pertenece aún en casos de extrema necesidad.

Esto incluye la codicia o la envidia, no debemos codiciar las cosas materiales ni la belleza, ni la inteligencia ni nada que no nos pertenezca. Tampoco se debe robar conocimiento, comisiones ni ninguna clase de información, mucho menos el amor de otra persona.

En resumidas cuentas, lo ajeno se deja quieto donde está, debemos ser conformes con lo que tenemos. Y si queremos algo más debemos esforzarnos por conseguirlo honestamente y con trabajo. Por eso se debe tener en cuenta la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social. Así podrás saber que las cosas que haces están bien hechas.

Brahmacharya

Este precepto se refiere al control de la energía, de todos los fluidos incluyendo el semen. Tiene que ver con el celibato parcial o controlado, y además con la continencia en todos los sentidos. Las relaciones sexuales deben ser placenteras, pero no egoístas, se debe procurar dar y obtener placer. Pero que sea sanamente, sin excesos, sin promiscuidad y con el mayor respeto hacia la pareja y hacia uno mismo.

El sexo es un regalo del universo y no se debe maltratar ni desperdiciar. Pues tiene un fin que es la procreación y la satisfacción de la pareja. Además es divino en toda la extensión de la palabra y no debe ser deformado ni ultrajado.

Aparigraha

Esto implica apartarse de la codicia, de la avaricia y de toda suerte de amor por acumular riquezas. Solo debemos contar con lo necesario, el lujo y la sobre abundancia, no son bien vistos en la primera rama del Yoga YAMA” el código de la conducta social.

Debemos compartir en todo momento y no ambicionar grandes riquezas que solo nos traerán la preocupación de cómo conservarla y no podremos llevarla con nosotros cuando partamos. Las personas deben aprender a desapegarse de lo material y vivir solo con lo que vamos necesitando día a día.

Todos necesitan una vivienda, no tiene por qué ser muy lujosa. Y en cuanto al tamaño, debe ser justo del tamaño que la necesitemos según el núcleo familiar. Igual sucede con los vehículos, con el mobiliario, con los artefactos eléctricos y con todas las cosas materiales como la ropa y el calzado.

Este precepto induce a vivir con modestia, sin lujos extremos y con amor para compartir todo lo que tenemos en un momento dado sin egoísmos y sin envidia por lo que puedan tener otras personas.

El Yoga y sus grandes beneficios para la salud

El Yoga y sus grandes beneficios para la salud

El Yoga y sus grandes beneficios para la salud han estado presente desde hace miles de años en La India. La palabra Yoga proviene del sanscrito ioga para referirse a una práctica de disciplina tanto mental como física. La misma está íntimamente vinculada con el budismo, el jainismo y el hinduismo. Todas con el fin de ser asociadas con la meditación como eje central del ser humano.

El yoga produce múltiples variantes realmente beneficiosas para nuestro organismo. Ya que ayudan de manera progresiva al cuerpo, la mente y el espíritu. Fortaleciendo al organismo en todo lo que tiene que ver con el buen humor, la serenidad, la espiritualidad y el control absoluto de nuestras emociones.

¿Por qué se debe practicar Yoga?

Es de hacer notar que al practicar Yoga se entrelazan todos los campos de la existencia humana. Por lo tanto sus ejercicios son muy efectivos para levantar tu estado de ánimo cuando estás estresado, cansado, vacío o deprimido. Por eso es precisamente el momento de darte la oportunidad de practicar algo de Yoga para comenzar a mejorar tu salud.

La complejidad del cuerpo humano es integral y si decidimos meditar y ejercitarnos con yoga para mejorar cierta parte de nuestro organismo y así como se practica Hatha Yoga con ejercicios físicos es indiferente porque en ambas circunstancias El Yoga es bueno para el cuerpo e igualmente para la mente.

El Yoga y sus grandes beneficios para la salud conjuntamente con ayuda de la ciencia. Han demostrado concienzudamente que practicar el Yoga le proporciona muchos beneficios al organismo.

También podemos destacar que entre ellos se encuentran  la flexibilidad que adquiere nuestro cuerpo a las pocas semanas de practicar estos ancestrales ejercicios que le dan a nuestro cuerpo un dominio total sobre el equilibrio.

Al practicar la meditación aprendemos a dominar los asanas que significa movimientos. Al igual que la sincronizamos con la respiración o panayanas, lo que trae colateralmente el beneficio de ayudar a motivarnos debido a la liberación de endorfinas que se producen con la puesta en práctica del Yoga natural.

Diferentes tipos de Yoga

Existen muchas maneras de hacer ejercicios con el Yoga. Por eso  aquí te vamos a  explicar unos cuantos, ya que así podrás ir desde el principio:

Yoga para principiantes

Partiendo de la fase inicial que estos ejercicios están destinados a fortalecer cuerpo, mente y espíritu. Por lo tanto es recomendable armarse de una buena esterilla para realizar cómodamente los ejercicios de yoga y esto debe ser en un lugar fresco y tranquilo. Ya que es la mejor manera de que el yoga y sus grandes beneficios para la salud cumplan su función.

¿Cómo hacer Yoga para principiantes?

Túmbate en el suelo para quedar sentado con las piernas cruzadas. Luego medita sobre lo que vas a hacer para fortalecer tu organismo integralmente. Seguidamente sobre tu espalda con las piernas algo abiertas; las palmas de las manos hacia arriba y comienza a respirar normalmente aspirando y expeliendo el aire retenido en los pulmones.

Notarás como en cada aspiración de aire el estómago sube y posteriormente al expirar el aire el estómago baja. Esto lo puedes repetir varias veces para acostumbrarte a que el cuerpo vaya relajándose. Seguidamente toma cualquiera de las piernas y trata de llevar la rodilla hacia la barbilla.

Repite este ejercicio en fases de tantas veces como puedas con cada pierna o hasta que el organismo resista. Así podrás ir tomando fortaleza y control sobre los músculos de la parte baja de la columna. Repite las fases hasta que estés te canses lo suficiente y no puedas más- Recuerda que   estos ejercicios son muy buenos para tus vertebras.

Luego con las piernas juntas y estiradas. Toma la pierna derecha y voltéate completamente hacia la izquierda con la mano derecha totalmente extendida de ese lado. Repite este proceso x 6 veces  en cada oportunidad. Luego repetir lo mismo con la pierna izquierda también en serie de 6 veces.

El yoga y sus grandes beneficios para la salud es una disciplina que necesita tenacidad. Por eso, lo primero que debes hacer es acondicionar el cuerpo para irle dando flexibilidad y que los resultados no resulten dolorosos. Ya que es mejor esperar que el cuerpo se vaya adaptando para ir logrando los beneficios que producen la práctica consuetudinaria de esta milenaria actividad.

Yoga para intermedios

La practican con mayor facilidad los que tienen cierto tiempo realizando estos ejercicios. Ya que por supuesto están dotados de mayor capacidad de respuesta porque el cuerpo ya se encuentra bastante adaptado a las nuevas prácticas de yoga con ejercicios más complejos que necesitan de mayor concentración y control.

En esta etapa los atletas dominan mejor la meditación y el cuerpo logrando una mejor respuesta a los ejercicios que se presentan como rutina diaria. Pero siempre hay que ser cuidadoso porque a medida que se intensifican los ejercicios, estos a la vez pueden resultar contraproducentes en algún sentido porque se trata del equilibrio.

¿Cómo hacer Yoga para intermedios?

La mejor opción para practicar el yoga intermedio es la constancia en las rutinas. Por eso se recomiendan ejercicios respiratorios completos de una hora aproximadamente de duración. Los cuales no son solamente ejercicios de pranayama sino también de purificación de los pulmones.

Con estos ejercicios se busca expandir la capacidad pulmonar por lo que comenzaremos los ejercicios en la zona intercostal o respiración media. Para ello, nos ayudamos colocando las manos en la parte media de las costillas para ayudar a forzar a los pulmones a expandirse y de esta manera se van ejercitando los pulmones.

Yoga para avanzados

La mejor forma de ir superando los diferentes niveles de adaptación del Yoga. Se logran cuando las personas ya han sobrepasado las exigencias de los anteriores niveles de aprendizaje y practica para continuar con los niveles avanzados de posturas de yoga.

Cuando la persona se encuentra en esta etapa es porque ya la persona ha practicado Yoga con regularidad. Por lo tanto su flexibilidad es óptima para ejercicios de equilibrio. esto hace que siempre estes gozando por supuesto de mucho bienestar tanto mental como físico. Y por lo tanto ya se encuentra en ventaja para iniciar posturas avanzadas que hacen que el yoga y sus grandes beneficios para la salud sean parte de su vida diaria.

Diferentes posturas para practicar Yoga

Diferentes posturas para practicar Yoga

Posturas avanzadas al practicar Yoga

Postura de media Luna

Nos encontramos con la posición de Media Luna. En la cual el practicante debe colocarse de pie y mientras dobla la pierna derecha. La pierna izquierda queda deslizada hacia el frente. Luego debe ubicar la mano derecha por la parte delantera del pie del mismo lado. Inmediatamente girar el tronco hacia el lado izquierdo con las caderas alineadas.

Postura del Bailarín

Con la Postura del bailarín se comienza por estar de pie. Para comenzar, la pierna doblada hacia atrás con intención de acercar el talón al glúteo. Luego con la mano de ese mismo costado debe tratar de tomar la parte exterior del tobillo. También se debe levantar la pierna hacia atrás. Y en paralelo con el suelo y la planta del pie debe mirar hacia el techo.

De esta forma sus pies deberán ir hacia atrás para formar de esta manera el mayor barco posible. Ya por ultimo extienda el otro brazo lo más que pueda haciendo un máximo de equilibrio. Esto le dará sosiego y paz espiritual.

Postura de rueda o arco invertido

La Rueda o arco invertido se debe ubicar extendida boca arriba con las manos al lado de la cabeza y los dedos hacia los hombros. Aparte debes estar presionando con los pies y las manos el suelo para tratar de estirarse. También debes elevar el tronco mientras que la cabeza debe quedar colgando. Como podrán observar el yoga y sus grandes beneficios para la salud requiere de mucha concentración y disciplina.

¿Qué es Kundalini? ¡Tu potencial infinito!

Post dedicado a la energía Kundalini: el potencial creativo humano para expandir tu consciencia y felicidad

El camino al despertar de la consciencia de la humanidad (para algunos ‘salvación’), ha llevado a la creación de miles de tradiciones, creencias y cultos a lo largo de la historia. Todas ellas, de alguna manera, mantienen puntos en común y, por más que parezcan divididas u opuestas, persiguen un mismo fin que podríamos definir como: ‘la auto-realización del individuo al alinear su voluntad personal con la Divina (Dios), ayudando a reestablecer la armonía perpetua en sí mismo y para el mundo’.

Uno de los factores claves que estas doctrinas comparten entre sí, de una manera poco visible para muchos, es el despertar de la energía Kundalini: el potencial creativo infinito del Ser Humano. A través de este proceso, es capaz de ser continuamente consciente de todas las dimensiones de su existencia, reconociendo así su verdadera identidad, sus capacidades, desafíos y propósito. Desde ahí es que se hace posible trascender el sufrimiento, liberándose de la ilusión del pecado (y su efecto el Karma), recuperando así la profunda comunión con Dios.

Estamos de acuerdo que en las creencias cristianas en general -abundantes en occidente-, no se menciona de manera literal este concepto (especialmente en las traducciones modernas), y que las afirmaciones presentes en este artículo podrían provocar reacciones de sorpresa o disgusto. Sin embargo, nos permitiremos mencionar un ejemplo (entre otros existentes) sobre el abordaje simbólico del despertar de la energía Kundalini como un proceso espiritual natural. Por último, comentaremos analogías entre la fisiología del cuerpo humano y nuestra bio-energética, y la importancia de este proceso energético para la humanidad en la época actual.

Significado y origen

El vocablo ‘kundalini’ proviene del sánscrito, y significa ‘enroscado’ o ‘el rizo de cabello del ser amado’. Ambas traducciones hacen alusión común a una de las características principales de la kundalini: es un potencial energético que, estando dormido o latente, se encuentra enroscado en la base de la columna (energéticamente nos referimos al primer chakra). En este estado, el individuo puede tener consciencia sobre la dimensión material y emocional de la existencia, y si bien puede manejar niveles superiores de consciencia, se ve impedido el desarrollo de la intuición en conexión con la realidad y verdadero equilibrio mental.

Cuando la energía Kundalini despierta, se desenrosca de este primer chakra, y gradualmente se eleva hasta la coronilla de forma serpentina (por esta razón se asocia a una serpiente en muchas tradiciones) a través de los demás chakras -que te detallamos en esta publicación-, dando al ser que lo experimenta, sensibilidad ante todas las dimensiones posibles y estados alterados de consciencia. Un individuo encaminado correctamente en este proceso, vive su camino espiritual como la oportunidad de ser feliz en su existencia humana, reflejado por una salud radiante.

La maestría real se encuentra en mantener ininterrumpido este estado de consciencia, desde la compasión. Muchas personas logran momentos de lucidez o ‘nirvana’, sea a través de distintas técnicas (metafísica, yoga, consumo de ayahuasca, entre otros) o por ‘casualidad’. Sin embargo, algunas de estas técnicas y químicos para el despertar inducido (o acelerado) de este proceso –si bien eficaces- pueden ser peligrosas, pues la persona corre riesgo de perder la noción de sí mismo y verse afectado en su salud psicológica y neurofisiológica a mediano y largo plazo, pues su cuerpo físico y emocional suele no estar preparado. Por eso resaltamos la compasión y la sensatez ante el uso de esta información.

kundalini yoga barrio salamanca madrid

Referencias de la Kundalini en las escrituras y filosofías orientales

Antiguo Testamento

El siguiente pasaje surge de parte de la historia en torno a Moisés y el exilio de los israelitas a la Tierra Prometida. Según relata, Dios envió en primer lugar a serpientes venenosas a aquellos quienes habían desafiado su voluntad, irrespetando además a Moisés. Esto produjo un gran sufrimiento en las víctimas y como respuesta, Moisés realizó la siguiente solicitud:

Números 21:8-9:

‘Moisés intercedió por el pueblo y Jesús les dijo:

  • Hazte una serpiente de bronce, y colócala en un asta. Todos los que sean mordidos y la miren, vivirán.

Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso en un asta. Los que eran mordidos, miraban a la serpiente de bronce y vivían.”

En esta parábola, las serpientes venenosas (como en la historia de Adán y Eva) representan el pecado; mientras que la serpiente de bronce erguida –llamada Nehustán-, simboliza la maestría de esta energía kundalini: el asta como canal central de energía en el que se distribuyen los chakras principales (sushumna), serpenteados por la forma de ascenso de la misma; y el bronce, al ser la aleación de cobre (80-90%) y estaño (10-20%), simboliza el balance interno de las polaridades sexuales.

Además, muchas tradiciones afirman que las ventanas del alma a través de la cual se puede percibir el desarrollo de consciencia de un gurú, son los ojos, y que sólo maestros muy avanzados son capaces de transmitir conscientemente sanación o bendiciones a través de los mismos.

Budismo e hinduismo

Desde estas raíces culturales se han desarrollado la mayoría de las técnicas para su despertar difundidas en la actualidad, como el budismo zen y las distintas ramas del yoga y meditación (descritas en este post). Estas filosofías se enfocan principalmente en el alcance de la iluminación y la trascendencia del Karma.

Desde lo simbólico, el hinduismo representa el ascenso de la kundalini como la unión de Shakti (la serpiente, representando la consciencia humana por ascender) con su amado Shiva (los cielos de la supraconsciencia). Esta parábola puede encontrarse en muchas otras culturas en distintas partes del planeta, pero la versión hindú es la más difundida.

Muchas otras corrientes ancestrales refieren esta analogía en su filosofía, como la maya, azteca, inca, egipcia, china, etc.

[gravityform id=»18″ title=»true» description=»false»]

Kundalini en el cuerpo y la mente

La psicología de corriente psicodinámica influenciada por autores como Sigmund Freud y Wilhelm Reich, defiende la existencia de la libido; la cual es una especie de energía vital que pulsa constantemente e influye en los actos y decisiones del sujeto. Cuando bloqueas esta energía e impulsos en vez de canalizarlos, se produce el desequilibrio y la enfermedad, tanto en lo psíquico como en lo físico.

Freud se orientó muchísimo hacia la sexualidad, que en cierta forma, es el punto de partida de esta energía (Puedes explorar sobre la sexualidad y el placer aquí). Reich, por su parte, describió la teoría orgónica, que si bien fue en un principio considerada ridícula, posteriormente fue profundizada por sus seguidores, donde se asegura la existencia de un componente bio-energético en nuestro ser, o en otras palabras, que la tal libido podía ser encontrada en el organismo. A partir del desarrollo de estos conceptos, es posible estudiar el lenguaje del cuerpo, distinguiendo los distintos tipos de personalidad de manera científica.

El maestro sikh Yogi Bhajan, entre muchos otros de este siglo, comunicó que el despertar de la Kundalini deviene en la recuperación y equilibrio del sistema auto-sensorial o intuición interna, mediante el cual te conviertes en un ser intuitivo y consciente de ti mismo. La analogía a nivel físico de esta característica es el sistema nervioso. El despertar de esta facultad, lo categorizó no sólo como beneficiosa para la salud y la propia armonía sino fundamental para la era actual, en la que vivimos en una sobrecarga de fuentes de información. Razón por la cual  dejó como legado la difusión del Kundalini Yoga, una integración de múltiples herramientas y filosofía destinadas a acompañar a la humanidad en este importante proceso de cambio de era, al despertar esta energía de forma muy eficaz pero gradual.

Además existen múltiples herramientas -como las que puedes encontrar en nuestro Centro en el Barrio Salamanca de Madrid– que te benefician en tu crecimiento personal y el reconocimiento de tu alma, despertando esta energía paulatina y conscientemente, desde el corazón y la compasión

abundancia