Si tienes una vida considerada saludable pero percibes que algo sigue sin funcionar del todo bien, existen alimentos de la dieta moderna que pueden ser co-responsables. Te describimos algunos a continuación.

El día a día nos lleva a colocar ritmos y hábitos de vida que de alguna forma u otra, nos exigen dinamismo, ocupaciones y respuestas a situaciones que confrontan nuestra vida emocional. Todos estos desafíos ocultan un aprendizaje y oportunidades para crecer. Sin embargo, a veces cuesta fluir de manera apropiada, dejamos abrumar nuestra mente y cuerpo (sin valorar costumbres como la meditación), y este último deja de responder adecuadamente. Esto se debe tanto al estrés por tal rutina como a lo que consumimos. La mente se apodera de la conciencia y, algunos alimentos que nos dicen que son sanos, los comemos sin escuchar lo que el cuerpo puede intentar comunicar: o que el alimento en realidad no es tan provechoso o tenemos emociones por digerir antes en vez de los alimentos.

En este otro artículo puedes explorar el papel de las emociones en nuestra salud

A continuación, comentaremos algunas comidas que tienen efectos adversos, por si consideras agregarlos o excluirlos de tu rutina diaria, en base a estudios que comprueben cada una de las afirmaciones. También debemos recordar con antelación, que no existe alimentación perfecta sin ejercicio físico constante. Empecemos.

Transgénicos: Comida Mutante

Este es uno de los principales creaciones que la humanidad ha cultivado contra sí mismo. Los organismos modificados genéticamente (OMG) nacieron gracias a los avances en la Ingeniería Genética. Consiste en modificar la composición genética de dichos organismos con fines diversos. Las excusas originales (o más conocidas) para su producción y que refutaremos son:

  • Permite hacer a los cultivos más resistentes a las plagas y cambios climáticos: los cultivos transgénicos modernos no han hecho más que aumentar el uso de pesticidas (producidas por las mismas empresas que producen las semillas) sobre los mismos, y ya hasta son famosas por los efectos nocivos del glifosato, ingrediente principal de estos pesticidas y clasificado como cancerígeno de alto riesgo (incluyendo en España). Con el pasar del tiempo las plagas se hacen más resistentes y por ende aumenta el uso, produciendo adicionalmente un impacto terrible al medio ambiente. Debemos recordar que inevitablemente se consume el pesticida agregado.
  • Favorece a una mejor alimentación: Falso. Los productos transgénicos conservan menos del menos del 15% de los nutrientes de la especie original. Por ende, aunque dichos productos puedan parecer más económicos, tu saciedad no se satisfará puesto que tu cuerpo percibe que come comida ‘vacía’, aumentando la ingesta y con ello posible sobrepeso y estrés oxidativo. Otro punto negativo es que las tierras donde se cultivan son sobre-explotadas, impidiendo que los suelos se nutran, favoreciendo a cultivos cada vez más pobres o con mayor necesidad de fertilizantes artificiales.
  • Favorecen la economía y a combatir el hambre: como ya comentamos, los OMG proveen muchos menos nutrientes que sus predecesores orgánicos. Además, las semillas son patentadas, es decir que sólo pueden ser compradas a la industria desarrolladora (Monsanto y Syngenta, entre otras) para cada siembra, enriqueciendo a los dueños del negocio y amenazando la economía del agricultor. En la gran mayoría de los casos, estos cultivos se mantienen debido a la presión bajo consentimiento y apoyo de los gobiernos.

Productos transgénicos principales: los cultivos más difundidos son el maíz (maíz Bt) y la soja, incluyendo su aceite. A pesar que los cultivos transgénicos están vetados en muchos países, los que si los producen lo hacen en cantidades suficientes para la exportación y son muy pocos los países donde no llegan. También se encuentran frecuentemente versiones transgénicas del tomate (especialmente los enlatadaos), la zanahoria y la papa, entre otras frutas, verduras y vegetales.

Importante: casi todos los complementos ‘alimenticios’ y productos para ayudar a aumentar masa muscular son con soja transgénica (incluyendo los de famosas empresas multinivel de alimentación). La gran mayoría son fabricadas en Estados Unidos, donde más del 85% de los cultivos de esta plantación es genéticamente modificada.

En este enlace, la lista de productos comprobados como transgénicos que se comercializan en España.

Carne transgénica

alimentos-toxicos-carne

Este es un apartado que no debemos pasar por alto. Lo producido en estos cultivos también se utiliza para la alimentación de bovinos, pollos y otros animales, incluidos en la dieta moderna. En estas especies –a las que en muchos casos les brindan una alimentación con demasiada soja-, se evidencia el efecto de estos productos, pues suelen vivir por menor tiempo y con condiciones débiles de salud (si bien la alimentación no es la única causa). Poco a poco dichos tóxicos se nos transmite si los ingerimos, convirtiéndose en un alérgeno (causante de alergias) más que un alimento.

¿Quieres conocer mas sobre las carnes y la alimentación? En este otro articulo describimos el aporte nutricional y efectos de la carne en el cuerpo.

Por esta razón es necesario consumir sólo alimentos con certificación orgánica (o en lo posible, el cuerpo puede aguantar un poco de consumo y es en verdad difícil no cruzarse con ellos). Aunque puedan ser más costosos, son más nutritivos, más sabrosos, benefician la economía local y podrían ayudarte a reducir algún malestar de los mencionados.

Lácteos

alimentos-toxicos-lacteos

El ser humano es la única especie que consume lácteos en la adultez y de otra especie de forma contínua. Nuestro cuerpo nace para procesar correctamente sólo la leche materna, y otros lácteos no siempre son tan favorables, o al menos no en ingesta contínua. La principal leche consumida es la de vaca: ¡un animal herbívoro con cuatro estómagos! Por ende es más que entendible que su leche y algunos de sus derivados puedan causar reacciones adversas en el cuerpo pues están diseñadas naturalmente a alimentar organismos con características metabólicas muy diferentes. Además de la intolerancia a la lactosa, los lácteos (de vaca y otros animales) pueden ser responsables de los siguientes signos:

  • Aumento de la mucosidad y alergias en niños y adultos: A no todos les produce mocos, pero lo que si sucede en muchos casos, es la activación de alarma del sistema inmune al llegar al organismo. Esto es debido a que percibe la entrada de agentes indeseados como las bacterias, que si bien mueren durante el proceso de pasteurización, siguen allí. La producción de mucosidad es tan sólo uno de los posibles efectos en los que se vislumbra este proceso.
  • Infertilidad: Como parte de este mismo proceso de alergia, tanto las carnes rojas como sus derivados lácteos pueden influir en la fertilidad de nuestra especie debido a un azúcar -llamado Neu5Gc– encontrado en mamíferos (excepto en humanos) que nuestro cuerpo no asimila de manera apropiada. El organismo las rechaza y de igual manera, una vez el espermatozoide fecunda el óvulo, este al detectar dicha toxicidad: o aborta su crecimiento, o luego el mismo organismo rechaza el cigoto produciendo aborto espontáneo. Cabe destacar que esta azúcar está en mayores concentraciones en la leche de cabra y búfala.
  • Acidez estomacal y problemas intestinales: El consumo contínuo de lácteos cambia el pH del estómago volviéndolo ácido, favoreciendo así la proliferación de bacterias como la Helicobater pylori, responsable importante de úlceras gástricas. Además, luego de nuestra infancia temprana, nuestro organismo deja de producir lactasa para digerir la lactosa. Aunque muchas personas no perciban ser intolerantes a la lactosa, la leche va inflamando los intestinos causando hinchazón, gases, y síndrome de colon irritable, así como complicaciones más serias derivadas de dicho síndrome.

Continuará…

Un artículo no nos basta para explicar otros tópicos de estos alimentos, sólo describimos los principales y debemos recordarte, que si tienes una salud emocional segura y actividad física constante, tu cuerpo resistirá mucho más ante cualquier amenaza o contaminación. Pronto publicaremos una extensión de este artículo sobre otros productos que quedaron por mencionar.

Puedes acercarte a nuestro Centro en Madrid con clases y terapias para escuchar tu cuerpo y alma y prevenir malestares.

¡Valora este servicio!

¿QUIERES 10€ DE REGALO?

Escribe tu nombre y email para que podamos enviartelos.

¡ES GRATIS Y POR TIEMPO LÍMITADO!

¡Tu código de 10€ de descuento ha sido enviado! Revisa la bandeja de entrada de tu cuenta de correo.

Shares